Inicio ENERGÍA Cumple 80 años el Instituto de Geografía

Cumple 80 años el Instituto de Geografía

1139

“Somos un referente en cuestiones relacionadas con el estudio del territorio utilizando las tecnologías más novedosas, como percepción remota, fotografía aérea y levantamientos con drones”: Manuel Suárez Lastra.

El Instituto de Geografía (IGg) se mantiene como la entidad de investigación geográfica más importante del país, líder en Latinoamérica y con gran presencia en el mundo. “Somos una institución que se ha modernizado a lo largo del tiempo, que siempre está a la vanguardia en los estudios de geografía y participa en la solución de problemas nacionales”, aseguró Manuel Suárez Lastra, su director.

“El IGg es un referente en cuestiones relacionadas con el estudio del territorio utilizando las tecnologías más novedosas, como percepción remota, fotografía aérea y levantamientos con drones. Pero también somos punta de lanza en investigaciones de geografía humana, lo que aporta, por ejemplo al estudio de riesgo de desastres, una visión integral”, añadió.

Visto desde la geología o la geofísica, el estudio de riesgos se aborda a partir del proceso físico; en la economía se analizan los costos para un país. “Pero desde el punto de vista de la geografía lo importante es cómo se unen e interaccionan tanto la parte natural del peligro como la social, lo que aporta una mirada única, multidisciplinaria. La geografía justamente estudia el territorio: cómo el aspecto físico tiene un efecto sobre el humano y viceversa, así como esa interacción que genera nuevas dinámicas en el territorio.”

Suárez Lastra destacó que entre 2016 y 2020 el IGg tituló a casi 300 estudiantes, y aunque la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM ha graduado a la mayor parte de los geógrafos del país a nivel licenciatura, el Instituto ha participado activamente en la formación de alumnos de licenciatura y posgrado.

“La UNAM ofrece cuatro licenciaturas relacionadas con la disciplina: Geografía en la FFyL, Geografía Aplicada en la Escuela Nacional de Ciencias de la Tierra y la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Mérida, Geohistoria en la ENES Morelia y Desarrollo Territorial en la ENES León. Todas buscan explicar las interacciones entre el medio natural y el social”, señaló.

El director comentó que en sus primeros años el Instituto estaba más dedicado a la parte cartográfica, pero a medida que fue pasando el tiempo, y con las aportaciones de las investigadoras eméritas Atlántida Coll Oliva y María Teresa Gutiérrez Vázquez de MacGregor, la geografía se volvió menos descriptiva y más analítica.

“Con la introducción de los Sistemas de Información Geográfica hay una explosión de las capacidades de la disciplina. Pero eso no le quita su fundamento, que sigue siendo la combinación entre el mundo natural y el antrópico. La tecnología es una herramienta que ayuda en las investigaciones, a analizarlas y hacerlas más eficientes a mayor escala; mas la esencia de la geografía no cambia”, subrayó el experto.

Insistió en que el valor de la geografía no está en las herramientas, sino en la forma en la que analiza los problemas. “Podemos ser una bisagra entre las ciencias físicas, las sociales y las humanidades. Porque todo sucede en el espacio, en algún sitio del territorio, y somos buenos en juntar los distintos elementos que suceden en un solo lugar y en las áreas que los rodean, para analizar cómo interactúan”.

Para Suárez Lastra el mayor reto de su disciplina es continuar en México ayudando a solucionar problemáticas. “La apuesta es seguir demostrando que la geografía, por su naturaleza, es una ciencia útil en la resolución de problemas, y somos el punto natural donde muchas especialidades pueden confluir para este fin de manera trans y multidisciplinaria”, comentó.

Entre las áreas que más ocupan a los especialistas de esta disciplina destacan el riesgo de desastres, minería, geografía urbana (ordenamiento territorial y urbano), geopatrimonio (geoparques), agua, turismo, transporte y geografía histórica.

Suárez Lastra recomienda a los jóvenes estudiar geografía, porque como área de estudio es posible proponer soluciones a diversos problemas, además de que tienen muy buenas oportunidades laborales debido al uso de Sistemas de Información Geográfica y la comprensión de la interacción entre el medio natural y el social.

“El geógrafo entiende el todo, por eso es una especie de bisagra que ayuda en la planeación y las políticas públicas.”

Fotos: Francisco Parra.

Infraestructura y descentralización

El IGg fue el primer instituto de investigación de la UNAM en ser dirigido por una mujer: Rita López de Llergo y Seoane asumió el cargo en 1943.

Esta entidad académica cuenta con el acervo más importante en Latinoamérica a través de la Biblioteca Antonio García Cubas y la Mapoteca Alejandro de Humboldt, que resguardan un aproximado de 60,000 materiales bibliohemerográficos (libros, revistas, atlas, etc.); 30,000 documentos cartográficos y 66,000 fotografías aéreas.

El Instituto también fue la base para la creación del Centro de Investigación en Geografía Ambiental (CIGA) de la UNAM, cuando en 2001 un grupo de investigadores de la entidad se asentó en Morelia, Michoacán, con el objetivo de realizar investigación geográfica vinculada a los problemas ambientales regionales, que dio como resultado la puesta en marcha de este Centro en 2007.

A través del IGg se impulsó la creación del Geoparque Mundial UNESCO Mixteca Alta, localizado en Oaxaca, el cual desde 2017 forma parte de la Red Global de Geoparques.

Con la designación del geoparque se dio paso al establecimiento de la Unidad Académica de Estudios Territoriales Oaxaca (UAETO), dependiente del IGg, y de manera reciente se creó la Unidad Académica de Estudios Territoriales Yucatán, donde el Instituto participó en la implementación de la carrera de Geografía Aplicada de la ENES Mérida.

Además, el IGg es sede del Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra (Lanot), el cual recibe, procesa y almacena imágenes satelitales, que permiten efectuar diferentes estudios sobre la evaluación de los cambios de uso de suelo, cubierta vegetal, así como el monitoreo de los océanos, la atmósfera, incendios forestales, sargazo y ceniza volcánica.

Esta información es utilizada por dependencias universitarias y gubernamentales como el Centro Nacional de Prevención de Desastres, el Servicio Meteorológico Nacional, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y la Secretaría de Marina, entre otras.

El personal académico del IGg participa en el grupo de tutores de estudiantes de licenciatura y posgrado impartiendo clases en las licenciaturas de Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras y Geografía Aplicada, entre otras; asimismo, colabora en algunos posgrados, como el de Geografía y Urbanismo.

De 2016 a 2020 se titularon 294 estudiantes: 128 de licenciatura, 109 de maestría y 57 de doctorado. En 2020 un total de 79 alumnos (21 de licenciatura, 35 de maestría y 23 de doctorado); mientras que en 2021 se graduaron 73 (17 de licenciatura, 40 de maestría y 16 de doctorado).

Artículo anteriorEstadísticas a propósito del Día Mundial del Agua
Artículo siguienteDormir no es una pérdida de tiempo, es una inversión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí