Inicio TURISMO/CULTURA El yacimiento que guarda los vestigios más antiguos de los neandertales está...

El yacimiento que guarda los vestigios más antiguos de los neandertales está en España

33
0
      • Como parte del ciclo Los viernes de la evolución, coordinado por Antonio Lazcano José Sarukhán, miembros de El Colegio Nacional, se llevó a cabo la conferencia El origen y la evolución de los neandertales, impartida por el paleoantropólogo Rolf Quam
      • Hasta ahora se han reconocido en el yacimiento, por lo menos, 29 individuos de diversas edades y ambos sexos: Quam
      • Se piensa que El Portalón fue un depósito de cadáveres, en donde se colocaba a los fallecidos del grupo a través de un agujero en el suelo

En la Sierra de Atapuerca, al norte de España, se encuentran los vestigios más antiguos de la especie humana extinta hace más de 28 mil años. Este lugar fue el punto de partida de la conferencia El origen y la evolución de los neandertales, impartida por Rolf Quam, investigador de la Universidad de Binghamton, de Nueva York, transmitida en vivo el 6 de mayo por las plataformas digitales de El Colegio Nacional.

El paleoantropólogo expuso que los yacimientos más antiguos que tienen restos humanos son europeos y algunos datan del pleistoceno anterior como es el caso de Atapuerca, en España; varios otros son del pleistoceno medio, en los que se centró durante su conferencia, la cual formó parte del ciclo Los viernes de la evolución, coordinado por los colegiados Antonio Lazcano José Sarukhán

Recordó que a principios del Siglo XX se encontró una mandíbula en el yacimiento de Mauer, en Alemania, que, de acuerdo con la datación radiométrica, tiene una edad de 609 mil a 40 mil años. 

En palabras del investigador, la sierra de Atapuerca se puede describir como una montaña bajita cubierta de árboles y arbustos, cuyas cavidades interiores están rellenas con restos del pleistoceno:  “El primer fósil se descubrió en la década de los setenta del siglo pasado y fue una mandíbula”. 

Sostuvo que en la zona llamada la Sima de los Huesos, una cueva subterránea de Atapuerca, es donde se encuentran los vestigios más antiguos de los neandertales. En ese lugar se ubica El Portalón, un yacimiento que data de la Edad de Bronce, y tiene unos 3 mil o 4 mil años de antigüedad. Se trata de un espacio que preserva sedimentos que documentan las etapas más recientes de la historia de Atapuerca: “En toda la zona se tiene registro de la ocupación humana desde hace más de un millón de años hasta la época romana. Durante más de un millón de años la humanidad, en sus varias formas, ha estado ocupando estas cuevas para vivir, hacer su vida y enterrar a sus muertos”. 

El especialista explicó que los sedimentos donde excava su equipo de trabajo son una mezcla de arcilla con agua y bloques de caliza de la misma cueva. Lo anterior significa que, aunque fácil de cavar, es muy frágil y provoca daño a los fósiles y restos encontrados: “Hemos hecho varios intentos por fechar el yacimiento para ubicar la importancia de los fósiles. Tenemos estimado que es de hace 430 mil años”.  

De acuerdo con Quam, hasta ahora se han reconocido en el yacimiento, por lo menos, 29 individuos de diversas edades y ambos sexos: “Hicimos un perfil de su muerte y encontramos que la mayoría murió entre los 11 y los 20 años. Les siguen los adultos jóvenes entre los 21 y los 30, y en un porcentaje menor se encuentra la población más vieja, los mayores de 30 años. Lo importante de este perfil es la gran cantidad de adolescentes, es extraño, porque si uno va al cementerio hoy y toma 29 tumbas, seguramente los datos serían contrarios. Es un misterio que estamos abordando en una investigación, ¿por qué morían en la juventud?”. 

Puntualizó que la mayoría de los cráneos salen fragmentados y lleva años poder reconstruir la gran cantidad de fragmentos para analizarlos científicamente: “Hasta la fecha hemos reconstruido 17 cráneos en la colección y estamos trabajando en el 18 que está por finalizar. Es una colección fantástica para estudiar a las primeras poblaciones de los neandertales”.

“Los cráneos tienen una proyección a la mitad de la cara, es una morfología muy característica de los neandertales y, para tener una idea, es como si tomaras tu nariz y estiraras hacia afuera para extenderla. Toda la cara es un poco más avanzada al frente del cráneo que la de nosotros. Es una característica que se puede medir, cuantificar y típica de los neandertales que están en la Sima”, agregó. 

El experto en aspectos evolutivos del cráneo y la mandíbula aseguró que, en los fósiles de Atapuerca, las características neandertales se concentran en las mandíbulas, los dientes y la cara. Sin embargo, el resto del cráneo como la bóveda, la parte trasera, todavía no son claramente de esta especie, sino que tienen rastros primitivos: “Si comparamos estos cráneos de Atapuerca con los neandertales, podemos decir que el tamaño del cerebro era el mismo que el de nosotros actualmente”. 

Explicó que en las mandíbulas se han encontrado características comunes a los humanos actuales: “podemos ver en el último molar un espacio, ninguno tiene un mentón, pero lo más importante es que, en la parte superior, en el cóndilo, que es un bulto detrás de la mandíbula, tenían una configuración que les permitía tener la boca más abierta que nosotros. Estamos investigando cuál era la ventaja de esa característica, para qué servía o si es un proceso adaptativo”. 

La investigación ha permitido reunir más de 500 dientes, a través de los cuales se ha estimado la cantidad de individuos que existen en la colección, de ahí que se hayan identificado a 29 sujetos distintos: “En los dientes vemos características neandertales, la única excepción que encontramos es que tienen los molares más pequeños”.  

Se piensa que El Portalón fue un depósito de cadáveres, en donde se colocaba a los fallecidos del grupo a través de un agujero en el suelo. Es considerado uno de los depósitos de fósiles humanos más ricos en el mundo y representa la evidencia temprana de prácticas mortuorias. 

Rolf Quam afirmó que los huesos de los restos fósiles expresan seres muy anchos y muy pesados y la pelvis que encontraron tiene rastros primitivos en la sima, es muy semejante a la de los neandertales y muy diferente a la del homo sapiens: “Sabemos que los neandertales tenían una cosa peculiar en su esqueleto, el radius, parte del antebrazo y la tibia de la zona inferior de la pierna, era corto y eso es una adaptación al frío. Esto puede ser una adaptación al ambiente por parte de los neandertales que se refleja en su esqueleto y este rasgo neandertal no está en el yacimiento. Lo que parece indicar que los individuos del yacimiento son previos a los neandertales”.

De acuerdo con el experto, la estatura de los fósiles se ha estimado entre 1.60 y 1.53 metros para mujeres, y de 1.74 a 1.68 para hombres: “Son tallas semejantes a la de los neandertales y nosotros, lo cual parece un humano típico con muy poca diferencia en la estatura. En cuanto al peso, hemos estimado un peso corporal en un promedio de 95 kilos. Tener un cuerpo robusto y fuerte para sobrevivir en la época de los glaciares, viviendo en cuevas y cazando la comida son parte de las estrategias adaptativas”.

Además, al parecer estos individuos experimentaron un aumento en el tamaño del cerebro: “Tienen una variación esquelética igual que nosotros, es decir, que la diferencia entre los más grandes y pequeños es similar a la de nosotros. Eran mucho más humanos que chimpancés, eran otra variedad de humanos quizá”, finalizó. 

La conferencia El origen y la evolución de los neandertales, coordinada por los colegiados Antonio Lazcano y José Sarukhán, se encuentra disponible en el Canal de YouTube de la institución: elcolegionacionalmx

Artículo anteriorLa Primera Sala declaró la inconstitucionalidad de la Ley General de Salud en la parte que impide la exclusión del delito de posesión simple de narcótico cuando se demuestra que ésta es para uso o consumo personal
Artículo siguienteGarnica

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí