Inicio POLÍTICA Ideología y Fundamentalismo Político

Ideología y Fundamentalismo Político

181

Según la página de la real academia española, el concepto de ideología es “el conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político”. Tomando en cuenta que el concepto tiene las palabras “ideas fundamentales”, una parte del concepto es la palabra “fundamental” que nos lleva a la definición de “fundamentalismo”, que, sin tomar en cuenta los aspectos religiosos que predominan en la definición misma de la palabra, una parte del concepto es “la exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina o practica establecida. 

Eso justamente es lo que parece suceder con los militantes del Movimiento de Regeneración Nacional mejor conocido como Morena, quienes, sometidos a los dichos y acciones del presidente de la república, repiten constantemente la narrativa de desprecio, de encono y división, sin detenerse a reflexionar si hay sustento y verdad en todo lo que afirman, lo que los convierte en ideólogos fundamentalistas. Se apegan literalmente a lo dicho por el presidente de: O están con el movimiento o están contra él. 

 Dicho lo anterior y después de todo lo que ha sucedido la semana pasada con los desencuentros entre los militantes y seguidores del presidente Lopez Obrador y los clasificados como opositores de las ideas, propuestas y acciones de lo que conocemos como régimen gobernante, la fe ciega al presidente provoca graves episodios de confrontación social. Basta con observar las redes sociales para dar cuenta de ello.

Uno de los desencuentros fue el sucedido en la sesión general del INE donde se estaban dando a conocer los cambios y posturas de los partidos políticos a raíz de la implementación de las reformas aprobadas por la cámara de diputados conocidas en los medios como Plan B, donde el representante de Morena, Eurípides Flores, encaro a los consejeros electorales y particularmente a Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama a quienes definió como mafia electoral, al tiempo que el consejero presidente hizo valer su jerarquía y llamo al representante partidista a no amenazar y conducirse con respeto en la sesión del consejo.

Los dichos de quien dice ser abogado eran verdaderamente de risa y pena ajena, repitiendo las palabras del presidente y de su líder partidista Mario Delgado, que lejos de los argumentos legales, usan la diatriba, la palabra soez y la mentira como herramientas para fortalecer la narrativa que posiciona a su movimiento somo opción social de cambio. Sumen a ello lo que definitivamente es la estrategia digital, donde las cuentas de todos los amantes del obradorato repiten a pie juntillas todos los mensajes de descredito a quienes no piensan como el presidente.

Si el fundamentalismo religioso ha demostrado ser un riesgo en otras latitudes del mundo, la ideología y fundamentalismo político es mas peligroso, porque se basa en la ignorancia, la irreflexión y la mentira.

Artículo anteriorReivindicando Derechos
Artículo siguienteMuere Enrique Florescano, historiador veracruzano
Alberto Francisco Olaya Avila nació en la Cd. de México el 20 de septiembre de 1967. Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Periodismo a y Comunicación Colectiva de la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragon de la UNAM. Desde 1988 está dedicado a la radiodifusión comercial. Inició trabajando en Organización Radio Centro donde se desempeñó como Auxiliar Administrativo de Ventas, Control de Materiales, Continuista y Productor. Es fundador de radiodifusoras independientes como la XEPOR AM de la zona de la mixteca de Oaxaca inaugurada en 1991 y la XHCHH de Chilpancingo,Guerrero, que inició transmisiones en 1994. También trabajo para la XHZS de Coatzacoalcos, Veracruz de 2003 a 2019 y actualmente es Director General de Grupo Oro Comunicaciones en Puebla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí