Inicio POLÍTICA La culpa, no es del gobierno

La culpa, no es del gobierno

256

La política en rosa

Elsbeth Lenz 

Ayer vi una entrevista de Hipólito Rodríguez Herrero, aquel anodino y presunto académico y metido a político, que los xalapeños en su eterno complejo de intelectualidad y academia, eligieron hace un tiempo como alcalde y que resultó ser un total failure.

Vi su falta de guáramo, culpando a la SENER por unas luminarias de mala calidad y evadiendo su responsabilidad ¡Vaya! Que sí las pusieron en su periodo y eran de mala calidad ¿Porqué no dijo nada en su momento? Me frustró que la capital de uno de los estados más prolíficos y vastos del país, tuviera como representante un ser tan incapaz y mediocre. 

Mas tarde entendí, que todo pueblo tiene, el gobierno que merece, les cuento: el sábado, fui a Plaza Américas de compras, me percaté que ya tiene más o menos un mes, que el tíquet del estacionamiento, ahora se paga en cajeros automáticos, por ello desde la entrada y con unas bocinas inmensas te informan, que el pago es antes de salir en el cajero; pues bien, he ido en un par de ocasiones anteriores y tuve malas experiencias, en una se había caído el sistema y tuve que caminar por toda la plaza, hasta encontrar una señora sentada en una silla con su mesa, cobrando y sellando los boletos, ya ni les cuento que para salir fue un bochinche, en otra ocasión los cajeros si servían, pero la gente es la que no daba una para pagar ¡Un show total!… al pagar te advierten que tienes 15 minutos para salir… cosa incomprensible, puesto que pases una hora, o más en el centro comercial, el costo del estacionamiento es el mismo: $22.00.

¡En fin! que el sábado fue que entendí, como es que gente como Hipólito Rodríguez son elegidos, porque representan al ciudadano xalapeño promedio y eso me dio horror.

Resulta que luego de un mes o tal vez mas, la gente del centro comercial, no ha logrado comunicarse con el usuario de forma efectiva, puesto que la gente, sigue sin saber usar correctamente el cajero, se hacen unas filas inmensas y en el mejor de los casos, cuando logran pagar, llegan a la fila de autos para salir y  solo para encontrarse que los autos delante suyo, jamás se enteraron que había que pagar en el cajero.

Entonces los que si escucharon las bocinas y usaron el cajero, pasan los 15 minutos de tolerancia, esperando que los autos de adelante, se bajen, hagan la fila, descubran como lee el cajero el boleto y como se paga, vuelven a su auto y ya cuando el que pagó correctamente llega a la pluma ¡Oh sorpresa! Hay que volver a pagar, porque los 15 minutos de tolerancia expiraron ¡Un horror de experiencia!.

Pero ¿Quién está mal? En primer lugar, la administración de la plaza, que en su ambición por reducir costos, compró cajeros que simple y llanamente, ni sus empleados saben usar, así que la red se cae cada dos pro tres, aparte no hizo una campaña de comunicación efectiva con el usuario, para que se informara de como realizar su pago y el usuario está todavía peor, puesto que desde la entrada con unas bocinas enormes, te informan que debes pagar en el cajero automático y ni lo escuchan.

Los ciudadanos andamos así por las calles, sin ver, sin escuchar, sin enterarnos, como robots autómatas, sin involucrarnos con nada y al final, los que perdemos somos nosotros, porque no nos estamos preparando para el futuro, ni siquiera estamos viviendo el presente.

Por eso es que llegue Hipólito, llegue Ricardo, llegue doña Rocío, el Sergio, el Yunes o quien sea que llegue a gobernar Veracruz, no va a poder y esto va a seguir igual de jodido, porque no vemos, no escuchamos, no nos involucramos ¡Ah pero eso sí! Como nos quejamos, cuando llegamos y nos damos cuenta que la cagamos de principio a fin, que habremos de pagar por no involucramos, a la fecha aún seguimos pagando con tiempo, con dinero y sí también con frustración, el no habernos involucrado en la elección de candidatos y gobernantes desde hace siglos en el estado, llegue quien llegue con la apatía característica del veracruzano y sin la participación ciudadana, seguirán llegando Duartes, Yunes e Hipólitos y que nos lleve la China Hilaria ¡Total!.

Cosas de la vida y menudencias 

El próximo 5 de junio a las 4 de la tarde, en el Valle de Chalco en el estado de México, estará presente la señora Claudia Sheinbaum, con la militancia y  doña Delfina Gómez, en un evento masivo, que tendrá como fin el cierre de campaña de la candidata morenista al estado de México, a lo largo del día la candidata se hará acompañar de los dirigentes de los partidos que la apoyan Mario Delgado del MORENA, Karen Castrejón del PVEM y Oscar González del PT, ya solo le falta ganarle a la señora del Moral.

El tiro que se viene entre don Manuel Huerta y don Ricardo Ahued, se antoja divertido, por un lado Huerta Ladrón de Guevara aclarando que el es más popular que Ahued y que tenía miedo de no ganar en la pasada elección el senado de la república y por otro lado Ahued, sin pelarlo jejeje… 

¡En fin! Al final ni uno, ni otro #LaBuenaesChio diría el diputado Cazarín, que este fin de semana se la rifó, con su Tequio con Tokio en los Tuxtlas, el bueno es él mi gente, arranca semana. 

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Artículo anteriorMemorial del mercado
Artículo siguienteVolver al récord La Bamba, orgullo de identidad UV y nacional: Rector 
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí