Inicio POLÍTICA COSA DE PRENSA / Crónica Aguascalientes

COSA DE PRENSA / Crónica Aguascalientes

338
  • Empieza a arder la pradera Agüita
  • Dan bienvenida a nuevo Gobierno
  • Explosión con precisión quirúrgica
  • Igual que con Maquío y Conchello
  • ¿Palenque de la Feria es el móvil?
  • Cáncer, tapan el sol con un dedo

Javier Rodríguez Lozano

AGUASCALIENTES, Ags., lunes 24 octubre 2022.- Coincidimos en que la Luna de Octubre es más hermosa, como dice la canción de José Antonio Michel, y contemplamos con arrobo los mensajes de sus cuatro rostros: Luna Llena, fuerte y espiritual; Menguante, siniestra y demoniaca; Cuarto Menguante, funeral; y Luna Creciente, luz y crecimiento.

Para muchos, este fenómeno plateado de octubre es Luna de Sangre.

Por ejemplo, la Revolución Rusa o Tlatelolco 1968 y para no ir más lejos, aquella Avalancha de Teziutlán o “Las lluvias de octubre de 1999” en el norte de la sierra de Puebla, cuando en una semana, como efecto dominó, los desastres se sucedían, desde el Golfo de México hasta, además, Hidalgo y Tabasco.

Pero de regreso a la Crónica Aguascalientes 1, empezamos con la toma de posesión de la gobernadora Tere Jiménez Esquivel, el pasado 2 de octubre, quien ha anunciado algunas acciones en las que nada tiene qué ver el Gobierno Federal, como el Seguro Aguascalientes, en sustitución del Seguro Popular, que debiera reemplazar también al IMSS, la más importante de las instituciones del Estado mexicano, pero también la más criminal, por obsoleta y corrupta en todo el país, pero principalmente aquí, al olvidarse del cáncer.

Donde sí tiene qué ver el Gobierno Central, y mucho más que en ningún otro estado -porque su pequeñez lo facilita- es en la seguridad: El Ejército Mexicano se anticipó algunas semanas a labores de investigación y aprehensión, del orden federal y el común, sin coordinarse con ninguna corporación policiaca local.

La vista de la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez en la toma de posesión de la gobernadora Tere Jiménez, fue para formalizar la cooperación en seguridad, situación que puso nerviosos a los diferentes grupos del crimen organizado asentados en Aguascalientes, como el que al parecer provocara el accidente de una pipa de combustible y un tren en la Colonia México, el pasado jueves: con precisión quirúrgica, porque fue pensado protegiendo vidas, no cegándolas.

No tendrían la misma suerte dos grandes políticos del PAN: Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, Maquío, el 1 de octubre de 1989 y el senador José Ángel Conchello, el 5 de agosto de 1998, cuando ambos viajaban (por supuesto, por separado) en automóviles que serían embestidos de frente por dos pesados tráileres, iguales al de este jueves en Aguascalientes.

Maquío se había opuesto a que gobernara Carlos Salinas y Conchello amenazaba destapar una cloaca corrupta en Pemex, a dos años de “la transición fallida”.

Este jueves estalló un tráiler pipo de doble remolque que transportaba combustible, al presuntamente intentar ganarle el paso al tren, en el tramo de una avenida conocida como el Primer Anillo, con mucho tráfico por tareas de mantenimiento que nadie realiza: tres personas resultaron intoxicadas, mil 500 más fueron evacuadas de más de 150 casas severamente afectadas y 55 vehículos fueron arrasados por el fuego.

Entre los muchos datos curiosos de este “quirúrgico accidente”, está el informativo, el noticioso: el periódico El Universal, que trabaja con una corresponsal en Aguascalientes que radica en Guanajuato, difundió el suceso a través de su agencia noticiosa, y periódicos locales, como El Hidrocálido, publicaron la nota de la agencia, en lugar de las de sus propios reporteros.

Una de las versiones más importantes, reproducidas por todos los medios, es que el chofer del tráiler quiso ganarle el paso al tren. ¿Cuándo lo iba a lograr, siendo un autotransporte de tan larga “eslora”? Ingenuidad: el chofer se impactó a propósito, igual que en los accidentes de Maquío y Conchello; así opera la alta escuela del crimen.

¿Con qué intención? Muy simple: Solamente decirle al nuevo gobierno de Aguascalientes, “aquí estamos”; igual que el Ejército Zapatista le dijera a Carlos Salinas; el plagiario Aureliano Rivera Yarahuán, “La Hiena de Sinaloa” a Miguel de la Madrid, entre muchos otros acontecimientos con el mismo modus operandi.

Otro escenario sobresaliente es que, tanto la gobernadora Tere Jiménez, como el alcalde capitalino, Leonardo Montañez Castro, reaccionaron de inmediato acudiendo al lugar de los hechos y girando las primeras instrucciones oficiales para enfrentar la emergencia, gesto político de ambos jóvenes gobernantes que dice mucho.

Otro fruto de la misma canasta es el Patronato de la Feria de San Marcos, que los gobiernos estatales han dejado siempre en manos de la delincuencia organizada, que en estos momentos se disputa la correspondiente a 2023.

Pero se rumora que, para el próximo año, dejaría de manejar el Palenque y el Casino de la Feria Roberto Muñoz González, quien asumiera como empresario del Palenque el 13 febrero 2016. Y contra quien también hay muchas denuncias de unos 400 trabajadores, “dealers” a quienes les roban sus propinas.

Un periodo corto estaría manejado el Palenque y el Casino por Jesús Pérez Alvear, a quien el gobernador Carlos Lozano (2010-2016) le pediría la concesión debido a que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo señalaba de estar ligado a cárteles de la droga.

Recientemente entrevistado el subsecretario general de Gobierno, Enrique García López, comentó sobre la concesión del Palenque de la Feria y dijo que se analiza cambiar, debido a los hechos violentos de hace casi dos semanas, en el área del patronato.

El funcionario explicó que se estudia si es viable o no que continúe el mismo concesionario prestando servicios en este recinto; “estamos en tiempos para que se hagan todas estas revisiones pertinentes con miras a la celebración de la Feria Nacional de San Marcos del año 2023”, precisó.

Se sabe que la empresa gallística que manejaba Alejandro Ceja Rodríguez, compadre de la

Se sabe que la empresa gallística que manejaba Alejandro Ceja Rodríguez, asesinado hace algunos años en Monterrey y compadre de la viborita José Luis Morales, empresario periodístico, que operara en el gobierno de Carlos Lozano, regresará a encargarse nuevamente del Patronato de la Feria de San Marcos.

Estos escenarios y el patrullaje del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, de las principales instalaciones de los gobiernos estatal y municipal de Aguascalientes, reforzada después del pasado jueves en de la explosión en el cruce ferrocarrilero de la colonia México, hablan de una paz enturbiada.

LA COSA ES QUE…

En otro escenario lacerante, hay una estrategia nacional para tratar de enderezar la imagen del Gobierno Federal en materia de salud, al fracasar rotundamente en la atención a los diferentes cánceres, que entraron en crisis durante los últimos casi tres años, como consecuencia de la pandemia.

Sin embargo, nada podrá devolverle las vidas a las muchas mujeres que padecieron, por ejemplo, cáncer de mama, a las que el Instituto Mexicano del Seguro Social en Aguascalientes, simplemente abandonó a su suerte y dejó morir, al no atenderlas oportunamente y negarles estudios de laboratorio ridículamente baratos.

Esa injusticia, por supuesto, como pecado capital institucional, hace materialmente imposible la llamada cuarta transformación.

Tiene razón el presidente Andrés Manuel López Obrador, “no somos iguales”; los viejos regímenes protegían mejor las vidas de los derechohabientes.

Artículo anteriorCucho, el gato de Altamirano
Artículo siguiente¡Por Fin!
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí