Inicio POLÍTICA Gilberto

Gilberto

146

La política en rosa

Elsbeth Lenz 

El arte y la cultura, ensanchan el horizonte de la libertad y en momentos de adversidad, son el refugio del alma, para fortalecer el espíritu, no imagino la vida sin la música, la literatura, la danza, la pintura y por supuesto no imagino siquiera como habría sido el calor, en las noches de la cuenca del Papaloapan, sin los fandangos, esto último lo dijo Gilberto Gutiérrez ayer, en su discurso al recibir la medalla Ruíz Cortines, que le otorgaron los tres poderes del estado de Veracruz, como un reconocimiento a su trayectoria artística y a la promoción que ha hecho del son jarocho por el mundo, durante más de cuatro décadas.

Con los años Gilberto Gutiérrez, fisicamente se parece más a Ramón Gutiérrez,  su padre, ayer que lo escuché al micrófono, incluso en su hablar, me recordó a mi abuelo, creo recordar que Ramón también, solía ser igual de elocuente que Gilberto, aunque no sé si mi abuelo fue tan sensible.

Gilberto como líder del grupo, ha recibido muchos homenajes, preseas y premios en estos 47 años, que tiene Mono Blanco de alegrar las almas, espíritus y corazones de tanta gente. En el año  2017, recibió un homenaje en el palacio de Bellas Artes, por los 40 años de trayectoria del grupo, que bonito que aún siga emocionándose hasta las lágrimas, al ser reconocido. 

Ayer en su discurso de aceptación, como buen Gutiérrez que es, hizo ruido político al referirse a la reciente creación de la Secretaría de la Cultura, dijo que piensa que así será más fácil el quehacer cultural en el estado y que la asignación de los recursos para la cultura será más eficiente, al ser de manera clara y directa para el quehacer cultural de este, nuestro estado, que tiene un pueblo creativo y muy artístico ¡Ojalá!

Ya encarrerado Gilberto y como pedir no empobrece, pidió a los diputados legislen con la finalidad de establecer la obligatoriedad de los municipios, de etiquetar anualmente una partida presupuestal, destinada al fortalecimiento de la cultura, cosa que debería haber ocurrido hace mucho, sin embargo y como bien lo dijo Gilberto, cada vez más, los gobiernos pichicatean recursos, ojalá y con la creación de la Secretaría de la Cultura, al menos en Veracruz, el apoyo a los creadores, artistas y gestores sea mucho mayor. 

De momento bien hizo el gobierno estatal, encabezado por el gobernador García Jiménez y el Congreso Local Veracruzano, en premiar a un músico ejemplar, que ha llevado un pedacito de nosotros a tantos lugares en el mundo y que ha llenado de orgullo nuestros corazones. 

Por último, les cuento que Gilberto Gutiérrez nació en Tres Zapotes, Veracruz, fue cofundador del grupo de son jarocho Mono Blanco, con el que se ha dedicado a rescatar, revitalizar, promover, transmitir y difundir este género musical, a través de talleres, conciertos y fandangos en foros en todo el mundo, además ha sido acreedor a la beca Rockefeller-Bancomer-Conaculta y ha grabado diez discos maravillosos que pueden encontrar en casi todas las plataformas.

Siento una gran felicidad en mi corazón por Gilberto, por Gisela y por supuesto por Emiliano, así me quedaré hasta el lunes que nos volvamos a leer, pasen un lindo fin de semana mis hermosos. 

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Artículo anteriorEl polémico retorno del Doctor Zedillo
Artículo siguientePérdidas que nunca se olvidan
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí