Inicio POLÍTICA Viacrucis en Taxco

Viacrucis en Taxco

428

Relatos dominicales

Miguel Valera

¡Mátenla, mátenla!, grita una mujer. Un hombre le pega con puño cerrado en la cara; otro la jalonea del cabello, uno más le da patadas en el rostro. La mujer está en la batea de una camioneta de la policía ¿resguardada? Otro hombre la jala de la batea y la tira. Todos aplauden. ¡Mátenla, mátenla!, siguen gritando. La mayoría, con teléfonos y cámaras fotográficas en mano, grabando el momento exacto, para luego inundar las redes sociales con este espectáculo del linchamiento de Ana Rosa.

Los hechos —que no son ficción— ocurrieron en Taxco, Guerrero. La mujer invitó a una pequeña a su casa —Camila— para que conviviera con su hija en una alberca inflable. Ahí la mataron y se llevaron el cuerpo para tirarlo en una carretera federal. Cuando la madre fue a preguntar por la pequeña, le contestaron que nunca llegó. Afortunadamente hubo cámaras de seguridad que registraron su llegada y su salida en una bolsa negra, como si de basura se tratara. Sus hijos Alfredo y Axel también fueron golpeados.

En el tsunami de mensajes y videos en las redes, leo un hilo de @JennaAquarella: Taxco está “celebrando” su Semana Santa pero su gente estamos indignados, enojados y con el corazón roto. Camila tenía sólo 8 añitos cuando la privaron de su libertad ayer 27/03; esta madrugada encontraron su cuerpecito en la maleza, ¿sus verdugos? Sus propios vecinos, amigos de su mamá”.

“La vecina invitó a la niña a una albequita ya que era muy amiga de su hija. Ingresó saltando y feliz al domicilio y ya nunca salió, solo salió la señora con otro hombre y una gran bolsa negra donde tenían el cuerpecito de Camí; hay videos y el testimonio del taxista, quien dijo donde dejaron el cuerpo de la niña, a un costado de la carretera en zacapalco y aún con las pruebas las autoridades no levantan orden de aprehensión. Familia, amigos y conocidos velaron la entrada de la casa en cuestión para evitar que huyeran y cerraron la avenida”.

“Hoy, la gente harta de esta basura en el pueblo mágico donde ‘nunca pasa nada’ tomó la justicia por su propia mano, linchando a la familia que termino con la vida de Cami”, escribió la mujer. “Que poca madre, lo bueno que se adelantó el viacrusis en Taxco y se hizo justicia”, comentó el usuario @Danielrubrick_ colocando otro video en donde se observa a los pobladores golpeando a Ana Rosa.

Tirada en el piso, desnuda del torso, la mujer se cubre la cara para tratar de detener las patadas. “Perra hija de tu puta madre; las niñas no se tocan hija de la verga; órale pinche vieja, ¡mátenla!, ¡perra!, ¡rómpanle las costillas a la hija de su puta madre!, ¡Es lo menos que te mereces maldita!”, se escucha en el video a los pobladores. La mujer murió al llegar a los separos policiales.

En pleno siglo XXI, los vecinos de Camila en Taxco aplicaron la “Ley del talión”, una práctica de hace cuatro mil años que pedía ojo por ojo y diente por diente —referida en Éxodo 21, 23-25— para hacer justicia. Aunque algunos estudiosos señalan que no era propiamente una ley de venga, sino para poner límites a esta, lo cierto es que su aplicación siempre ha sido considerada en ese sentido.

Camila fue asesinada en Taxco y su aparente asesina también. ¿Se hizo justicia o se amplió la circunferencia de la injusticia, del dolor y la muerte? Algunas veces, parafraseando a un viejo filósofo, hay razones que la razón no entiende.

Artículo anteriorLas políticas sociales son derechos
Artículo siguienteEn el último tramo de tu vida
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí