Inicio POLÍTICA “La Serie Cassez-Vallarta, abono a la tristemente célebre fama de la justicia...

“La Serie Cassez-Vallarta, abono a la tristemente célebre fama de la justicia mexicana”

280

El pasado fin de semana y después de dar cuenta de varias recomendaciones, finalmente pude ver la serie “Cassez-Vallarta: Una Novela Criminal”, basada en el libro de Jorge Volpi, titulado de manera muy similar, donde se pueden ver los testimonios de varios de los protagonistas de aquel caso sucedido en el año 2005, cuando la francesa Florence Cassez y el mexicano Israel Vallarta, fueron acusados de liderar una banda de peligrosos y sanguinarios secuestradores, que posteriormente, nos enteramos de que su detención “en vivo” en el rancho “Las Chinitas”, ubicado en San Miguel Topilejo en el estado de Morelos, se había tratado de un montaje.

El documental de 5 capítulos es verdaderamente sorprendente. Las conclusiones a las que se puede llegar de inicio pueden ser contradictorias, derivado de que cuenta con todas las versiones de los protagonistas de los acontecimientos: Los ahora considerados, por desarrollo del  documental, como presuntos secuestrados; los familiares de quienes no sobrevivieron a tan la lamentable experiencia (el secuestro), así como de algunos periodistas que vivieron en carne propia lo cual los estigmatizó como creadores de montajes televisivos,  como fue el caso de Carlos Loret de Mola, además de los presidentes de esa época, Felipe Calderón de México y Nicolas Sarkozy de Francia y por supuesto, Florence Cassez, la mujer francesa acusada por las autoridades mexicanas de formar parte de la industria del secuestro.

Episodio tras episodio, la serie va recopilando las versiones de los involucrados. Tiene un matiz especial, desconocido hasta ahora. La versión de Eduardo Margolis, un empresario relacionado con la comunidad judía, que le da un vuelco a la interpretación de la investigación y deja entrever, según el documental, que fue el punto de partida de los abusos de la autoridad, por la presunta relación de amistad entre funcionarios de alto nivel y el citado empresario.

Es interesante la atención que se le puede poner a las declaraciones de este personaje. Las únicas versiones que hicieron falta fueron las de Genaro Garcia Luna y Luis Cárdenas Palomino, flamantes funcionarios de la entonces Secretaría de Seguridad Pública y de la extinta Policía Federal Preventiva respectivamente y que ya se encuentran enfrentando procesos judiciales justamente por sus excesos cuando estuvieron al frente de las mencionadas dependencias de justicia federal.

La serie no cuenta con una narrativa de contexto; sin embargo, las declaraciones de los protagonistas dan una idea más profunda de cómo sucedieron los hechos, más allá de la responsabilidad que cada uno debe tener. ¿Es recomendable? Sí, sin lugar a duda, siempre y cuando el espectador se deje llevar por los testimonios, expresiones, hechos y secuencia de lo declarado por cada persona que es entrevistada. 

El documental es un abono más a la tristemente célebre fama de la justicia mexicana. El concepto de “el efecto corruptor” que manejó entonces el ahora presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Saldívar, y que se formalizó en el análisis de lo sucedido en el proceso de liberación que enfrentó Florence Cassez, ahora tiene a un paso de dejar fuera de la cárcel a Israel Vallarta. La mejor opinión es la de usted. 

fco_olaya@prodigy.net.mx 

Artículo anteriorLlama Nora Lagunes a la protección del Parque Nacional Pico de Orizaba
Artículo siguienteUna norma seriamente cuestionada
Alberto Francisco Olaya Avila nació en la Cd. de México el 20 de septiembre de 1967. Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Periodismo a y Comunicación Colectiva de la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragon de la UNAM. Desde 1988 está dedicado a la radiodifusión comercial. Inició trabajando en Organización Radio Centro donde se desempeñó como Auxiliar Administrativo de Ventas, Control de Materiales, Continuista y Productor. Es fundador de radiodifusoras independientes como la XEPOR AM de la zona de la mixteca de Oaxaca inaugurada en 1991 y la XHCHH de Chilpancingo,Guerrero, que inició transmisiones en 1994. También trabajo para la XHZS de Coatzacoalcos, Veracruz de 2003 a 2019 y actualmente es Director General de Grupo Oro Comunicaciones en Puebla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí