Inicio OPINIONES Homenaje póstumo a Eduardo Báez Macías

Homenaje póstumo a Eduardo Báez Macías

163
0

Erudito del arte en México y fuentes documentales; “gran intelectual universitario”: Guadalupe Valencia.

Investigador incansable y erudito sobre la historia del arte en México, Eduardo Báez Macías (Ciudad de México 1931-2020) fue un abogado y doctor en Historia adscrito al Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), quien durante su larga carrera académica realizó una profunda labor de sistematización en archivos documentales antiguos para entender mejor los últimos tiempos del periodo virreinal y del México independiente.

Para honrar sus vastas aportaciones y su personalidad afable y generosa, el IIE y el Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB) organizaron un coloquio internacional de homenaje in memoriam donde analizaron su obra.

“Al estudiar su biografía encontré que fue una mente inquieta pero armada de paciencia; así lo imagino aunque no lo conocí. Fue un gran escudriñador, un indagador, un sistematizador, un pensador de esos que no caben en una sola definición, como el gran intelectual universitario que fue”, señaló en la inauguración Guadalupe Valencia García, coordinadora de Humanidades.

Destacó que su tarea atañe y enriquece a la historia, la historia del arte, a la crítica del arte, a los estudios bibliográficos, a la bibliotecología. “Es una obra que analiza, interpreta y ofrece frescas miradas sobre los temas en lo que incursionó, y una mente generosa que dejó para el uso de muchas generaciones, facultades y escuelas una gran cantidad de material organizado y sistematizado”.

Pablo Mora Pérez-Tejada, director del IIB, subrayó que “este evento es un homenaje a uno de los académicos más destacados en el área de estéticas, de historia y de la bibliografía, con una labor sistemática y de gran fortaleza, pero con una humildad y un tesón muy especial, con gran erudición y capacidad para rescatar el patrimonio que tiene este país”.

Resaltó que Báez Macías, durante toda su carrera, dio una y otra contribución con perfil humanista y actividad incansable.

Fue un gran escudriñador, un indagador, un sistematizador, un pensador de esos que no caben en una sola definición”

Pasión por los documentos antiguos

En nombre del director del IIE, Iván Ruiz García, Gabriela Betsabé Miramontes Vidal, investigadora de esa entidad, indicó que el homenaje honra la memoria de un hombre que dedicó su vida profesional al estudio del arte y fuentes documentales, principalmente los archivos de la Academia de San Carlos y de la Orden de los Carmelitas Descalzos.

“Su pasión por los documentos antiguos lo llevó al estudio de los libros del Fondo Antiguo de la Biblioteca Nacional”, recordó.

Mónica López Velarde Estrada, investigadora de El Colegio de México, dijo que al académico se le conoce y admira. “Fue ese gran hito de investigador a la antigua que iba todos los miércoles al archivo de la Academia de San Carlos a tomar notas con su puño y letra. El resultado fue un monumento bibliográfico que es la Guía del Archivo de la Antigua Academia de San Carlos, de la cual surgió el otro libro esencial para la historia del arte mexicano: Historia de la Escuela Nacional de Bellas Artes”.

Martín Federico Ríos Saloma, coordinador del Colegio de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras, leyó la última ficha de contratación del investigador en el Colegio de Historia, donde se solicitaba su participación como docente de la materia Historia de Arte Contemporáneo, Introducción al Arte del Siglo XIX.

Erik Velásquez García, especialista del IIE y vecino de cubículo del homenajeado, refirió que el investigador publicó hace 33 años la obra Libros y grabados en el fondo de origen de la Biblioteca Nacional, en que narraba la belleza de 59 portadas grabadas del siglo XVI.

Hilda Julieta Valdés García, del IIB y moderadora del evento, expresó que Báez incidió por su humanismo. “Fue un humanior, el más humano, término utilizado por Cicerón para referirse no sólo a la persona culta, instruida, sabia, sino también para describir a un ser accesible, afable y benevolente”.

Para iniciar el coloquio internacional, José de Santiago Silva, profesor emérito de la Facultad de Artes y Diseño, ofreció una conferencia magistral sobre los aportes de Báez Macías, entre otras actividades que se realizaron en su honor.

Artículo anteriorReloaded, el ciudadano Slim
Artículo siguienteCoatzacoalcos y sus alrededores II

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí