Inicio SALUD Lo aprendido debe servir ante ómicron

Lo aprendido debe servir ante ómicron

149
0

Es una mutación del SARSCoV-2, no el coronavirus 3; imprescindibles las medidas de prevención; el pasado viernes se detectó el primer caso en México.

«El SARS‑CoV‑2 seguirá siendo el mismo virus. Ómicron no será el SARS coronavirus 3, es decir, es el mismo virus con algunos cambios, por lo que nos debe servir lo que nos ha funcionado: la inmunidad (vacuna), la infraestructura, el conocimiento, las medidas que hasta ahora nos han sido útiles van a seguir funcionando”, asegura Alejandro Macías, integrante de la Comisión para Atención de la Emergencia de Coronavirus de la UNAM.El pasado viernes 3 de diciembre el gobierno de México dio a conocer, mediante un comunicado, que se detectó el primer caso con dicha variante en nuestro país. Se trata de una persona de 51 años, proveniente de Sudáfrica, quien llegó el 21 de noviembre y presentó síntomas seis días después. El paciente recibió atención médica en un hospital privado de Ciudad de México donde está en aislamiento voluntario, destacó la Secretaría de Salud.

Alejandro Macías, quien fue el zar contra la influenza AH1N1 durante la pandemia de 2009, comenta que aún no hay suficientes datos sobre ómicron, por lo que “hay que esperar la información y hacer lo que hemos hecho: promover el uso de cubrebocas sin ambages; esto no se ha terminado, así que en todo evento masivo debe utilizarse, en toda circunstancia pública o evento cerrado; debemos ventilar los espacios cerrados, en la medida de lo posible guardar distancia con los demás, y que quien pueda haga su trabajo desde casa. Evitar multitudes, vacunarse según nos toque y también ponerse la vacuna contra la influenza, todo esto independientemente de las características que vaya a tener la variante ómicron. La autoridad debe incrementar la vigilancia, las pruebas, el aislamiento de los enfermos y asegurar la mejora continua de los servicios hospitalarios”.

Una llegada inevitable

“Es algo que esperábamos, estamos en un mismo planeta y la realidad es que aunque la detectaron en un país no quiere decir que allí apareció ni que es el primer caso. No sabemos cuánto tiempo antes estuvo circulando sin que se detectara, por lo que las medidas de prohibición de viajes no sirven de nada, pues en cuanto empezaron a buscar, al otro día empezaron a encontrarla. Era cuestión de tiempo que apareciera en México” dice Susana López Charretón, viróloga por la UNAM, investigadora en el Instituto de Biotecnología, quien pertenece a El Colegio Nacional.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló en cuenta de Twitter que “desde el 26 de noviembre establecimos un protocolo de vigilancia virológica que identifica tempranamente casos de la Covid-19 en personas que llegan de cualquier nación”.

Para López Charretón es muy importante seguir “manteniendo las medidas que se han repetido hasta el cansancio: uso de cubrebocas, distanciamientos físico, no ir a lugares públicos y mantener buena ventilación en todos los espacios.”

Cuidado y reuniones ventiladas y pequeñas

Alejandro Sánchez, del Instituto de Biotecnología y doctor en Ciencias Bioquímicas con especialidad en Bioinformática, llama a tener precaución: “Debemos estar alertas y seguir las medidas que ya sabemos, no tomar riesgos innecesarios y, sobre todo, vacunarse. No tenemos información completa sobre el riesgo, pero la cantidad de mutaciones y la situación en Sudáfrica, nos hacen pensar en estar alerta y no bajar la guardia”.

El especialista asienta que las vacunas evitan enfermedad grave y muerte, pero aún podemos contagiarnos, por lo que no hay que arriesgarse. “Hay que recordar que estamos en situación de pandemia y con una nueva variable, por lo que en las reuniones de estas fechas sería mejor no arriesgarse; si se van a hacer, debe ser con aforo muy limitado, pocas personas, y pocos núcleos familiares que no conviven regularmente, además de hacerlo en espacios ventilados y todas las precauciones. Las reuniones son innecesarias, especialmente si hay gente vulnerable”.

Las vacunas

López-Gatell apuntó que “la vacunación sigue siendo esencial para reducir riesgos de hospitalización y muerte. Llamamos a conservar la calma y seguir aplicando medidas para evitar contagios: sana distancia, uso de cubrebocas, estornudo de etiqueta y lavado frecuente de manos”.

Los expertos de la UNAM concuerdan en que la vacunación es fundamental, al igual que las medidas ya citadas, y opinan que los casos pueden aumentar: “Si la variante es más transmisible, definitivamente habrá más contagios –dice Alejandro Sánchez– ya que estas variantes han mostrado que pueden reinfectar y las vacunas por sí solas no son suficientes para evitar la transmisión; por lo tanto, si no usamos todas las herramientas que ya sabemos, además de evitar riesgos, los contagios serán inminentes”, alertó.

Susana López Charretón, para terminar, agrega una reflexión que lleva una advertencia explícita: “Ha habido mucho movimiento público, congregaciones multitudinarias… conciertos y eventos públicos que pronostican más contagios y más casos”.

Artículo anteriorDegradado, 45 % del suelo nacional
Artículo siguienteLe perdieron el miedo

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí