Inicio POLÍTICA Prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, demanda impostergable

Prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, demanda impostergable

164

Inaugura el rector Segundo Encuentro Anual de Comisiones Internas para la Igualdad de Género de la UNAM.

El rector Enrique Graue Wiechers afirmó que prevenir y erradicar la violencia de género es una demanda impostergable en nuestra sociedad. “Siete de cada 10 mujeres mayores de 15 años han experimentado a lo largo de su vida, al menos, una situación de violencia sexual, psicológica o en su localidad. Es una lacra social y cultural que no puede ser permitida, mucho menos en nuestra comunidad; de ahí la declaración de tolerancia cero a la violencia”.

Al inaugurar el Segundo Encuentro Anual de Comisiones Internas para la Igualdad de Género de la UNAM, añadió que dicha igualdad, en su dimensión moral, social, económica y política, es fundamental en el avance de nuestra sociedad, del país y de la humanidad.

“Coincido en que la Universidad Nacional debe educar para la igualdad y quitar definitivamente la violencia de género, lo cual ha sido prioridad de las políticas institucionales”, expresó, y en ello se ha avanzado, con la ampliación de los alcances de la Defensoría de los Derechos Universitarios, Igualdad y Atención de la Violencia de Género; la Coordinación para la Igualdad de Género (CIGU); el fortalecimiento de la Comisión Especial de Igualdad de Género del Consejo Universitario; y la creación de 112 Comisiones Internas (CInIG).

“De ahí la importancia de este encuentro anual que pretende compartir experiencias, reforzar acciones, analizar pendientes y dar seguimiento a los principales alcances en estos temas”, puntualizó el rector Graue.

“Entre los pendientes que estamos analizando y podremos avanzar en forma decidida, están los relacionados con la evaluación con enfoque de género del desempeño académico en lo relativo a la etapa reproductiva y el tiempo dedicado al cuidado familiar; y que las acciones cotidianas emprendidas por los integrantes de las CInIG sean consideradas –por los cuerpos colegiados involucrados– en los criterios de valoración del desempeño académico”, aseguró.

“Lo que avancemos en este sentido repercutirá en una mejor y más justa Universidad y, en consecuencia, en un mejor país y en un futuro prometedor.”

En la Sala de Usos Múltiples del Centro de Exposiciones y Congresos, de la Universidad Nacional, la coordinadora para la Igualdad de Género, Tamara Martínez Ruíz, agradeció el trabajo colaborativo desarrollado entre la instancia que dirige y las CInIG, así como el compromiso mostrado en el proceso de construir una institución igualitaria, incluyente, sin discriminación y libre de violencias por razones de género.

Para lograr los cambios que se necesitan, enfatizó, ha sido indispensable escuchar a las comunidades, cuáles son sus necesidades y qué injusticias enfrentan, a fin de generar acciones en consecuencia. Se ha capacitado a 997 personas que forman parte de las 112 CInIG, con las cuales se atiende a la totalidad de las entidades y dependencias universitarias.

“Se debe identificar dónde nos encontramos y asumir la voluntad de cambiar las cosas mediante el trabajo articulado, honesto, ético, constante y comprometido de todas las personas universitarias, para dar respuesta al escenario de violencia e impunidad.”

La UNAM “reconoce su situación y sus problemáticas, al tiempo que avanza en soluciones y se transforma por medio de la institucionalización y la transversalización de la perspectiva de género. Con los esfuerzos desde la CIGU, las CInIG y todas sus entidades en conjunto, se han sentado las bases para construir, de manera colectiva, una Universidad igualitaria, incluyente y libre de violencia por razones de género”, apuntó.

La presidenta de la Comisión Especial de Igualdad de Género del Consejo Universitario y directora del Instituto de Biología, Susana Magallón Puebla, indicó que el hecho de que cerca de mil personas hayan sido capacitadas en temas de género y no violencia, además de la realización de más de mil 500 actividades en dos años en tópicos como masculinidades, violencia e igualdad, demuestran que, así como en otras maneras sustantivas y profundas, la UNAM sirve como ejemplo y muestra el camino a seguir a nivel nacional e internacional.

Otro actor en las acciones en favor de la igualdad, la diversidad y la no violencia, prosiguió, es la Comisión que preside, cuyas finalidades principales son impulsar la paridad de género en los diversos ámbitos de la vida institucional, promover políticas en la materia y fomentar sus prácticas entre la comunidad.

Esta instancia, recordó, ha elaborado una serie de documentos de importancia para los avances en la política de género de la Universidad.

Artículo anteriorDinamarca, ¡te odio!
Artículo siguienteVeracruz se consolida como un estado seguro y de justicia efectiva: Gómez Cazarín

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí