Sin la menor duda la decisión tomada por el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez fue muy acertada al decretar el cierre del centro de las cinco ciudades con mayor transmisión de casos de Covid-19 en la entidad.

Entre las ciudades consideradas por esta orden del gobernador está por supuesto Coatzacoalcos que ha alcanzado ya 20 decesos y 146 casos de contagio, además de las ciudades de Veracruz (28 muertos), Boca del Río (5), Poza Rica (10), Xalapa (1) y Minatitlán (4). En total se han registrado en todo el estado 111 defunciones y 1049 casos de contagio de Covid-19, por lo que el incremento resulta alarmante.

A esta medida se han sumado también las áreas conurbadas de Cosoleacaque y Nanchital, así como Tihuatlán, Coatzintla, Papantla, La Antigua, Medellín, Alvarado, Coatepec, Banderilla y Emiliano Zapata.

La intención es detener la propagación del virus durante la celebración del día de las madres y los días previos, evitando aglomeraciones y la movilidad tradicional que genera este festejo.

Durante los días 8, 9 y 10 de mayo se colocarán vallas en puntos estratégicos para evitar el ingreso al centro de las ciudades, donde deben funcionar filtros sanitarios con la intención de disminuir el contagio.

Aun cuando los alcaldes están implementando esta medida, corresponde a la ciudadanía acatarla y evitar transitar por las calles del centro histórico de estas cabeceras municipales, para que el efecto positivo se logre, de lo contrario el esfuerzo será inútil y el resultado negativo.

Aunado al cierre se obliga a que los comercios no sustanciales se mantengan cerrados, lo mismo que restaurantes, florerías y tiendas.

Durante el primer día se impidió el transito de vehículos particulares y de transporte público al centro de las ciudades, sin embargo, la gente se bajaba de las unidades y entraba caminando a la zona centro, lo cual resulta contradictorio, porque la intención es evitar las aglomeraciones, no tanto que no circulen vehículos, sino que no haya gente en estas calles para detener así la ola de contagios.

Es difícil que toda la población lo entienda, pero es urgente y necesario que se tomen las medidas que el gobernador está implementando, porque de nada sirve el sacrificio que están haciendo los comerciantes y restauranteros, si la ciudadanía no acata estas medidas implementadas para proteger a las personas que se encuentran en riesgo de contagio y a la sociedad en general.

El mensaje del gobernador Cuitláhuac García es muy claro “Cuidémonos entre todos y aplanemos la curva ahora”.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta