Inicio ESTAR BIEN La educación del desarrollo interior, lo que hace falta agregar a nuestra...

La educación del desarrollo interior, lo que hace falta agregar a nuestra cultura social

120
0

Si bien es cierto que la educación tradicional en la que nos enseñan física, geografía, o matemáticas es importante para construir un sociedad civilizada, lo es también el hecho de que lo que se enseña en la educación tradicional se queda muy corta en cuanto a desarrollar las capacidades que una persona necesita para formarse integralmente, e incluso para ganar el juego de la vida.

Es por ello que surge una tendencia cada vez mayor hacia aprender temas de desarrollo interior. Temas parecidos a: Cómo tener metas de vida, Cómo dejar de procrastinar, Cómo administrar mejor el tiempo,  Cómo controlar las emociones, Responsabilidad social, entre muchos otros. Son temas enfocados a la superación personal, al trabajo en equipo y liderazgo; son temas que desarrollan las habilidades de cada persona y promueven la mejora continua en la vida de quienes los estudian y aplican.

Si bien algunas personas tienen acceso a capacitaciones precisas, millones, especialmente jóvenes y niños, no lo tienen. Es por esto que surgen Asociaciones civiles como Reconexión Esencial AC. que se preocupan por llevar tales conocimientos a los grupos sociales vulnerables con el fin de tener una sociedad más responsable.  Tener acceso a una educación en desarrollo interior donde se eduque no sólo para conseguir un empleo, sino para realizar cualquier meta y ser feliz, debe ser un derecho de todos para poder tener una sociedad más solidaria y evolucionada.

Es nuestra responsabilidad social adquirir este tipo de conocimientos, porque la sociedad no es más que la suma de individualidades; y lo que somos, lo que sabemos y la manera en que actuamos, es el resultado de nuestras aportaciones individuales a la sociedad. 

Quien esté interesado en estos temas los puede buscar directamente en artículos de blog, videos de youtube, e incluso pagar cursos que le apoyen a hacer cambios más profundos; sin embargo, más allá de eso ser ejemplo y apoyar a quienes no tienen acceso a ellos por falta de dinero o por desidia, también es parte de nuestro deber social. 

“La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”. Nelson Mandela

Artículo anterior¿Podemos juzgar?
Artículo siguienteEl destino de José Ángel
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí