Inicio POLÍTICA “Hemos desconectado el destino individual del destino común”

“Hemos desconectado el destino individual del destino común”

99

Se presentó el libro La humanidad amenazada: ¿quién se hace cargo del futuro?, coeditado por la Coordinación de Humanidades y Gedisa.

La sociedad actual ha desconectado el destino individual del destino común, pensando que nos podemos salvar personalmente, y eso es algo que tendrá consecuencias en el futuro, consideró Daniel Innerarity, investigador de la Universidad del País Vasco y director del Instituto de Gobernanza Democrática.

Durante la presentación del libro La humanidad amenazada: ¿quién se hace cargo del futuro?, coordinado por Innerarity y Eduardo Robledo Rincón –responsable del Programa Universitario de Gobierno (PUGob)–, coedición de la Coordinación de Humanidades y Gedisa, el autor destacó que el propósito del texto no es plantear qué futuro tiene la democracia como institución, sino qué porvenir nos ponen delante, qué esperanza, modesta o grande nos espera.

“Estamos ante una crisis de problemas y males comunes que exigen que entendamos la relación entre el destino personal y el colectivo. Nos hallamos en el horizonte republicano, donde el lazo entre lo global y nacional tiene tal intensidad que en cuanto más lo entendamos podremos crear un vínculo positivo”, explicó el doctor en Filosofía.

Recordó que la Organización de Naciones Unidas ha convocado a una cumbre de Estados para septiembre de 2024, en la que ha planteado no sólo la agenda común como uno de los elementos, sino además acciones determinadas, con la idea de que los gobiernos puedan hacerse cargo.

Porque un buen presente no basta para hacer la democracia atractiva o legítima. Hace falta algo más y tiene que ver con la expectativa, una promesa o esperanza, explicó ante investigadores, directores y estudiantes reunidos en el auditorio de la Coordinación de Humanidades.

Ante un colapso de los sistemas democráticos, los que están mal la pasan peor, y los que estaban bien empezarán a estar mal. Esto explica que la mayoría vea al futuro en el pasado, como eso de hacer América grande de nuevo, recuperar a la Gran Bretaña antes de la Unión Europea, o a la Unión Soviética antes de la Perestroika, ejemplificó.

En España también tienen esta discusión, porque el patrimonio tiene que ver con la identidad y el cambio que propone la izquierda. El gran problema de las democracias es que distribuyen de manera desigual los futuros. Hay gente que puede decir que el futuro está de su parte y otros que no lo pueden decir.

Esto se refleja, por ejemplo, en el resentimiento contra los migrantes, quienes huyen de un pasado y buscan un futuro prometedor. No tienen pasado, han cortado sus raíces, poseen fuerza de trabajo, frente a una sociedad con grandes problemas.

“Hemos desconectado el destino individual del destino común, pensando que nos podemos salvar personalmente.”

Guadalupe Valencia García, coordinadora de Humanidades, felicitó a Eduardo Robledo, quien logró algo que no es fácil hacer: reunir a cinco directores de facultades para que se convirtieran en cómplices y organizar este coloquio, primero, y el texto después; este libro que hoy se tiene el honor de conocer.

Eduardo Robledo Rincón, coordinador del Programa Universitario de Gobierno, coautor y cocordinador del libro, recordó que el documento tiene su origen en un encuentro que él y Javier Solana llevaron a cabo en 2010 en San Sebastián, en el que plantearon una serie de temas que 12 años después lamentablemente se confirmaron, y en otros se rebasaron.

Al final del encuentro se realizó la firma de un convenio de colaboración entre la UNAM (a través de la Secretaría General, la Coordinación de Humanidades, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, así como el PUGob) y el Instituto Gobernance, para conjuntar esfuerzos durante los próximos cinco años e impulsar proyectos de investigación en temas de interés, hacer divulgación científica y académica, además de realizar cursos, seminarios, congresos y talleres conjuntos.

Conferencia magistral

Además, Innerarity dictó una conferencia magistral en el marco del Primer Seminario sobre Gobernanza Democrática en Sociedades Complejas, organizado por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y el PUGob, en la que recalcó que hoy en día sociedades, gobiernos e instituciones tendrán que aprender a vivir en mundos más inestables, comparados con aquellas comunidades en que fueron diseñados, entre las que había mucho mayor estabilidad.

Apuntó que el mayor peligro que enfrenta la humanidad es generado por ésta. “El principal problema que tenemos es que no somos capaces de identificar, gestionar y resolver crisis que proceden de amenazas que representamos para nosotros mismos”.

Artículo anteriorEn Calakmul, la UNAM estudiará el impacto del cambio climático
Artículo siguienteSheinbaum dice que oposición no entiende que el país ya cambió

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí