Inicio POLÍTICA Tuxtla incomunicada por bloqueos carreteros de CNTE

Tuxtla incomunicada por bloqueos carreteros de CNTE

69

Ricardo del Muro / Austral

Nuevamente, este viernes, volvimos a padecer y soportar los bloqueos carreteros de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que en esta ocasión cerraron las entradas y salidas de Tuxtla Gutiérrez, manteniendo en “estado de sitio” a la capital chiapaneca.

Este ha sido el primer mega bloqueo promovido por Isael González Vázquez, que hace un año tomó protesta como nuevo secretario general de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), lo que significó que el grupo del cacique magisterial, Pedro Gómez Bahamaca, mantenga el poder de la CNTE en Chiapas, así como sus violentas estrategias de presión política.

El rechazo a la reforma educativa ha sido presentada como la principal bandera de esta movilización magisterial, pero el verdadero objetivo de la CNTE es recuperar el manejo de la Caja de Ahorro del magisterio.

Así, frente a lo que llaman “la cerrazón del gobierno”, los maestros de la sección 7 y 40 el SNTE optaron por “cerrar” las carreteras de San Fernando, Chiapa de Corzo, La Pochota, Club Campestre y Suchiapa, por lo que la capital chiapaneca quedó incomunicada.

El bloqueo de carreteras es un delito sancionado por dos leyes federales y una estatal, con penas que van de 3 meses a 7 años de prisión, además de multas que equivalen hasta 27 años del acusado, pero ante los grupos de presión, como los maestros, por lo que regular estas leyes no se aplican.

La Ley de Vías Generales de Comunicación, el Código Penal Federal y el artículo 375 del Código Penal del Estado, establece castigar con cárcel a los grupos que, bajo el pretexto de una protesta pública, bloqueen vías de comunicación y exijan dinero a los ciudadanos, pero cuando se ha aplicado la ley sucede que los infractores son convertidos en “héroes” o “mártires”, como sucedió hace tres años cuando fueron consignados 95 estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, quienes al final no sólo fueron excarcelados sino que sus compañeros piden que sean liberados cualquier expediente judicial.

Sin embargo, la CNTE mantiene su estrategia, ya monótona y molesta, que sólo varía en cuanto al nivel de agresión en contra de la ciudadanía. Marchas, plantones, bloqueos, quema de edificios, maestros rapados y enfrentamientos violentos han sido parte de este movimiento magisterial.

Los organimos empresariales (Coparmex, Canaco y CCE) han demandado a los gobiernos federal y estatal que se aplique la ley para garantizar el libre tránsito, así como el orden público, por lo que han demandado que las fuerzas policiacas eviten los bloqueos carreteros.

Las banderas de los bloqueos carreteros de este viernes, según el CNTE, son respeto a la libertad sindical, aumento salarial emergente, mejor atención en el ISSSTE y abrogación de la reforma educativa, pero la verdadera causa del conflicto es que la dirigencia sindical recupere el control de la caja de ahorros y el fondo de beneficios sociales.

La recuperación de la caja de ahorros fue una de las principales banderas de González Vázquez, al rendir su protesta como nuevo secretario general de la sección 7 del SNTE, el pasado 18 de marzo. Esto significa el manejo en cuentas bancarias de mil 846 millones 738 mil pesos, congeladas desde 2020, así como el Fondo de Beneficio Sociales (FABES), con una suma de 975 millones 451 mil pesos, distribuido en préstamos antes de junio del 2020 y que dispone de una suma de 617 millones 813 mil pesos, que se disponen para préstamos.

La Secretaría de Educación en Chiapas dio a conocer en 2022 las múltiples denuncias que los trabajadores han externado respecto a la mala administración de recursos de la sección 7 del SNTE – CNTE en cuanto a la Caja de Ahorro y préstamos.

«Todos los trabajadores tienen derecho de aportar al sindicato una cuota que no puede exceder el 30 por ciento, esa cuota es de carácter voluntaria», explicó Pedro Martínez Esquinca, Coordinador General de Asuntos Jurídicos y Laborales de la Secretaría de Educación.

Sin embargo, sin el consentimiento de trabajadores (en muchos casos) los obligan a incorporarse a la Caja de Ahorro de dicho sindicato, así como a solicitar créditos a través de FABES, sin informales, cuánto les descuentan ni por qué conceptos, situación que la sección 7 a cargo de Pedro Gómez Bahamaca se negó a aclarar y por lo que se presume un posible desvío de recursos.

Artículo anteriorEl Benemérito y la primavera
Artículo siguienteEl estiaje que viene
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí