Inicio EDUCACIÓN El rezago educativo

El rezago educativo

Luego de 17 meses de cierre de las escuelas a causa de la pandemia por Covid- 19, esta semana se dio el regreso a las aulas de manera parcial, toda vez que muchos planteles educativos no se encuentran en condiciones óptimas para recibir a los alumnos y para colmo el paso del huracán Grace causó daños severos incluso en escuelas que ya se habían rehabilitado.

Los primeros días fueron prácticamente de acomodo, de realizar trámites, de acomodar horarios y de reparar planteles, y en algunos casos se optó por el llamado sistema híbrido combinando clases presenciales con enseñanza en línea.

Por desgracia también se detectaron contagios de Covid en algunas escuelas que tuvieron que ser cerradas de inmediato para evitar una mayor propagación del virus.

Aun cuando hubo opiniones encontradas sobre la orden gubernamental del
regreso a las aulas, era urgente tomar esta decisión, toda vez que los alumnos habían perdido ya mucho tiempo y según datos proporcionados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) el cierre de las escuelas generó un rezago educativo de 1.8 años, aun cuando los alumnos siguieron tomando clases en línea.

Este rezago se podría traducir en una reducción de 8% anual en la vida laboral de los jóvenes, toda vez que habrán perdido habilidades con marcada deficiencia en el aprendizaje.

De manera que uno de los objetivos en este regreso a clases será en primer lugar tratar de recuperar las habilidades de los estudiantes y evitar a toda costa que este rezago se vuelva permanente, recuperando el tiempo perdido.

Será una labor titánica la que tendrán que desarrollar los maestros, para poner al día a los alumnos y subsanar las deficiencias educativas que han puesto en desventaja a los estudiantes de distintos niveles.

Según datos del IMCO los métodos de enseñanza en línea no han sido del todo efectivos y los resultados esperados han sido insuficientes.


PONERSE AL CORRIENTE
De manera que el futuro de toda una generación de jóvenes está en riesgo, por lo que el sector educativo tendrá que tomar medidas contundentes en el regreso a las aulas, para ponerse al corriente en los planes de estudio de primaria, secundaria y preparatoria.

A este rezago habrá que agregar que muchos jóvenes han tenido que abandonar sus estudios por culpa de la pandemia (Se calcula que son 628 mil alumnos los que han desertado).

Para recuperar el terreno perdido y ponerse al corriente, el IMCO sugiere que las autoridades educativas, directores, maestros e incluso padres de familia deben ponerse a diseñar planes de corto plazo para enfrentar el grave problema que en materia de educación está afectando a México y que si no se corrige a futuro se podría traducir en un mercado laboral muy precario.

Es una realidad que alumnos con menos aprendizaje, serán trabajadores con menores habilidades y bajos ingresos.

Artículo anteriorUNAM, preparada para hacer mapeo del fondo marino
Artículo siguientePerezcando con el Feis…

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí