Es difícil concluir si en México se ha alcanzado  a estas alturas –en la tercera década del siglo en curso- un auténtico equilibrio de poderes del gobierno federal, esto es entre el ejecutivo, el legislativo y el judicial.

Viene esto a colación como bien dice el periodista Roberto Fuentes Vivar del evidente abuso del juicio de amparo que abraza la sociedad desde hace ya muchos años, al grado que llegan a promoverse hasta dos mil por día en distintos asuntos del derecho público y privado.

Esto por la airada respuesta del ejecutivo federal en la que pone en tela de juicio la actuación de jueces que otorgaron esa figura contra las modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica que otorga a la Comisión Federal de Electricidad ser la instancia prioritaria de generación y servicio de energía por encima de empresas particulares.

El enfado fue directo pues el ejecutivo envió una carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura en la que solicita revisar la actuación de los jueces que otorgan amparos contra decisiones gubernamentales.

Aun cuando el referido llamado cuestiona que el recurso orientado a salvaguardar los derechos de la ciudadanía y los llamados humanos, se ha convertido en una instancia  dilatoria o contraria muchas veces al derecho de los afectados, el tono de la misiva pone en tela duda a todo el Poder Judicial.

Fuentes Vivar expone que el ejecutivo –emanado del voto- que envía iniciativas de interés al legislativo –también emanado del voto-, llegan a toparse con el Judicial, único poder que es designado sin mediación de la sociedad.

Por eso no es tan fuera de lugar la propuesta de juristas que pretenden que los jueces y magistrados sean electos en votaciones siempre y cuando cumplan con los requisitos académicos y profesionales pertinentes.

De que vienen cambios, ni qué decir. 

Lo importante en todo caso es fortalecer el equilibrio de los poderes en función de la cultura democrática y que cada uno cumpla con sus atribuciones, responsabilidades y límites que otorga la Constitución y las leyes derivadas. 

Así se evitará la polarización en el quehacer gubernamental y la percpeción social, pues aunque el ejecutivo ha de trabajar coordinadamente con los poderes y no sobre ellos, aunque tenga mayoría en el Congreso y en la propia Suprema Corte.

Atraques

  1. Se supone que a finales de este mes Morena dará luz, al fin, de sus candidatos a los distintos cargos de elección del próximo 6 de junio. Hay quienes señalan que darán prioridad a sus militantes registrados y muchos, que no lo están, que entraron como simpatizantes, pueden quedar de suspirantes, pues ese partido aún no abre las inscripciones.
  2. Hay pocos candidatos del PRI, PAN y PRD, que tengan capacidad de competencia en las próximas elecciones, darán una que otra sorpresa, hasta ahí, necesitan renovarse de pe a pa.
  3. Cuidar el agua, el gran reto de las autoridades de México sea del signo que fueren. Sólo atender las áreas metropolitanas son volúmenes inimaginables en metros cúbicos, por ejemplo atender la Ciudad de México y municipios vecinos, 20 millones de habitantes.
  4. La remediación de ríos, lagos, lagunas, arroyos en todas las entidades del país, están rezagadas, las autoridades, bien gracias.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta