Inicio OPINIONES Ninguna notaría fue suspendida

Ninguna notaría fue suspendida

Una grave confusión se creó respecto al gremio notarial, a causa de una
interpretación errónea de la decisión del Sistema de Administración Tributaria (SAT) de dar de baja de la plataforma de “inscripción remota de contribuyentes” a los notarios de todo el país, que no renovaron sus cuentas de acceso a esta plataforma que permite a los notarios en auxilio de la autoridad fiscal, inscribir en el Registro Federal de Contribuyentes a las personas morales constituidas bajo su fe.

El sistema lo que pretende es que los notarios inscritos funjan como
coadyuvantes del SAT en el alta de sociedades y asociaciones.

Esto no significa de ninguna manera que estos notarios hayan sido suspendidos en su función notarial y mucho menos de sus firmas electrónicas, sino simplemente fueron “cancelados” del sistema de inscripción remota de contribuyentes ante el RFC, de manera que ahora las personas morales constituidas ante su fe tendrán que acudir directamente al SAT a tramitar su registro cubriendo todos los requisitos que exige la autoridad fiscal.

Esta plataforma implementada por el SAT consiste en que las personas morales constituidas ante la fe de un notario público puedan registrarse ante el RFC de manera remota, sin tener que acudir a las oficinas del SAT, cumpliendo a través del notario con todos los requisitos exigidos por la autoridad fiscal.

¿QUIÉNES FUERON DADOS DE BAJA?
El procedimiento administrativo iniciado por el SAT tiene como finalidad
reestructurar dicha plataforma, dando de baja a los notarios que no renovaron sus cuentas de acceso por considerar que ya no les es requerido por sus usuarios, o bien notarios que ya han fallecido o que están con licencia, o simplemente aquellos fedatarios que no desean seguir participando en este esquema.

En respuesta a esta confusión, el Colegio de Notarios del Estado de Veracruz ha informado que los trámites en las notarías mencionadas en el listado que publicó el SAT a nivel nacional se encuentran seguros, toda vez que las notarías continúan operando con toda normalidad y que ningún notario ha sido suspendido de sus funciones.

Sin embargo, para quienes requieran inscribir a una persona moral ante el RFC, tendrán que acudir personalmente a las oficinas del SAT de manera presencial, cumpliendo con toda la documentación que la normatividad vigente exige.

Todos los instrumentos que se encuentran en trámite en estas notarías siguen su proceso con normalidad, de manera que los clientes no deben preocuparse, ya que ninguno de estos notarios ha sido suspendido en sus funciones y la certeza jurídica de sus escrituras está a salvo.

Artículo anteriorA propósito de parlamentos, congresos y constituciones: El prototipo inicial (I)
Artículo siguiente¿Por qué es importante conmemorar el Bicentenario de la Consumación de la Independencia?

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí