Estos últimos días en las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se está haciendo historia, debido a que se convirtió en el terreno de una manifestación de colectivos feministas y víctimas de feminicidio, desapariciones y abuso, cansados de las injusticias de este país, tomaron las instalaciones para protestar, levantar sus voces y de paso, convertir el edificio gubernamental en un refugio para quien lo necesite.

Así mismo, los colectivos feministas tomaron una pintura de Francisco I. Madero, llenándola de aerosol, y dibujándole el cabello de color rosa, con sombra en los ojos y flores en el saco. Lo cuál no fue del agrado del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, debido a que hizo comentarios en los que afirmaba que no estaba a favor de lo que habían hecho con la obra de arte.

El que afecta la imagen de Madero, o no conoce la historia, lo hace de manera inconsciente, o es un conservador. Así, o sea, es un proporfirista”. Fueron las palabras textuales del presidente de México. Sin importarle las cifras, sin importarle la falta de justicia, la corrupción y la violencia desmedida qué hay en nuestro país.

Sin embargo, las muertes no pueden ser en vano y no se pueden ocultar. Matan a 11 mujeres a diario. 489 mujeres han sido asesinadas en el primer semestre del 2020. Y el mes de Junio fue considerado como el más violento de lo que va del año. Mujeres con familia, con hijos, con hermanos, con amigos, mujeres que tenían aspiraciones y metas de vida, mujeres que en cuestión de segundos les arrebataron absolutamente todo.

La violencia hacia la mujer va en aumento y es repugnante como las autoridades no hacen nada por frenar esta masacre. Es repulsivo que importe más algo material que la vida de miles de personas. No puede ser que no se tomen en cuenta las miles de denuncias que existen, pero si haya tiempo para defender una pintura.

No es la mafia del poder, no es quererle hacer daño a un gobierno. Es una realidad. México es un país feminicida, es un país en donde ser mujer es un peligro y es un país en donde las personas que pueden decidir frenar la violencia, decide enfocarse en algo material. ¡Bienvenidos al país azteca!

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta