Inicio POLÍTICA Porqué Chiapas no penaliza el aborto. La mujeres profesionales, no tocan el...

Porqué Chiapas no penaliza el aborto. La mujeres profesionales, no tocan el tema, ni las diputadas

215

Daniel Flores Meneses

Crónica Chiapaneca.

Hay una pregunta que yo me hago y es en sentido de porqué ahora que el gobierno chiapaneco, tiene una gran equidad de género que no había tenido nunca, no se ha agregado a los estados que ya permiten el aborto.

El discurso gubernamental es precisamente de este avance, en la equidad todos los días prácticamente, sin embargo, organismos dirigidos por mujeres no aparecen en este terreno. Por ejemplo, las diputadas, que creo que son la mitad en el Congreso de Chiapas, no levantan el dedo, para exigir la despenalización del aborto. A lo mejor me equivoco, pero tampoco lo hacen los grupos feministas, y si lo hicieron, hace ya tiempo.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, el martes de esta semana, reafirmó la validez de la NOM-046, en todos los estados del país. Y esta norma es la que permite precisamente el aborto en casos de violación y obliga a las instituciones de salud a garantizar ese derecho. Además, se estableció la obligatoriedad de contar con personal médico no objetor de conciencia.

Con ello, la SCJN descarta cualquier posibilidad de que autoridades argumenten incompatibilidad con las leyes locales para negar el servicio de aborto en casos de violación, y reafirma que todos los estados están obligados a aplicar la NOM-046 cuando las mujeres, niñas y adolescentes sean víctimas de violencia sexual.

Actualmente sólo ocho entidades permiten el aborto legal hasta las 12 semanas de gestación.Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz, Baja California, Colima, Sinaloa y Guerrero son los estados de la República Mexicana que permiten a las mujeres abortar de forma legal hasta las 12 semanas de gestación.

El último estado que ha optado por aplicar esta norma 046 es Guerrero, y Chiapas parece estar muy lejano para apoyar a cientos de jovencitas que son humilladas por el machismo y la ignorancia familiar o el fanatismo religioso.

Mientras en nueve entidades el aborto ya se despenalizó, colectivas, organizaciones y algunas legisladoras buscan que esto avance en el resto. Subrayan que no solo es clave evitar que esta práctica se castigue, sino garantizar que sea un servicio brindado por el sector salud. Pero aquí en Chiapas, parece no importarles.

Quizá y esta acción de la Suprema Corte, les abra la mente y comiencen, a acelerar los cambios, y olvidarse, de las iglesias. Y las diputadas y el gobierno, olvidarse de los votantes, ante las elecciones del 2024. El ataque a niñas y jovencitas, en Chiapas es un dolor de conciencia que no se aminora. La falta de educación y fanatismo religioso aumentan……

El aborto y sus variantes perspectivas

Paco Andrade

El tema del aborto no es fácil de abordar. Sobre todo en una entidad en donde el 50 por ciento de sus habitantes son creyentes de alguna denominación religiosa. Tratar el tema del aborto es espinoso cuando se trata de una vida, la polémica nace que cuando el feto tiene o no tiene vida, es o no consciente.

Creo que desde el momento que a esa criatura le late el corazón, ya tiene vida. Lo grave aquí es cuando se cae en fanatismos como sucedió en Seattle, Estados Unidos cuando extremistas pro aborto amenazaron con asesinar a jueces del Tribunal Supremo; pero en nuestro país estamos muy lejanos ver ese escenario porque con la justificación y el pésimo sentido de imitación de un gobierno progresista, se llegan a los límites del libertinaje.

Se podrá entender que alguna adolescente o jovencita por haber sido violada o ultrajada; pero una chica adulta que por descuido se embarazó y eso le dé la libertad y el derecho suficiente para asesinar a una criatura. Para eso está la pastilla del día después ¿no? Ahí entra la responsabilidad, la educación que se mama en casa, los valores y un largo etcétera que harían que me metiera en camisa de once varas.

Aquí el tema del aborto va como gordito en tobogán, sin embargo en la asamblea legislativa de Oklahoma (EEUU) aprobó el jueves la ley de aborto más estricta del país, votando la prohibición del procedimiento desde el momento de la concepción, excepto en casos de violación, incesto o cuando la vida de la madre esté en peligro.

En Kentucky, una jueza federal aplazó para el jueves una orden de bloqueo de partes clave de una nueva ley de aborto de que había obligado a las dos clínicas del estado a suspender temporalmente los abortos. El fallo dice que la prohibición de abortos de 15 semanas de la ley permanecerá bloqueada hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre un caso relacionado con el aborto en Mississippi.

Y así sucesivamente, hay una oposición real. Las y los políticos mexicanos están más ensimismados en la sucesión presidencial que en temas que afectan más a una comunidad vilipendiada por la crisis económica, la pandemia, la corrupción imperante y gigantesca del gobierno de la República, la nueva mafia del poder y el crimen organizado. Como lo he dicho en diferentes ocasión estamos y vamos solos.

Poco a poco, con muchos problemas por las iglesias y las asociaciones católicas, el aborto en México continúa siendo una piedra donde millones de jóvenes sobre todo, tropiezan, porque son las que se radicalizan y prohíben el Aborto. Mientras los grupos feministas crecen y toman el aborto como parte de su campaña .

El aborto una muerte necesaria.

Lulú Ovilla

Históricamente México ha despenalizado el aborto, pero más allá de una decisión difícil y complicada, el aborto es un asunto de salud pública, por considerar que existe un vínculo entre la salud y la vida de las mujeres y sus derechos sexuales y reproductivos, hoy es inconstitucional criminalizar el aborto, en nuestro estado el aborto está penalizado según el capítulo VI del Código Penal del Estado de Chiapas.

Esta decisión tomada por la Corte, marca un precedente para su aplicación en todas las entidades federativas de México, hoy las mujeres son libres sobre las decisiones de su cuerpo, el trabajo de colectivos feministas ha sido de muchos años, también han luchado por un servicio igualitario en todo el país, ¡por fin lo han logrado! Y no es un logro de la Suprema Corte, sino de años de lucha de mujeres de nuestro país.

La decisión de una mujer a abortar son únicamente bajo determinadas causales, una de ellas es la violación, si su vida se encuentra en peligro o pone en riesgo su salud, diré feto, aunque no me gusta esa palabra, me suena despectiva y cruel, si el feto presenta alteraciones congénitas o genéticas graves, etc. etc, bajo estas circunstancias el acceso al aborto sigue siendo muy limitado, Chiapas, es el caso, Los principales tropiezos que una mujer se encuentra para practicarse un aborto, son aquellos estigmas sociales y desconocimiento sobre las normativas, si el estigma es grande en zonas urbanas, en las rurales y las zonas indígenas, es peor, otra cuestión, es la religión, las mujeres siguen trabajando para sensibilizar a la ciudadanía que critica duramente esta práctica.

Se pretende preparar el terreno para que a la hora que legisladores y legisladoras aprueben la despenalización en las entidades federativas que no lo han conseguido, las mujeres puedan acceder de manera fácil y libremente a practicarse el aborto, de acuerdo a las circunstancias que lo marque cada Código Penal.

El espinudo tema del aborto en México

/ Leonel Durante López

México tiene una historia despenalizadora del aborto, desde 1936 se hizo una primera iniciativa. Existen códigos penales con cuatro y más excepciones para la interrupción legal de un embarazo y durante años organizaciones diversas, pero especialmente el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), ha documentado esta historia y ha dado asesoría y apoyo a mujeres detenidas, juzgadas o encarceladas por practicarse un aborto.

En México es la iglesia la encargada de poner trabas a legalizar el aborto. Desde hace más de una década se constata la aplicación de una estrategia conservadora que pretende obstaculizar la posibilidad de despenalización del aborto en el país.

En respuesta a la reforma del Código de Salud en la Ciudad de México, del 2007, que legalizó la interrupción del embarazo durante las primeras doce semanas de gestación, las fuerzas políticas conservadoras en estrecha alianza con la Iglesia Católica y la diversidad Evangélica, operaron a nivel estatal una estrategia nacional de reforma constitucional local que reconoce el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Con redacciones afines, se ha aprobado dicha reforma constitucional en 18 de los 32 estados del país, con legislación similar pendiente en 3 estados más (GIRE, 2010). Tal éxito animó a ampliar la meta original de 18 estados a la totalidad de las entidades federativas, para finalmente dirigirse a reformar la Constitución, tipificando el derecho a la vida desde la concepción como un derecho constitucional y anulando así los avances en materia de derechos reproductivos que se registran en lo que fue el Distrito Federal.

Como un antecedentes recordamos que en Chiapas –en 1996-, el gobernador Patrocinio González (RIP) promovió legalizar el aborto por motivos económicos, sólo en casos de planificación familiar cuando la pareja lo busca de común acuerdo o en madres solteras que no pudieran hacerse cargo económicamente de su hijo. Sin embargo, la Iglesia Católica, la organización Pro-vida y el PAN se opusieron a esto logrando la suspensión de la reforma. Se forma el Frente Nacional por el Aborto, en una reunión en las instalaciones del diario La Jornada, para realizar un foro en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Ya en la actualidad, de Argentina viene la ola expansiva color verde con la aprobación de la ley del aborto redirigida a México, faro de la izquierda política del continente y uno de los motores del movimiento feminista, en busca de avances en la agenda social hacia las mujeres. Pero como conservador que es el presidente López Obrador su respuesta provocó la indignación entre quienes esperaban la aceptación al modelo argentino.

AMLO como Poncio Pilato se lava las manos, a pesar de contar con la mayoría en ambas cámaras, al proponer someter la despenalización del aborto a una consulta pública debido a que se trata de un tema “muy polémico” con “puntos de vista a favor y en contra”, sobre cuyo futuro “no deben decidir las estructuras del poder”, sino las mujeres.

Artículo anteriorLa adopción de menores, un tema urgente e invisibilizado
Artículo siguienteMETRÓPOLI // O TODOS COLUDOS O TODOS…CON RABO
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí