Inicio TURISMO/CULTURA Amor

Amor

328
Eduardo Lizalde

Eduardo Lizalde (14 de julio 1929-25 de mayo 2022)

La regla es ésta:
dar lo absolutamente imprescindible,
obtener lo más,
nunca bajar la guardia,
meter el jab a tiempo,
no ceder,
y no pelear en corto,
no entregarse en ninguna circunstancia
ni cambiar golpes con la ceja herida;
jamás decir «te amo», en serio,
al contrincante.

Es el mejor camino
para ser eternamente desgraciado
y triunfador
sin riesgos aparentes.

Esto es falso, esto es bueno…
Esto es falso, esto es bueno
y aquello rubio cobre.

Qué ciencia, hermanos,
cómo saben todo eso.
¿No hay más azul, ni falso ni magenta
que el sol del que los mira?

¿No florecemos, no estamos
comprendidos
entre los seres del reino
-oh solipsistas, oh videntes, oh magos-?
Sólo somos el muro que retiene al jardín.

Vaca y niña
Los niños de las ciudades
conocen bien el mar,

mas no la tierra.


La niña que no había visto,
nunca, una vaca
se la encontró en el prado
y le gustó.

La vaca no sonreía
-está contra sus costumbres-.
La niña se le acercó, pasos menudos,
como a una fuente materna
de leche y miel y cebada.

La vaca a su vez,
rumiando dulce pastura,
miró a la pequeña triste,
como a un becerro perdido,
y la saludó contenta:
la cola en alta alegría,
látigo amable
que festejaban las moscas.

MÁS CAMA SUTRA
 Nos damos un concierto de felicidad,
hay veces, sobre pasmosas superficies.
Tú practicas el dórico,
la columna románica,
y yo paso al severo, al neoclásico puro,
al supino perfecto,
a la cubana, al estípite,
al barroco abusivo,
al mudéjar tardío de los alegres nazaritas,
al churriguera profundo.
Redactamos en vivo y labramos en carne
nuestro privado Ananga Ranga.

Un viento suave de sándalo amoroso
inquieta este paisaje de dos médanos,
y las deidades graciosas del Oriente,
siempre menos pacatas y egoístas que las del Oeste,
sonríen tras de la puerta
o bajo las molduras del artesonado.

Amor
Aman los puercos. No puede haber más excelente prueba de que el amor no
es cosa tan extraordinaria.

Lagarto y fe
Conduce el río al caimán. Es cierto, pero corriente arriba, sería peor;
conduciría a los dioses que crearon al caimán.
Infierno a nos
Bajos placeres hay, padecimientos despreciables. También para sufrir es
necesario el talento.
¿Alguien lo ha dicho?
Sin la belleza
No existiría el infierno.

Eduardo Lizalde
Nació en la Ciudad de México el 14 de julio de 1929. Poeta, ensayista y
narrador. Estudió Filosofía y Literatura en la FFyL de la UNAM y Música en la
Escuela Superior de Música. Ha sido profesor de Literatura Española,
Mexicana y Latinoamericana en la FFyL de la UNAM; secretario general de la
Escuela de Verano, UNAM; director de Radio Universidad; secretario general
del Consejo Nacional de Cultura y Recreación para los Trabajadores; director
general de Medios Audiovisuales de la SEP; subdirector de publicaciones del

CONACYT; director general de Televisión de la República Mexicana, de
Publicaciones y Medios de la SEP y de la Compañía Nacional de Ópera del
INBA; director de la Biblioteca de México “José Vasconcelos”.Presidente del
PEN Club de México (1988-1994). Colaborador de El Gallo Ilustrado, El
Nacional, El Semanario Cultural de Novedades, La Cultura en México, La Letra
y la Imagen, Letras Libres, México en la Cultura, Revista Mexicana de
Literatura, Revista Universidad de México, Vuelta, entre otras. Becario del
FONCA, 1991; y de la Fundación Guggenheim, 1984. Miembro del SNCA,
como creador emérito, desde 1994. Miembro de la Academia Mexicana de la
Lengua a partir de 2007. Premio Xavier Villaurrutia 1970 por El tigre en la
casa . Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1974 por La zorra
enferma .Premio Nacional de Literatura y Lingüística 1988. Premio
Iberoamericano Ramón López Velarde 2002. Premio Internacional de Poesía
Jaime Sabines-Gatien Lapointe 2005. Premio San Luis al mérito literario 2009.
Medalla de Oro de Bellas Artes en reconocimiento a su trayectoria, 2009. X
Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca

Doctor Honoris Causa 2015 por la UNAM. Su poemario La zorra
enferma se incluye en la compilación Premio de Poesía Aguascalientes 30
años, 1968-1977 , Joaquín Mortiz / Gob. del Edo. de Aguascalientes / INBA,
1997.

Artículo anteriorSe solicitan médicos
Artículo siguienteCierra campaña con toda la fuerza del Estado
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí