Inicio SALUD Tras el COVID, ¿por qué persisten algunos síntomas?

Tras el COVID, ¿por qué persisten algunos síntomas?

110

“Ha pasado una semana desde que di negativo en la prueba de COVID, pero no termino de sentirme mejor. ¿Por qué sigo sintiéndome mal?”. La prueba rápida por fin, felizmente, dio negativo después de una semana de resultados positivos de color rojo oscuro. Técnicamente ya superaste el COVID, pero el virus no parece haberte dejado, ya que persisten la fatiga, la tos o una sensación general de malestar.

Si los síntomas continúan durante cuatro semanas o más después de una prueba negativa, ese es el momento en el que estos podrían identificarse por primera vez como COVID persistente, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
Pero para algunas personas hay una etapa intermedia confusa: tu prueba de COVID es negativa y aún te sientes enfermo, pero técnicamente aún no te encuentras en el territorio de la COVID persistente, dijo Peter Chin-Hong, médico infectólogo de la Universidad de California en San Francisco.
“Muchas personas se recuperan muy rápidamente” después de una infección por COVID, dijo Ziyad Al-Aly, epidemiólogo clínico de la Universidad de Washington en St. Louis. Pero a mucha gente “le lleva dos, tres, cuatro semanas recuperarse por completo”, dijo. Esto es lo que podría estar pasando.

En la mayoría de las personas, el sistema inmunológico se calma con rapidez después de combatir la COVID. En algunos casos, sin embargo, permanece activo.
Los investigadores no están del todo seguros de por qué sucede esto. Podría deberse a que quedan niveles bajos del virus o porque el sistema inmunológico sigue actuando como si el virus siguiera ahí, incluso si ya desapareció, dijo Chin-Hong.

MÁS SÍNTOMAS, MÁS DURACIÓN
De cualquier manera, no es inusual que ciertos síntomas persistan después de cualquier infección viral, dijo Joseph Khabbaza, neumólogo y médico de cuidados intensivos de la Clínica Cleveland. Puede persistir la inflamación: las vías respiratorias de las personas pueden hincharse y causar sibilancias o tos, o sus senos paranasales pueden inflamarse y provocar congestión.

La fatiga por COVID puede durar semanas en algunas personas, incluso después de dar negativo en la prueba. El COVID también puede seguir alterando tu sueño, lo que puede hacerte sentir aún más agotado.
«Te quedas con este agotamiento casi paralizante», dijo Chin-Hong. «No estás completamente bien y te esfuerzas, intentas ir al gimnasio y no puedes hacerlo».

Cuanto más severos hayan sido tus síntomas durante tu enfermedad, más tiempo pueden durar, dijo Chin-Hong.
Y los síntomas del COVID que se habían resuelto previamente pueden regresar, o “rebotar”, durante la semana más o menos después de una prueba negativa, un fenómeno que también se relaciona a veces con la terapia antiviral Paxlovid. Pero incluso si no tomaste Paxlovid, el agotamiento, las toses y los dolores pueden aparecer de nuevo, dijo Chin-Hong, posiblemente porque tu sistema inmunológico todavía está en modo de defensa.

Sin embargo, no todas las personas con síntomas prolongados desarrollarán COVID persistente, dijo Al-Aly, la mayoría de personas se recuperarán antes de llegar al mes.
No hay una solución sencilla para sanar después del COVID; en su mayoría, es solo cuestión de tiempo. Pero los expertos afirmaron que hay algunas cosas que puedes hacer para que el proceso de recuperación sea más llevadero.
Trata de descansar todo lo que puedas, dijo Al-Aly. Tu cuerpo aún puede estar tratando de preservar la energía que necesitaba para combatir el virus, aseguró. Por lo tanto, dormir lo suficiente puede ayudarte a sentir menos agotamiento durante el día.

Del mismo modo, deberías comenzar despacio si quieres volver a hacer ejercicio, dijo Chin-Hong, especialmente si aún sientes agotamiento o tus otros síntomas empeoran cuando haces ejercicio. Escucha a tu cuerpo y no intentes esforzarte, dijo.
Si sigues sintiéndote mal después de 30 días, comunícate con un médico de atención primaria, que puede ofrecer estrategias para controlar tus síntomas. También es posible que desees revisar si hay una instalación médica, como un hospital de investigación, que se especialice en la recuperación del COVID persistente cerca de ti, aconsejó Marc Sala, codirector del Centro Integral de COVID-19 de Northwestern Medicine en Chicago.
Sin embargo, para muchas personas, los síntomas desaparecerán en cuestión de días o semanas, afirmó Chin-Hong. Desafortunadamente, dijo, es posible que no desaparezcan «inmediatamente».

Artículo anteriorLas Mipymes estarán en jaque
Artículo siguienteEl Cinismo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí