Inicio POLÍTICA El inculto de Maduro

El inculto de Maduro

13
0

 

Por Manuel Beltrán

Yo creo que nadie puede apoyar y estar del lado de Nicolás Maduro, una persona inculta, que lo único que ha hecho es desmantelar lo poco positivo que quedaba en Venezuela, pero lo que sí ha logrado es acrecentar la pobreza del país, permitiendo a terceros, llámense contratistas, familiares, generales, narcotraficantes y amigos explotar y enriquecerse a costa de la población, mediante saqueos de petróleo y todas las riquezas naturales a costa del pueblo.

Pero lo más “Terrible» es que por la poca visión del presidente Trump, tratando de acorralar a Maduro para dar un asalto y apropiarse de la riqueza de este país sudamericano, ha acrecentado la pobreza de la población sin importarle acelerar la pobreza extrema que ya vive la población y poner en peligro la estabilidad de Latinoamérica.

Al tratar de imponer a un títere como supuesto presidente de Venezuela «Guaidó» y de forzar a países más que aliados comprometidos con su economía de las dádivas de USA a dar el apoyo para el asalto.

Eso ha orillado a Maduro a dar patadas de ahogado al permitir que Rusia, China, Cuba y países subversivos como Irán y los que se acumulen, solicitar su apoyo a cambio de venderles la riqueza de ese país.

Pero cuáles son los planes de las tres potencias participan de la llamada «sirialización» en América Latina. El papel de Cuba en el ajedrez de Caracas.

Tan malo es Pinto como el colorado.

Permitiendo así un caldo de cultivo peligroso al abrir las puertas de Latinoamérica a países con tendencias subversivas, para explotar las riquezas de países al igual que USA, exponiendo a toda una región y tener una confrontación de una y otra parte, creando una muy peligrosa inestabilidad en Latinoamérica, confrontando a nuestros países hermanos aplicando la máxima tan conocida de “divide y vencerás”.

 

Artículo anteriorOro Negro en Coatza
Artículo siguienteVíctima de un delito y no sabes qué hacer
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí