Inicio POLÍTICA Nuestra obligación es advertir las múltiples barreras que enfrentamos las mujeres para...

Nuestra obligación es advertir las múltiples barreras que enfrentamos las mujeres para acceder a la justicia: Ministra Norma Lucía Piña Hernández

97

• La ministra presidenta hizo un llamado a deconstruir la justicia penal y reconstruirla desde un enfoque interseccional

Al inaugurar las mesas de diálogo “Derechos Humanos, proceso penal y perspectiva de género” la ministra Norma Lucía Piña Hernández, presidenta del Poder Judicial de la Federación (PJF) anunció que este es el inicio de una forma reforzada de juzgar con perspectiva de género: “nuestra obligación como juzgadoras y juzgadores es advertir las múltiples barreras que enfrentamos las mujeres para acceder efectivamente a la justicia”.

La ministra Piña Hernández agregó que, con estas mesas de diálogo, se inicia una labor inaplazable: “proteger a las que están, a las que no sabemos dónde están y son buscadas desesperadamente por sus personas queridas, así como lograr justicia efectiva para las que ya no están”.

Estas mesas de diálogo forman parte del proceso de escucha permanente y progresiva que anunció la Ministra Presidenta en conmemoración por el Día Internacional de las Mujeres. Durante tres días, personas expertas, juzgadoras y juzgadores revisarán las principales etapas de un proceso penal, que deben realizarse sobre la base de la perspectiva de género para realmente atender todas aquellas necesidades de las víctimas.

Al respecto, la Ministra Presidenta agregó que “estas mesas refrendan la responsabilidad de todas y todos de contribuir a uno de los cambios sociales más urgentes e importantes de nuestro tiempo: la vida libre de violencia y en igualdad para todas las mujeres”.

Al finalizar su mensaje, la Ministra bajó del estrado para ocupar un lugar en la audiencia para escuchar la primera mesa de diálogo “¿Cómo debería de verse en la realidad la justicia penal desde una perspectiva de género y un enfoque interseccional?”, en la que participaron la magistrada Taissia Cruz Parcero, directora general del Instituto Federal de la Defensoría Pública; Alejandra Rabasa, directora general de Derechos Humanos de la Suprema Corte; Lucía Núñez Rebolledo, profesora investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México y el magistrado en retiro Pablo Monroy Gómez.

Artículo anteriorSe nutre la lista de presidenciables
Artículo siguiente¿Hacia dónde van las bibliotecas, hemerotecas y la lectura?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí