Inicio POLÍTICA Violencia digital, violencia de género

Violencia digital, violencia de género

199

CdMx, Estado de México, Puebla y Veracruz concentran 50 por ciento de los casos de agresiones en línea; 95 de cada 100 víctimas son mujeres.

#LoVirtualEsReal, así lo consignó el Frente Nacional para la Sororidad y Defensoras Digitales (FNSyDD), al hacer público el Informe “Violencia digital (México)”, que entre mayo de 2019 y diciembre de 2021 contabilizó mil 705 casos de agresiones en línea, los cuales se concentraron en Ciudad de México y el Estado de México, mismos que junto a Puebla y Veracruz reúnen 50 por ciento de los procesos.

En el Auditorio Héctor Fix-Zamudio del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), se explicó que el informe está basado en los casos que llegaron al FNSyDD, los cuales fueron conocidos y procesados uno a uno durante el periodo mencionado.

Marcela Hernández Oropa, del FNSyDD informó que de acuerdo con las cifras mencionadas, 95 de cada 100 víctimas son mujeres, y ocho de cada 10 individuos identificados como agresores son hombres.

“En cuanto a las personas violentadas 95.3 por ciento son mujeres, 2.8 por ciento son varones y del resto no se cuenta con la información”.

Entre los victimarios se expuso que 80.4 por ciento son hombres, 11.6 por ciento corresponde a mujeres, y el resto a personas no identificadas.

Sobre las conductas reportadas, en 606 casos la agresión consistió en la difusión de contenido íntimo sin consentimiento; en 352, se efectuaron amenazas de difusión; y en 150 se trató de hostigamiento sexual.

Un dato revelador, consideró Marcela Hernández, es que la mayoría de las mujeres agredidas se encuentra entre los 18 y 30 años de edad, además de que 72.3 por ciento de ellas cuenta con nivel educativo universitario, y en 81.6 por ciento de los casos la víctima conoce al perpetrador.

Los victimarios se encuentran también en la franja poblacional de entre 18 a 30 años de edad, quienes representan 59.1 por ciento, y 16.1 por ciento son varones menores de 18 años.

“Tenemos constancia, según los casos, que los hombres se reúnen virtualmente para compartir contenido íntimo de mujeres en Telegram y WhatsApp; además utilizan perfiles falsos a través de la suplantación de identidad en Facebook, WhatsApp e Instagram, que son las redes donde más se perpetran estas agresiones”, indicó.

Tenemos además un registro de que 87 por ciento de ellos desde los 12 años de edad consumen contenido sexual.

“Los sitios pornográficos en 2020 (durante el ascenso de la pandemia y el confinamiento) recibieron más tráfico que Twitter, Instagram, Netflix, Zoom, Pinterest y LinkedIn juntos”.

Más adelante, Mónica Quevedo de la organización Femaleader presentó cifras recabadas a través de la herramienta del Big Data comprendidas del 1 de octubre de 2020 al 30 de junio de 2022, en las que se identificaron sólo menciones realizadas en México que denotan violencia digital, las cuales ascendieron a 330 mil 747.

“Es sabido que nos comportamos muy diferente en espacios digitales que en la realidad, la estrategia para agredir incluso llega a la evasión de la codificación alfanumérica para que no haya sanciones, por lo que los mensajes se escriben con faltas de ortografía; no obstante, creamos un algoritmo para recabar esa información pública”, dijo.

Más de la mitad de las 330 mil 747 menciones que denotan violencia digital analizadas está vinculada con la venta y consumo de contenido íntimo sexual, en hasta 51.3 por ciento. Además, cuatro de cada 10 menciones identificadas son publicaciones en las que se detectan factores de discurso de odio contra las mujeres.

De entre los autores de estas “menciones”: 23 por ciento vive en CdMx, 11 por ciento en Monterrey y 5 por ciento en Guadalajara; cuentan con escolaridad alta, y se dedican principalmente a las ventas y servicios administrativos; son solteros sin hijos y tienen entre 18 y 24 años; además Reddit y Telegram son sus redes de mayor utilización.

Ante Francisco Javier Galicia Campos del IIJ, quien moderó la presentación, María Elisa Franco Martín del Campo, investigadora del IIJ, dejó en claro que la digital es una modalidad más de la violencia que aqueja a las mujeres.

“No es un fenómeno exclusivo de México, existe en todos los puntos del planeta, por lo que tenemos que luchar para erradicarla; aunque tiene sus particularidades, es más peligrosa potencialmente por la capacidad con las que cuentan sus agresores para esconderse, de tener un perfil anónimo y la permanencia de los mensajes”, alertó.

Finalmente, Olimpia Coral Melo, activista e integrante del FNSyDD, aseveró que este es un movimiento político para que mujeres y niñas estén seguras.

“Todas las personas necesitamos espacios para vivir nuestra sexualidad, no romantizamos el sexting, pero hacemos un llamado a las industrias para dejar de vernos como objetos sexuales y contar con redes sociodigitales lejos de la cultura porno, y deconstruir el colonialismo digital”, concluyó.

Artículo anteriorReflexión sobre desafíos que enfrentan los feminismos en América Latina
Artículo siguienteLa caja vacía

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí