Por Emmanuel Pérez

Sean todos bienvenidos a esta nueva sección de Por Cierto, que tiene la intención de compartirles y mostrarles lo más representativo de Coatzacoalcos, de sus alrededores y de la región sur del estado. En esta ocasión hablaremos de una de las estructuras de suma importancia para la comunicación de transporte terrestre de esta zona del país, el cual, si eres de esta ciudad seguramente lo habrás visto o escuchado acerca de él, pero quizá no conoces sus orígenes y algunos datos importantes.

Esta impresionante estructura que une las ciudades de Minatitlán y Coatzacoalcos, además de los estados de Veracruz y Tabasco, fue puesta en función desde el año de 1984, considerándose en ese entonces como uno de los mayores puentes atirantados de concreto, al igual que una de las 10 obras más importantes del mundo. Lleva su nombre en honor a Antonio Dovalí Jaime, quien fue un destacado ingeniero mexicano.

La estructura tiene una longitud de 1.17 kilómetros, un ancho de 22.5 m y una altura de casi cien metros; su longitud se divide en cuatro carriles de circulación y banquetas laterales para los peatones.

Para construirlo se necesitaron cerca de 3500 personas, entre ingenieros, trabajadores y arquitectos, quienes se enfrentaron a un gran reto para su edificación, debido a la dificultad de erigir una obra de ese tamaño en la zona del río.

¿Por qué es tan importante este puente? Fue construido como una alternativa para todos aquellos que pasaban por el único puente que había en ese entonces, el Coatzacoalcos I, donde transitaban cerca de 16 mil vehículos cada día, provocando enormes horas perdidas atrapados en el tráfico. Agregado a esto, hubo un terrible accidente en la década de los 70’s, donde una embarcación se impactó contra una de las pilas, derribando 30 metros de claro, viéndose obligados a suspender el servicio de tránsito por un mes para realizar las reparaciones correspondientes.

Añadido a esto, es la representación de la modernidad, progreso cultural, económico, arquitectónico y turístico, volviéndose una estructura imponente

En los últimos años se le ha dado un mantenimiento, al igual que unas “pruebas de carga”, algo muy fundamental para evaluar su seguridad y capacidad de la estructura entera.

Además, al pasar por este lugar se puede observar un bello y único paisaje que también distingue a nuestra ciudad; la claridad del Río Coatzacoalcos y su vegetación alrededor conforman una maravillosa vista.

Así que, si tienes la oportunidad, te invitamos a dar un pequeño recorrido por esta parte de la ciudad para que puedas comprobarlo por ti mismo, siempre tomando las medidas de precaución necesarias.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta