Inicio POLÍTICA México estará de fiesta

México estará de fiesta

Este domingo México estará de fiesta, desde muy temprano se comenzarán a instalar las casillas integradas por una mesa directiva, canceles, mamparas y urnas. Participarán en esta jornada electoral funcionarios de casilla, representantes de los partidos, observadores y por supuesto los electores. La mesa directiva de casilla estará integrada por un presidente, un secretario, dos escrutadores y tres suplentes generales. 

Los funcionarios de casilla son la autoridad electoral y tienen que estar en la casilla desde la apertura hasta el cierre, o mejor dicho desde la instalación de la casilla hasta el recuento total de los votos y elaboración de actas de escrutinio. Salvo los representantes de los partidos, los funcionarios son imparciales y se ocuparán de hacer valer y respetar el voto ciudadano. 

El presidente se encargará de recibir la documentación y los materiales electorales, tiene que verificar que las boletas estén completas, que haya orden en la casilla y tiene la facultad de suspender la votación en caso de que hubiere irregularidades y también podrá retirar de la casilla a quien llegara a alterar el orden. El secretario se encargará de contar las boletas electorales antes de que inicie la votación y anotar los números de folio. Cabe señalar que todos los funcionarios de casilla fueron elegidos mediante un sorteo y capacitados debidamente para llevar a cabo esta labor tan compleja. En esta jornada participarán alrededor de un millón y medio de funcionarios de casilla en todo el país.

EL FANTASMA DEL ABSTENCIONISMO

Este 6 de junio podrían votar los 95 millones de electores registrados en el padrón electoral; sin embargo, como siempre sucede el fantasma del abstencionismo predomina en las elecciones intermedias, de manera que si a esto le sumamos el temor a la inseguridad y a los contagios por Covid-19, la votación podría ser menor al 50%.

Mucho se ha comentado que estas elecciones serán históricas, por el hecho de que habrá concurrencia de procesos locales y federales. En 15 estados de elegirá gobernador, en 30 estados habrá cambio de ayuntamientos, y en todos los estados se elegirán diputados federales y locales. Por este motivo se espera que pudiera haber una mayor participación ciudadana. 

Históricamente la mayor participación se obtuvo en las elecciones intermedias de 1997 con el 56.1 por ciento, en el resto solamente se alcanzó el 50%. El hecho de no elegir ni presidente de la República ni senadores le quita atractivo a esta elección.

Se estima que este domingo se logre una participación del 51.4 %, aun cuando los más pesimistas auguran que no llegue ni siquiera a un 50%, por las razones arriba comentadas: inseguridad, pandemia y falta de interés en la elección intermedia.

Lo cierto es que en este proceso electoral hay una participación de mucha gente, se invierte mucho dinero en su organización y ejecución, y el trabajo que realizan los miles de funcionarios, representantes y los propios partidos políticos, merecen ser reconocidos mediante nuestro voto. El hecho de no salir a votar es despreciar en primer lugar la democracia y en segundo lugar a quienes han dedicado tiempo y esfuerzo en la realización de esta jornada electoral.

De manera que sin importar con qué partido o candidato simpatices, es importante que salgas a votar, para ejercer este derecho que nos otorga la Constitución de elegir a nuestros gobernantes, porque si quieres que las cosas cambien en tu municipio, tu distrito y tu país, debes participar acudiendo a las urnas, porque tu voto podría hacer la diferencia.

Artículo anteriorAdiós a los candidatos
Artículo siguiente¡Salimos a votar!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí