Inicio POLÍTICA Crónica cuatrotera

Crónica cuatrotera

71

La política en rosa

Elsbeth Lenz 

Crónica cuatrotera

La cita fue el sábado temprano, había que llegar con tiempo a Alvarado, porque el evento con la precandidata, empezaría en las primeras horas de la tarde, me contó Claudia. 

Claudia trabaja en una dependencia de la Secretaría de Seguridad Pública, desde hace 5 años, ella llegó con el Gobierno del Cambio y ¡Ni modo! Como es de confianza, hay que atorarle a todo: brigadas, acarreos, marchas y cuanto invento, aparte claro está la chamba, esa que se tiene que hacer entre semana. 

Las primeras movilizaciones, recuerda Claudia, fueron a ciudad de México, a la marcha aquella para el juicio político de los expresidentes, ella recuerda que  cargaron con todo el personal y la inversión fue inmensa, al menos acá en SSP, no nos pidieron cooperación para el autobús, recuerda; dicen que en la Secretaría de Educación, la cooperación era de entre 500 y mil pesos. 

Cuando fuimos a ciudad de México, salimos al alba y llegamos directo a la plancha del zócalo, una vez terminado el show, la torta y de regreso… la perrada como yo, dice Claudia, se fue en el autobús, todos amontonados, desmañados y mal comidos ¿Y los jefes? Bueno ellos, señaló Claudia,  viajaron en otras condiciones, ellos se fueron desde el viernes en sus camionetas nuevas, durmieron cómodos en su hotel maravilloso, comieron espléndido en restaurantes y para ellos, todo fue una gratísima experiencia. 

Luego de esa vez, nos han traído como la Dominga… en chinga ¡Pues! Confiesa Claudia, que si la brigada de fin de semana, que si la conferencia magistral de la doñita Nahle, que si la celebración del aniversario presidencial y ahora con la precampaña, la labor de fin de semana se intensificó, es decir el acarreo, es cada fin de semana.

En el camino rumbo a Alvarado, recuerda Claudia, nos dieron unos tacos de papa, estaban rancios y nos hicieron daño, nos dio chorrillo y ¡Con la pena! Hubo que pararse al baño ¿Agua embotellada? No llevaron, esta vez nos dieron cervezas y una vez en Alvarado, bájate, ponte la camiseta, haz montón que allá se ven huecos, tómense fotos y súbanlas a sus redes sociales ¡El hashtag ya se lo saben! Gritaba el jefe… Ese jefe que en la campaña del 2018, repartía periodiquitos de casa en casa con Claudia y que quién sabe a que santo se encomendó, que con preparatoria trunca y una ortografía de miedo, la 4ªTransformación lo volvió jefe y hasta licenciado. 

En Alvarado ya estaban los otros jefes, recuerda Claudia, aquellos jefes que llegaron con ella a la dependencia, solo que ahora ellos ya usan zapatos de piel, cinturones de marca y pantalones de Liverpool, esos jefes  ya no andan en taxi,  ni en sus cochecitos viejos, como llegaron, ahora ya se compraron su camionetota nueva y grandota, como de gente importante y usan lentes de sol… esos jefes ya no viven en casa de renta, ahora ya compraron su casa en Monte Magno, en la Marquesa o en esos fraccionamientos cerrados que hay por aquellos rumbos.

Una vez tomadas las fotos, escuchado el discurso y hecho bulto para la transmisión en vivo, se acabó y vámonos de regreso a Xalapa, en la carretera recuerda Claudia; les dio hambre y ni modo, hubo que hacer el gasto, llegaron bien entrada la noche a Xalapa y córrele para tu casa, descánsate, que el lunes hay un montón de trabajo atrasado…

Cuenta Claudia que su jefe, ya se olvidó de como llegaron, ahora está seguro que el poder está escriturado a su nombre y no piensa renunciar a el jamas; ahora él se dice gran operador electoral y habla de la próxima elección, como si fuera un mero trámite, porque aquí ¡La oposición está moralmente derrotada! repite como un mantra… 

Claudia no sabe qué va a pasar, ella no está segura de que ese poder esté escriturado a nombre de nadie, tampoco está segura de que la campaña sea un mero trámite y por supuesto, aún con la oposición derrotada y todo, está segura de  que está ¡Hasta la madre! De toda esa gente abusiva y gandalla.

Será que las Claudias y los Claudios, se mueran de ganas por zumbarse otros 6 años así, o será que votarán en contra.

Supe que ayer, don Dante Delgado, hizo alianzas estratégicas para aterrorizar xalapeños… mañana les cuento mis hermosos.

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Artículo anteriorAmor, amistad y caos
Artículo siguienteOxitocina: la hormona del amor también mejora la memoria
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí