Inicio EDUCACIÓN Quitan escuelas de tiempo completo

Quitan escuelas de tiempo completo

Las razones para desaparecer el programa de Escuelas de Tiempo Completo no
son congruentes, menos ahora que la educación se encuentra con un rezago tanto
en lo que se refiere a clases presenciales como al estado que guardan los
planteles educativos.

Como parte del programa La Escuela es Nuestra, la eliminación definitiva de las
escuelas de tiempo completo es un paso hacia atrás en la educación en vez de ir
hacia adelante.

De un plumazo la Secretaría de Educación Pública (SEP) acabó con los beneficios
de tiempo completo y cambió las reglas de funcionamiento de los planteles de
tiempo extendido.

Con esta medida se afectarán a más de 3.6 millones de estudiantes que antes
recibían 3.5 horas extras de aprendizaje que ahora ya no tendrán. Los planteles
de Tiempo Completo proporcionaban alimentos a 1.4 millones de alumnos y
apoyaban a las madres para que pudieran mantener un empleo, mientras sus hijos
estaban en la escuela.

Aun cuando a través de un amparo se ordenó al Presidente y por supuesto a la
SEP garantizar los recursos para el funcionamiento del programa la Escuela es
Nuestra, ni los legisladores ni el ejecutivo dieron cumplimiento a esta resolución.
Con esta decisión contradictoria se afecta a 1.6 millones de alumnos, quitándoles
los alimentos calientes que se les proporcionaban todas las mañanas, siendo estos
los alimentos más importantes del día.

Por otro lado, los maestros que participaban en este programa dejarán de percibir
parte de sus ingresos por esta actividad, que era un complemento a su sueldo.
De manera que este desacato a la sentencia judicial es una regresión que daña
los derechos humanos y que afecta directamente a maestros y directivos de
escuelas, así como a niños y adolescentes que ven afectados sus derechos.

Haciendo una comparación entre las escuelas privadas y las públicas, mientras las
particulares imparten 7 horas de clase por día, las de gobierno solamente dan 4
horas diariamente. Con el programa de escuelas de tiempo completo el horario se
ampliaba a 6 horas.

La justificación que da la SEP es que estos recursos se destinarán a las escuelas
rurales y a reparar las escuelas que se encuentran vandalizadas o en mal estado
por la pandemia.

Según Coneval en el 2018 se tenían registradas en este programa más de 27 mil
centros escolares, de los cuales el 51% estaban en zonas marginadas.

Con estas decisiones lo que se logra es aumentar el rezago escolar, pues
volverán a recibir un menor número de horas de clase los niños y adolescentes
que con el programa de Escuelas de Tiempo Completo en un 33% tenían un
horario que había pasado de 4.5 a 6 horas y el 66% de 4.5 a 8 horas (estos con
alimentación gratuita).

De modo que en cuestión de educación, en vez de ir hacia adelante vamos hacia
atrás y esto se verá reflejado en una mala preparación de los alumnos, que
requerirán de un reforzamiento en casa o tomando clases particulares.

Artículo anteriorEstadísticas a propósito del Día internacional de la mujer
Artículo siguienteInadmisible

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí