Inicio TURISMO/CULTURA El vendedor de palabras

El vendedor de palabras

104

Por Gilberto Peralta Baltazar

Vendo palabras,
son para todos los gustos
y todas las necesidades.
Las tengo elegantes y sencillas,
toscas y groseras,
dulces y suaves
y como les he dicho,
son para todos los gustos
y todas las necesidades.
Tengo palabras amorosas,
tiernas y bellas,
como frutas maduras
con sabor a piña,
a mangos manila,
a jugosas sandías.
También tengo, agrias como el limón
y amargas como el dolor.
Vendo palabras para los enamorados
y para los que han perdido
la esperanza.
Tengo también palabras
exclusivas para hablar con Dios
y para hacer oraciones
para el alma y el consuelo.
Tengo en venta exclusiva,

palabras para los enamorados,
para los despechados,
y para los que sufren
por un amor imposible.
No vendo, eso sí,
palabras que inciten la violencia y el odio
el vicio y el crimen
la desgracia y la perdición.
Hay una palabra en especial que no vendo,
la regalo a todos,
pídanmela con confianza
que yo se las daré.
Esa palabra se llama:
“Esperanza”.

Artículo anteriorLos Derechos Humanos no es cuestión de moda
Artículo siguienteOfrecer y lograr
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí