Inicio OPINIONES Grandes males… Tlaltetela aplica “Toque de Queda”

Grandes males… Tlaltetela aplica “Toque de Queda”

Estamos a pocos días de completar el ciclo alrededor de la pandemia provocada por el Covid-19, avances en el control de la epidemia, nada; el México la situación es grave y los contagios siguen subiendo, los muertos son más a cada corte del sector salud, la ausencia de una  política urgente y estabilizadora de control, pues nada más, no existe, Los mexicanos nos sentimos solos.

 Usted caro lector, podría pensar que este texto contiene cometarios alarmistas y no es así, la información que hemos presentado en esta columna son de datos publicados en medios y dichos por los especialistas involucrados en proveer la información diaria del avance de la enfermedad asociada al virus y sus repercusiones  en la sociedad.

Nos han inundado de información mucha información, quizás, en un porcentaje más o menos real, pero, esa misma información evidencia la incapacidad de respuesta del estado para controlar el contagio ya que las estadísticas son lapidarias contra el sistema de salud, porque la crisis no baja: La crisis aumenta y la población muere, lamentablemente.

Un sector que sigue las noticias, que está pendiente sobre información nueva sobre la epidemia, que forma un criterio de la versión oficial de le estado con relación a la evolución del contagio y sus consecuencias, las crisis en todo el país y, principalmente, en algunos estados la cosa se ha puesto muy difícil y la enfermedad está encontrando nichos vírgenes para desarrollarse y la epidemia de Coronavirus, sigue en aumento, entonces la pregunta ciudadana es: ¿qué hace el estado?

La confusión que provoca el sector salud por una parte y la irresponsabilidad ciudadana, por otra, han puesto al país en una gran disyuntiva que la lógica no entiende, verá usted, allá por marzo las autoridades del país determinaron incorporar la sana distancia, el encierro y, posteriormente, el cierre de toda la actividad comercial e industrial, no esencial, con el fin de que la población estuviera confinado para evitar aglomeraciones, un hecho sin precedente, la ciudadanía cedía su libertad de movimiento, México le entró al igual que otros países primer mundistas los que estaban obteniendo buenos resultados con esas medidas.

Con espanto la sociedad hizo caso al estado para auto confinarse y evitar la interacción social con otros ciudadanos, la gente aceptó el cierre de todas aquellas actividades no esenciales para mantenerse en casa, las medidas en el mundo funcionan, pero, en nuestro país donde estamos viviendo problemas políticos, económicos y sociales asociados a la instalación, aún, del nuevo sistema de gobierno al cual toma desprevenido sin una política de salud definida, que no pudo advertir el tamaño del problema que estamos viviendo y con puro rollo se pretendió acabar con la presencia del virus en nuestro país. ¿Qué hizo el estado?

El estado instrumento conferencias de prensa del sector saludo para “informar” al pueblo del avance del virus, su contagio y evolución, instrumentó, también, las actividades mencionadas con campañas como: “el quédate en casa” “Susana Distancia” donde, prácticamente, se le pide de favor a la población de resguardarse mientras pasa el vendaval.

Mientras el Vocero del Gobierno, Hugo López Gattel, informa de la pandemia, la epidemia y su evolución, diariamente a nivel nacional con la información el día, con datos modestos pues el contagio apenas estaba creciendo, hizo pronósticos positivos y le puso fecha a las etapas del desarrollo de la enfermedad, las cifras eran bastante positivas e irrisorias porque los casos de infectados, eran aislados, considerando geográficamente la distancia de los eventos positivos con la dimisión del país.

Pero como el caballo de Troya los infectados ya estaban en el país, detectados y monitoreados, desde las oficinas del sector salud federal, se optó por tener los datos desde el centro del país y no se difundirían hasta las 19:00 de cada día, obviamente, con el subsecretario de Salud, Hugo López Gattel, quién se volvió un conductor espectacular hasta convertirse en un invitado para participar directamente con la Organización Mundial de la Salud, por su versatilidad y elocuencia para torear los problemas, inventar las soluciones, entretener a la audiencia y decir que todo va bien aunque las cosas vayan muy mal.

El 31 de mayo las cosas deberían haber cambiado en México, el mismo López Gattel así lo había dicho el Gobierno determinaba que en esa fecha el Famoso “pico” empezaba su descenso hacia la recuperación de la salud, termina el encierro y paulatinamente las cosas regresaría a una nueva normalidad, prevista también por el infectólogo y alto funcionario de la Secretaria de Salud, lamentablemente, no fue así.

La nueva normalidad con un semáforo de colores que a la fecha no dio resultados y con lo que se pretendió al centralizar la información, sólo, para que los datos fueran unos  y oficiales, el Doctor Gatell reconoce que la información que procesan los estado son inconsistentes y, por lo tanto no fidedignas, lamentablemente el reconocimiento del multicitado López Gatell, de que la información que dictaba, desde su informativo de las 19:00 horas, es información inconsistente, pero, desde el 28 de febrero y ahora hace crisis y desaparece, mientras inventa otra cosa.

Este lunes ya no habrá información de los Semáforos en los  estados y como el 31 de mayo López Gatell, le pasa los bártulos a los gobernadores para que con lo que tengan enfrenten la crisis que sigue matando mexicanos ya que no hay ninguna estrategia de contener, en el peor momento, de la crisis de un “Pico” muy sólido se abren las puertas de los comercios no esenciales, cuando deberían, nuevamente, pedirle a los ciudadanos que regresen a casa, al confinamiento.

Cerramos el ciclo, la epidemia en Veracruz en sus máximos, la apertura de comercios en la nueva normalidad propicia LOS NUEVOS CONTAGIOS, la gente sale a las calles, retoma sus actividades cotidianas se expone a los contagios ante la mirada complaciente del Estado y del Sector Salud, los pronósticos con bastante reservados porque mientras el pico se mantiene los niños, trabajadores y todo mundo en agosto regresan a su cotidianeidad, con todo el riesgo de contagio a menos que atienda llamadas urgentes del estado para mantenerse a salvo de los contagios.

Este bien o este mal reconocemos a las autoridades municipales del Ayuntamiento de Tlaltetela que determinaron aplicar el “Toque de Queda”, para evitar el aumento de contagios de Coronavirus, al detectarse el primer contagio, entre la población de ese municipio.

Por Consiguiente

Es así que a través de un comunicado que se difundió en las redes sociales oficiales del Ayuntamiento que circuló, se detalla que la población tendrá que permanecer en sus casas desde las 22:00 horas y hasta las 6:00 horas del día siguiente. Esta medida de acuerdo a lo que plantea el propio Ayuntamiento, aplica en la cabecera municipal, así como en las comunidades del municipio que cuentan con una mayor concentración de habitantes. Enhorabuena alcalde, todo sea por la salud.

Por supuesto, el ciclo se cierra porque empezamos con la creciente cifra diaria de contagios, defunciones y sin herramientas para enfrentar la crisis, como al principio allá por febrero…

fl.carranco@gmail.com

Artículo anteriorLos buenos augurios
Artículo siguienteSin miedo a la paridad política

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí