Inicio SALUD Donación de sangre, del altruismo al robo/ Cinco opiniones

Donación de sangre, del altruismo al robo/ Cinco opiniones

42
0

Daniel Flores Meneses

Poco a poco se va convirtiendo en un problema la donación y la compra de sangre en México, pero también en todo el mundo. Estamos hablando de un gran, super negocio de farmacéuticas, de laboratorios inclusive de miles de consultorios. Es tan remunerador que los hospitales, al menos los médicos, enfermeras y enfermeros, algunos por supuesto, no hacen la entrega completa. La situación económica ha propiciado esta venta de sangre; son miles los mexicanos que cruzan la frontera con Estados Unidos para vender sangre, y lo hacen cotidianamente. Y es que la sangre la convierten en Plasma y una vez, así, puede ser enviadas a muchas partes del mundo. Hay una estrategia para ello. Aquí en Chiapas sucede lo mismo. Una información publicada por el Diario Cuarto Poder,que hace unos meses señala que “Familiares de un paciente internado en el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss) del 5 de Mayo, denunciaron negligencia médica y omisión de atención luego que los médicos “extraviaron” una unidad de sangre y le han negado la atención intensiva al paciente que ha tenido dos colapsos y se encuentra entre la vida la muerte”. Y como este caso hay muchos, que se mezclan con la rapiña y e dolor. Nadie sabe cuanta sangre reciben los hospitales ni los bancos de sangre, menos de como los usan. Debería existir algo como paso en la pandemia, un programa que a diario o semanalmente, nos diera a conocer la realidad, algo así como el calendario epidemiológico. Porque hay muchas desconfianza ya para donar sangre. Cuando le piden en los hospitales sangre, y el paciente recurre a los amigos, o familiares, algunos donan, pero si no, se tiene que recurrir a la lista de donadores que venden su sangre que no la regalan. Pasamos del altruismo al salvajismo.

Unidades de sangre un negocio redondo/

Lulú Ovilla

La política de donación de sangre con el tiempo ha dejado de ser de una actividad altruista, para convertirse en un gran negocio en clínicas privadas y en hospitales de gobierno: una exigencia que va más allá de lo razonable y lo humanamente comprensible, pero sobre todo este requisito que piden los hospitales de gobierno está plagado de errores, inconsistencias y faltas, cuando un médico va a realizar una cirugía en una clínica particular, le solicita al paciente una unidad de sangre, como uno de los requisitos para llevar a cabo dicha intervención, de manera “generosa” le ofrece venderle una unidad de sangre por $3,600.00, sabemos que conseguir una unidad de sangre se ha convertido algo muy complicado en estos tiempos, el paciente tiene que pagarlo o se muere, después de todo en una clínica particular, un enfermo, es solo un negocio y en lo que respecta a los hospitales de gobierno, el banco de sangre le solicita al paciente o a los familiares 3 unidades de sangre, si por alguna razón el medico que realizaría la cirugía tuvo algún imprevisto y no opera en la fecha que tenía programada, las 3 unidades que ya se habían dado, ya no son tomadas en cuenta y las vuelven a pedir, esto es una situación que ha generado bastante enojo en los derechohabientes, ya que aparte de que se reprograma su operación y sin importarles que tan grave se encuentre, vuelven a pedirles tres unidades de sangre y esto es por cada cirugía que se realizan en los hospitales, no toman en cuenta que esta situación aparte de poner en riesgo su vida, también le genera un gasto económico con el que no cuentan en la mayoría de los casos.

El servicio de transfusión sanguínea, un negocio redondo

/Leonel Durante López

El costo total actual del servicio de transfusión por la administración de una unidad de células sanguíneas en el Hospital General de México, fue de mil 750 pesos y en el Hospital Privado de cinco mil 235 pesos, una diferencia aproximada de tres mil 485 pesos, costo que se toma en cuenta desde que el donador llega al Banco de Sangre. Si en verdad que la transfusión sanguínea es un verdadero principalmente en los establecimientos privados, pues para estos representan negocios privados, ya que estos agradecen tu donación entregándote una tarjeta propagada que cuenta con el monto acordado, cifra que puede ir desde los 15 hasta los 35 pesos. Pero si hablamos del precio de la transfusión sanguínea en el mercado negro, ya estamos hablando de palabras mayores, acuerdos que se toman entre donadores, hospitales privados y familiares de los pacientes, obvio que son negocios de varios miles de pesos. Sin embargo, desde el inicio del año, las donaciones de sangre se hicieron más necesarias que nunca durante la actual pandemia por Covid-19, y los servicios de sangre en todo el continente americano tomaron las medidas necesarias, menos en México para garantizar que las donaciones continúen de manera segura para los donantes y receptores de sangre. Ello provocó la escasez de donadores y la demanda se hizo mayor durante la pandemia, hecho que facilitó a los interesados a que el negocio de la sangre fuera un negocio redondo, que a la fecha no se ha superado.

Millonaria industria de la sangre/

Paco Andrade

Leyendo e investigando un poco de aquí y de allá, preguntando, consultando a personas inmiscuidas en el tema y a raíz de múltiples denuncias que llegan a la mesa de redacción de “5opiniones sobre un mismo tema”, me encontré con que la industria de la donación de plasma sanguínea podría costar más de 40 mil millones de dólares en el 2023. Sí, así como lo lee, donar plasma ocho veces en un periodo de cuatro semanas (el máximo permitido en EEUU) le podía proporcionar a una persona cerca de 280 dólares al mes. El plasma es ese líquido amarillento que conforma el 55% del volumen de nuestra sangre. Los donantes de plasma son generalmente personas de clase trabajadora o estudiantes. Cada sesión de donación de plasma dura una hora, en la que al donante se le extrae la sangre en estado puro. Luego es separado en una máquina y finalmente las células de sangre se vuelven a introducir en el paciente mediante una solución salina. Sin embargo en México, nuestro sufrido pero aguantador país, donar sangre es un acto voluntario por lo que no se recibe dinero. Cobrar por ello podría verse como un gesto insensible e inhumano. Pero en países como EEUU, Alemania, Austria y algunas provincias de Canadá, la gente es remunerada por donar sangre y es un mercado que esta en auge. Dato importante: La sangre entera se mantiene refrigerada y debe usarse dentro de un límite de 42 días. El plasma, en cambio, puede almacenarse hasta por 10 años, siempre y cuando permanezca congelado. Un economista se ha preguntado ¿Es ético pagar por sangre? y é mismo se contesta: “la donación altruista no es suficiente para satisfacer la creciente necesidad”. La OMS quiere que sangre no remunerada al 100% en todos los países, considera que esto es la base de un suministro de sangre seguro y sostenible. Entonces -ya para cerrar-, ¿porqué en Chiapas, tanto hospitales públicos como privados hacen negocio con la “donación gratuita”; que se vuelve un problema de vida o muerte para los pacientes? ¿Alguien puede explicar eso?

Artículo anteriorLópez Obrador visita Belice para fortalecer la cooperación bilateral
Artículo siguienteSin censura; mejor muertos…
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí