Inicio POLÍTICA Sempra firma acuerdo de 20 años con la empresa de Silicon Valley...

Sempra firma acuerdo de 20 años con la empresa de Silicon Valley para el parque eólico propuesto en México

233

Se planea instalar unas 60 turbinas en las instalaciones de Tecate, que producirían hasta 300 megavatios de electricidad

POR ROB NIKOLEWSKI

Sempra, el gigante energético de la lista Fortune 500 con sede en San Diego, tiene previsto construir otro gran parque eólico en Baja California y ya ha firmado un acuerdo a largo plazo con una empresa municipal de servicios públicos que presta servicio en el Valle del Silicio para tomar la energía generada por las 60 turbinas del proyecto.

A la espera de los permisos necesarios de los gobiernos estadounidense y mexicano y de la finalización de los contratos comerciales, el proyecto eólico Cimarrón propuesto generaría 300 megavatios de electricidad, el equivalente al consumo anual de energía de más de 84 mil hogares, y reduciría casi 210 mil toneladas métricas de CO2 de emisiones de gases de efecto invernadero cada año.

Funcionarios de Sempra Infrastructure, una filial de Sempra, anunciaron el jueves un acuerdo de compra de energía por 20 años con Silicon Valley Power, una empresa municipal de servicios públicos con sede en Santa Clara.

Silicon Valley Power sigue realizando inversiones estratégicas a largo plazo en energía limpia y añadiendo diversos recursos energéticos a nuestro portafolio de energía”, dijo en un comunicado Manuel Pineda, director de servicios eléctricos de Silicon Valley Power. Santa Clara y Silicon Valley albergan algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo.

Todavía no se ha puesto la primera piedra del proyecto, pero si sigue adelante, Sempra Infrastructure prevé que Cimarrón comience a funcionar comercialmente a finales de 2024. Se calcula que la construcción creará unos 2 mil empleos directos e indirectos en México.

No se han revelado los detalles financieros del acuerdo, y los responsables de Sempra han dicho que las cifras son confidenciales.

La electricidad generada por las turbinas de Cimarrón fluiría desde Tecate hasta la subestación ECO, en el condado este de San Diego, y luego a la red eléctrica de California.

Esta configuración es similar a la de un parque eólico de 260 megavatios ya existente, llamado Energía Sierra Juárez, que opera Sempra Infrastructure, y que está a unos 10 km de donde está prevista la instalación de Cimarrón. Unas 47 turbinas componen la Fase 1 del proyecto Energía Sierra Juárez y la Fase 2 se compone de 26 turbinas que alimentan las palas giratorias de cada torre.

Sempra Infrastructure también opera una tercera instalación eólica, denominada parque eólico Ventika, en el estado de Nueva Léon. Con 84 turbinas y una capacidad instalada de unos 225 megavatios, Ventika es una de las mayores instalaciones de generación eólica de América Latina.

La empresa también tiene planes para instalar una instalación de almacenamiento en batería de hasta 500 megavatios llamada Volta de Mexicali, que se construiría en México y daría servicio al Valle Imperial a través de la interconexión en la subestación del Condado Este.

“Estamos centrados en la integración segura y fiable de la energía limpia en la red eléctrica de Norteamérica, utilizando nuestra infraestructura transfronteriza entre Estados Unidos y México”, dijo Emily Shults, vicepresidenta senior de desarrollo de energía limpia de Sempra Infrastructure.

Sempra lleva mucho tiempo participando en proyectos energéticos en México.

Sempra Infrastructure opera la instalación Energía Costa Azul en Ensenada, que sirve como destino de importación de gas natural licuado, o GNL para abreviar. La empresa está construyendo un componente de exportación en la instalación, para aprovechar el creciente mercado mundial de GNL.

Además, la empresa está trabajando con el gobierno mexicano para construir otra instalación de exportación de GNL en la ciudad portuaria de Topolobampo, en el Golfo de California.

Las terminales de exportación en el Pacífico o cerca de él se consideran valiosas porque los barcos que transportan cargamentos de GNL a los mercados asiáticos ávidos de gas natural pueden omitir el pago de los peajes en el Canal de Panamá que deben pagar las instalaciones de la costa del Golfo y pueden llegar a sus destinos en la mitad de tiempo.

En Estados Unidos, Sempra Infrastructure es la propietaria mayoritaria de la instalación de GNL de Cameron, de 10 mil millones de dólares, en la costa del Golfo de Luisiana, que abrió sus puertas en pleno funcionamiento comercial en agosto de 2020, y tiene planes para construir un proyecto de exportación de GNL aún mayor en Port Arthur, Texas.

Artículo anteriorMujeres en un ambiente criminal
Artículo siguienteHijos de tigres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí