Inicio EDUCACIÓN Investigadores UV y UIET trabajan en certificación de vainilla

Investigadores UV y UIET trabajan en certificación de vainilla

41
0
José Padilla Vega, profesor-investigador de la UIET, realizó estancia en el Orquidario UV
  • Su principal requisito será la conservación de la biodiversidad
  • Estará enfocada para todo el género Vanilla y ayudará en la generación de ambientes de bosques secundarios

Paola Cortés Pérez

Fotos: Omar Portilla Palacios

10/04/2022, Xalapa, Ver.- José Padilla Vega, profesor-investigador de la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco (UIET), realizó una estancia de 30 días en el Orquidario de la Universidad Veracruzana (UV) con el fin de crear una plataforma de certificación de vainilla amigable con la biodiversidad.

José Padilla es docente del programa educativo (PE) Desarrollo Rural Sustentable, de la Unidad Académica de Villa Vicente Guerrero, Centla, Tabasco. Comentó que decidió hacer la estancia académica en el Citro por su trayectoria en investigación.

“Con la investigadora Rebeca Menchaca García, coordinadora del Orquidario del Citro, hemos trabajado a la distancia en conversatorios y diversas actividades; además, tenemos la inquietud de dedicarnos a la conservación de la vainilla y los recursos forestales no maderables.”

Fue así que se presentó la oportunidad de laborar de manera presencial en el desarrollo de una plataforma de certificación de vainilla amigable con la biodiversidad, la cual sería una estrategia de conservación y de mercadeo.

Otros países que producen vainilla bajo ambientes controlados son los que fijan el precio; sin embargo, “son casi como desiertos verdes”.

En el caso de México, explicó, la vainilla se cultiva en ambientes diversificados, lo que es una fortaleza para posicionarla a nivel mundial desde la conservación y la diversificación; para ello se requieren herramientas que ayuden a determinar las producciones que cumplen con los requisitos y entran en dicha categoría.

Comentó que la certificación considera diversos indicadores como los económicos y culturales, especialmente el patrimonio biocultural. “Nos ayudará a estar de la mano con los productores”.

Las certificaciones son impulsadas por organismos internacionales y nacionales, detrás de ellas hay fuertes intereses económicos. La vainilla mexicana ha quedado relegada porque se tiene poca producción, de ahí que se impulse este ejercicio que apoyará a los productores nacionales.

Subrayó que la propuesta y validación de la misma será hecha por los productores. “Cada uno de los indicadores que serán calificados fueron propuestos por ellos, de tal manera que no vendrán del exterior”.

El principal requisito de esta certificación es la conservación de la biodiversidad; estará enfocada para todo el género Vanilla y ayudará en la generación de corredores vivos, ambientes de bosques secundarios, funcionales para aves, pequeños mamíferos y otros organismos, “este sello ayudará a hacerlo posible”.

Cabe mencionar que Vanilla es un género de orquídeas con alrededor de 110 especies distribuidas por todas las regiones tropicales y subtropicales; la especie más conocida es la Vanilla planifolia, de la que se extrae la vainilla.

Producción de cacao

Otras de las actividades que José Padilla realizó durante su estancia fue impartir dos talleres para la transformación y valor agregado del cacao, obtenido de la fermentación, un buen secado y producción del chocolate.

“Fuimos a Vega de Alatorre, una nueva zona productora de cacao; este lugar tiene antecedentes de trabajar con vainilla. Les hablamos sobre la producción de un chocolate de excelente calidad, capaz de competir con cualquier otro.”

Por último, refirió que fue muy interesante el trabajo colaborativo con el Orquidario UV, ya que es ampliamente reconocido por su investigación in vitro y “esperamos continuar en comunicación; probablemente a partir de ahora aumente la vinculación mediante talleres virtuales, movilidad de estudiantes y organización de conferencias, de esta manera podremos tener una estancia prolongada con el uso de tecnologías”.

Rebeca Menchaca y José Padilla trabajan en el desarrollo de una plataforma de certificación de vainilla amigable con la biodiversidad

Artículo anteriorEl juego de la revocación
Artículo siguienteEndulzantes artificiales pueden causar alteraciones parecidas a la diabetes

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí