Inicio SALUD Un estudio reveló que aumentaron de forma alarmante las muertes por fumar...

Un estudio reveló que aumentaron de forma alarmante las muertes por fumar fentanilo

78

A pesar de las imágenes estereotipadas de adictos que se inyectan heroína y luego mueren, una nueva investigación del gobierno encuentra que fumar drogas como el fentanilo es ahora la principal causa de sobredosis letales.

En la nueva investigación, publicada el jueves en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, científicos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. encontraron que el porcentaje de muertes por sobredosis entre enero de 2020 y diciembre de 2022 relacionadas con el tabaquismo aumentó un 73.7 por ciento, pasando de un 13.3 por ciento a un 23.1 por ciento, mientras que el porcentaje de muertes por sobredosis relacionadas con la inyección se redujo un 29.1 por ciento, pasando de un 22.7 a un 16.1 por ciento.

Estos cambios fueron más pronunciados cuando el fentanilo fue la droga de elección: en esos casos, el porcentaje con evidencia de inyección disminuyó un 41.6 por ciento, mientras que el porcentaje con evidencia de fumar aumentó un 78.9 por ciento.

Los funcionarios de los CDC explicaron en su informe que decidieron abordar el tema después de ver informes de California que sugerían que fumar fentanilo se estaba convirtiendo en la forma preferida de usar la droga mortal.
El fentanilo conforma casi un 70 por ciento de las muertes por sobredosis en Estados Unidos, anotaron.

Algunas investigaciones preliminares han sugerido que fumar fentanilo es algo menos letal que inyectarlo, y cualquier reducción en las muertes por sobredosis relacionadas con la inyección es positiva, dijo a Associated Press la autora del informe, Lauren Tanz, científica sénior de los CDC que estudia los excesos.

Pero “tanto la inyección como fumar conllevan un riesgo sustancial de sobredosis”, y no está claro si un cambio hacia fumar fentanilo reducirá el número de muertes por sobredosis en EE. UU., dijo Tanz.

EPIDEMIA DE SOBREDOSIS
El fentanilo es una droga poderosa que, en forma de polvo, se corta en heroína u otras drogas. En los últimos años, ha estado alimentando la epidemia de sobredosis en Estados Unidos. Las muertes por sobredosis de drogas aumentaron ligeramente en 2022 tras dos grandes saltos durante la pandemia, y los datos provisionales de los primeros nueve meses de 2023 sugieren que volvieron a aumentar el año pasado, reportó AP .

Durante años, el fentanilo se ha inyectado, pero los consumidores de drogas a menudo lo fuman ahora. Los usuarios colocan el polvo en papel de aluminio o en una pipa de vidrio, calentada desde abajo, e inhalan el vapor, dijo a la AP Alex Kral, investigador de RTI International que estudia a los usuarios de drogas en San Francisco .

El fentanilo fumado no está tan concentrado como el fentanilo en una jeringa, pero algunos usuarios ven ventajas en fumar, explicó Kral, lo que incluye el hecho de que las personas que se inyectan drogas con frecuencia se enfrentan a abscesos llenos de pus en la piel y se arriesgan a infecciones con hepatitis y otras enfermedades.

«Una persona me mostró sus brazos y me dijo: ‘¡Oye, mira mi brazo! ¡Se ve hermoso! Ahora puedo usar camisetas y puedo conseguir un trabajo porque no tengo estas marcas de huellas'», dijo Kral.
En el nuevo informe, los investigadores pudieron seleccionar datos del Distrito de Columbia y de 27 estados de los años 2020 a 2022. A partir de ahí, contaron cómo se consumieron drogas en unas 71,000 de las más de 311,000 muertes totales por sobredosis en EE. UU. durante esos tres años.

A finales de 2022, un 23 por ciento de las muertes ocurrieron tras fumar, un 16 por ciento tras las inyecciones, un 16 por ciento tras inhalar y un 14.5 por ciento tras tragar, reportaron los investigadores.

Tanz dijo que cree que los datos son representativos a nivel nacional porque provienen de estados de todas las regiones del país, y todos mostraron aumentos en el tabaquismo y disminuciones en las inyecciones. Fumar fue la vía más común en el oeste y el medio oeste, y más o menos empató con las inyectables en el noreste y el sur, encontró el informe.

Kral anotó que el estudio tiene algunas limitaciones.
Puede ser difícil determinar la causa exacta de una muerte por sobredosis, sobre todo si no hay testigos presentes, dijo, y las inyecciones podrían reportarse con más frecuencia porque es fácil detectar marcas de agujas en el cuerpo. Para detectar el tabaquismo como causa de muerte, «probablemente tendrían que encontrar una pipa o una lámina en la escena y decidir si lo anotan», dijo.
Kral añadió que muchas personas que fuman fentanilo usan una pajita, y es posible que los investigadores vieran una pajita y asumieran que estaba inhalada.

Artículo anteriorEl infierno carretero que viene
Artículo siguienteQué es el síndrome del túnel carpiano: sus causas y los distintos tratamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí