Inicio OPINIONES CFE de mal en peor

CFE de mal en peor

Apenas había tomado posesión como director general de la Comisión Federal de Electricidad, cuando Manuel Bartlett Díaz ordenó que se suspendieran los concursos hasta nuevo aviso. En breve dio marcha atrás a esta instrucción cuando le dijeron que, si se suspendían las licitaciones, se paralizaría la CFE porque los concursos son el pan de cada día en la paraestatal, que acostumbra a licitar hasta la compra de un tornillo.
La inexperiencia en el ramo de Bartlett Díaz se hizo notar, pero el sentido común lo orilló a dejar en las posiciones técnicas y operativas a personal experto que ya estaba en la paraestatal.
Posteriormente Bartlett ordenó acabar con las licitaciones dirigidas en la compra de bienes y servicios y que no permitiría continuar con esas prácticas que llamó monopólicas. La decisión iba dirigida a las empresas de Carlos Peralta, que desde el 2014 tiene acaparada la venta de medidores a la CFE.
La manera de acabar con estos monopolios es establecer mecanismos de compras mediante licitaciones auténticas, que se abran y permitan la participación de otras empresas. En sesión de consejo aprobaron implementar un sistema anticorrupción que abarcaría desde el corporativo hasta las filiales.
El primer problema que había que combatir sería la compra de medidores que eran suministrados por dos empresas de Peralta, IUSA y Controles y Medidores Especializados, que han ido ganando los concursos desde 2014.
Otro rubro es la compra de carbón y en reunión sostenida por Manuel Bartlett y el director de operaciones Carlos Morales Mar, junto con el senador Armando Guadiana y el coordinador del gobierno federal en Coahuila, Reyes Flores, aprobaron los pedidos emergentes de carbón para las plantas carboeléctricas ubicadas en Nava, Coahuila, para de esta manera fortalecer el desarrollo de la región carbonífera y beneficiar a sus habitantes.
La administración de Andrés Manuel López Obrador se ha caracterizado por suspender contratos ya otorgados con el pretexto de alegar que no reúnen los requisitos legales ni las consideraciones técnicas y de planeación energética como en estos casos.
Los empresarios reclaman la reactivación de las subastas de energía limpia, que han generado beneficios ambientales, sociales y económicos para el país.
Hay que tomar en cuenta, dicen los empresarios, que las subastas permiten a la CFE comprar electricidad a precios bajos para beneficio de los consumidores. Sin embargo, la cancelación de lo que se llama la cuarta subasta de largo plazo no afectará ni detendrá el mercado de los CERTIFICADOS DE ENERGÍA LIMPIA (CEL), toda vez que existen otros mecanismos para poder cumplir con las obligaciones de generación de energía limpia, pero la CFE no sabe aún como les va a cumplir a sus clientes de servicio básico que son el 80 por ciento de sus usuarios. ¿Lo sabrá Manuel Bartlett?

EMPRESA DE CLASE MUNDIAL
Lo cierto es que la CFE va de mal en peor, toda vez que ha bajado la calidad en el mantenimiento de la red eléctrica y en el caso específico de Coatzacoalcos, con cualquier norte que se presenta explotan los transformadores, se revientan las líneas y se suspende el suministro de energía por horas y a veces hasta días.
Es tiempo ya de que se note el cambio para bien y que el servicio de la CFE vuelva a ser de calidad y haga honor al slogan que por cierto ya le quitaron de “empresa de clase mundial”.
Alguien que le diga a don Manuel Bartlett que la empresa a su cargo se ha convertido en una vergüenza y en un dolor de cabeza, si no que se lo pregunten a los miles de usuarios que nos quedamos sin electricidad durante dos o tres días esta semana.

DESTACADO
La inexperiencia en el ramo de Bartlett Díaz se hizo notar, pero el sentido común lo orilló a dejar en las posiciones técnicas y operativas a personal experto que ya estaba en la paraestatal.

Artículo anteriorLos tesoros eternos de Tutankamón regresan a París; fueron descubiertos en 1922
Artículo siguienteLa inversión china en Europa, motivo de preocupación; varios países endurecieron sus medidas

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí