Inicio POLÍTICA El calor y el divorcio

El calor y el divorcio

33

Magno Garcimarrero

Los golpes de calor no son en verdad el mayor peligro a que estamos expuestos, hay algo peor: el mal humor, la incomprensión, la intolerancia que, se exacerban con las altas temperaturas.

 Ayer mi mujer y yo, llegamos de improviso a casa de José Fernando (Pepe Nando), él nos recibió muy cortésmente y después de los saludos habituales nos ofreció alguna bebida y, mi pareja dijo que tomaría agua fría solamente, yo acepté lo mismo, así que Pepe mandó (al viejo estilo matrimonial) a su señora a que nos sirviera una jarra con agua helada, pero ella no se movió de su asiento en la sala, así que él se levantó, se encaminó hacia la cocina y desde ahí, alzando la voz, le preguntó:

 “¿Dónde están los hielitos” y, la señora lo miró fijamente por unos segundo y le contestó:

 “En el horno”. No pudimos aguantar la risa que nos produjo la ironía.

Ahora vino a consultarme Pepe Nando si puedo tramitarles el divorcio.

M.G.

Artículo anteriorIdentidad oculta
Artículo siguienteDentro de ocho días
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí