Inicio POLÍTICA Seguimos sin aprender del pasado

Seguimos sin aprender del pasado

196

Los capítulos de la serie de televisión colombiana titulada “Pablo Escobar, el patrón del mal” inician con una frase que dice: “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla” y tal parece que eso nos pasa a los mexicanos, que no aprendimos de lo sucedido en el pasado como por ejemplo, en los tiempos de gobierno de Benito Juárez, a quien por cierto se le conoce como el Benemérito de las Américas, pero que en realidad fue un líder político que abusó del poder y prácticamente se convirtió en un tirano. Quizás la falta del aprendizaje se debió a que se forjó todo un mito en torno al citado personaje a través de la versión oficial de la historia que se quiso
contar, pero en realidad, hay investigaciones planteadas en textos que demuestran que Juárez era todo, menos lo que nos hicieron creer.

El periodista, cronista y escritor Armando Fuentes Aguirre mejor conocido como “Caton”, refiere en su libro “La otra historia de México: Díaz y Madero, La espada y el espíritu” los siguientes relatos.

Pág. 16: “Todo era favorable a que a fines de 1867 para que se cumpliera un anhelo que los mexicanos alentaban desde 1810: Que hubiera paz en México. Sin embargo, la ambición política de Juárez hizo que se frustrara esa aspiración. Con tal de seguir en el poder, violó gravemente la Constitución de 1857 y con eso suscitó otra vez la discordia entre los mexicanos” (Algo así como que dijera: “A mí no me vengan con que la ley es la ley”)

Pág. 22: “Don Benito estaba convertido en una especie de dictador que suspendía a su antojo la vigencia de la Constitución de 1857 y que dedicaba todos sus empeños a fortalecerse y a debilitar a sus adversarios”.

Pág. 23: “Había descontento en 1870 contra Benito Juárez. Su aureola de paladín de la nación frente a la intervención extranjera se había apagado con mucha rapidez. Don Benito habría sido realmente un benemérito de la patria si después de consumado el triunfo de la República hubiera cedido el poder a otro ciudadano. Su ambición política le cerró a México el camino de la paz.”

pág. 26 “El presidente Juárez jamás reparó en los medios; los uso todos, aun los que comprometían la integridad nacional, con tal de ver asegurado el cumplimiento de su afán de poder. También recurrió a todo el presidente para ganar la elección de 1871. Una nube de agentes suyos andaba por los estados y trabajaban en el Distrito Federal a fin de asegurarle el triunfo. No eran propagandistas, no; eran agentes a sueldo con instrucciones de comprar al que se dejara y presionar al que no”.

¿Le parecen familiares estas acciones? ¿Le recuerdan ya sabe a quién? ahora nos explicamos porqué Benito Juárez es el referente y la inspiración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cabe señalar que el libro que citamos se editó en Octubre de 2010……y nosotros seguimos sin aprender del pasado.

Artículo anteriorRepasar
Artículo siguienteCuesta equilibrar y poner orden
Alberto Francisco Olaya Avila nació en la Cd. de México el 20 de septiembre de 1967. Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Periodismo a y Comunicación Colectiva de la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragon de la UNAM. Desde 1988 está dedicado a la radiodifusión comercial. Inició trabajando en Organización Radio Centro donde se desempeñó como Auxiliar Administrativo de Ventas, Control de Materiales, Continuista y Productor. Es fundador de radiodifusoras independientes como la XEPOR AM de la zona de la mixteca de Oaxaca inaugurada en 1991 y la XHCHH de Chilpancingo,Guerrero, que inició transmisiones en 1994. También trabajo para la XHZS de Coatzacoalcos, Veracruz de 2003 a 2019 y actualmente es Director General de Grupo Oro Comunicaciones en Puebla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí