Inicio SALUD Nueva ley antitabaco: prohibido fumar

Nueva ley antitabaco: prohibido fumar

271

Desde el 15 de enero ya no es lícito hacerlo en espacios públicos de México; según la OMS y los CDC de Estados Unidos, las prohibiciones funcionan y evitan hospitalizaciones y muertes por tabaquismo.

Desde el domingo 15 de enero está prohibido fumar en espacios públicos de México; además, las cajetillas de cigarro tienen que estar fuera de la vista en los supermercados y tiendas de conveniencia.La ley que entró en vigor prohíbe exponer publicidad por cualquier medio de comunicación, incluyendo internet, redes sociales, cine, televisión, teatro y cualquier tipo de mensaje subliminal que incite a su consumo.

Además de las medidas adoptadas desde 2008 en las que se obligó a que las cajetillas mostraran imágenes de las consecuencias por el consumo de tabaco, ahora se suma una lista de lugares donde no se debe fumar.

Mercados, hospitales, iglesias

Aunque anteriormente se permitía, la ley modificada prohíbe fumar en patios, terrazas, balcones, área de juegos, parques de diversiones, deportivos, hoteles, playas, centros de espectáculos, canchas, estadios, arenas, plazas comerciales, mercados, hospitales, clínicas, iglesias o espacios de culto religioso, paraderos de transporte, restaurantes y bares, escuelas, lugares de trabajo y transporte público.

La nueva ley considera lugares habilitados en bares, restaurantes y hoteles para uso exclusivo de fumadores, pero el cambio está en que ya no se podrán ofrecer servicios, es decir, no habrá zonas para fumar en las que se sirvan bebidas, comida, por ejemplo, para protección del personal que lo realiza. Además, estas áreas tendrán que estar excluidas y al menos a 10 metros de donde haya congregación de otras personas.

Entornos libres de humo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata a más de 8 millones de personas por año en el mundo: 7 millones, usuarios directos del tabaco; 1.2 millones, fumadores pasivos o de segunda mano, es decir, quienes se exponen al humo de tabaco expirado de personas fumadoras.

Todas las formas de tabaco son dañinas, incluyendo los cigarros electrónicos, los productos que calientan tabaco y los vapeadores.

Para la OMS, las medidas que se han adoptado en el mundo han funcionado, como aplicar mayores impuestos, prohibir la publicidad, desplegar mensajes gráficos sobre el daño del tabaco.

Según la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, los entornos 100 por ciento libres de humo son la única forma comprobada de proteger adecuadamente la salud de las personas de los efectos nocivos del humo de tabaco ajeno (http://bit.ly/3XSHs63).

Esa afirmación está sostenida también por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) que sostienen en un metaanálisis realizado en 2010 de 17 estudios que hay una gran cantidad de evidencia, la cual respalda una reducción de eventos coronarios agudos luego de la implementación de leyes libres de humo, que aumenta con el tiempo de la prohibición (http://bit.ly/3R2Ruzk).

Un estudio del Instituto para la Economía Laboral de Alemania realizado de 2000 a 2008, señaló que el número de hospitalizaciones después de las prohibiciones de fumar en lugares públicos bajó 2.1 por ciento la cantidad de admisiones hospitalarias por causas cardiovasculares por día, mientras que los eventos asmáticos disminuyeron 6.5 por ciento por día (https://bit.ly/3wprPra).

Artículo anteriorUn ilustre médico y sólido baluarte de la educación superior
Artículo siguienteSenectud: divino deterioro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí