Inicio OPINIONES Inseguridad una reflexión sobre el mismo tema

Inseguridad una reflexión sobre el mismo tema

Foto: El Heraldo de Veracruz

Foto: El Heraldo de Veracruz

En México y Veracruz, que no es la excepción,  la inseguridad nos acompaña día tras día, como nuestra sombra. Las Estadísticas que reportan los medios locales en el estado y nacionales en los estados, dan cuenta que cada vez  y de cada 10 personas 5 han sido víctimas de robo en el último año.

Lamentablemente las victimas reportan que tres de esos cinco robos han sido cometidos con violencia, obviamente, estamos hablando de delitos del fuero común y que le corresponde atender a la seguridad pública municipal y estatal

Estos casos violentos que se están incrementando en las ciudades, precisamente, van en aumento por varias razones una de ellas es que la persona que ha sido víctima de robo, por ejemplo, en la calle, comercio, autobús o taxi, luego de ser atacadas y robadas, evitan denunciar por el largo camino que representa el interponer una denuncia ante la Fiscalía.

Esta institución que es la que debe perseguir el delito y a los delincuentes, es la primera que empieza a inhibir que el ciudadano pueda acceder a la justicia y a tratar de recuperar sus bienes y que los delincuentes sea detenidos, porque complica el proceso de la denuncia y si no hay denuncia no hay investigación y mucho menos detenciones.

La Fiscalía falla al garantizar el estado de derecho mediante la investigación y persecución de los delitos del orden común, queda a deber en la aplicación de la ley y de los principios de eficiencia, imparcialidad, legalidad, objetividad, profesionalismo, responsabilidad y respeto de los Derechos Humanos.

La fiscalía falla en la solicitud de medidas cautelares, en la presentación de pruebas que han dejado libre a los delincuentes, hablo de los de cuello blanco, los comunes y corrientes no se sabe, porque los resultados se manejan de forma discrecional o de plano la omiten, porque no hay avances.

En fin, lejos del principio de que la justicia debe ser pronta y expedita la Fiscalía es señalada por la ciudadanía por la gran omisión que hay en el proceso legal de la denuncia, el sinnúmero de órdenes de aprensión no ejecutadas y la ausencia de investigaciones con buenos resultados, que esclarezcan hechos de cómo se victimiza a la ciudadanía con robos, asaltos y homicidios, así como nulos resultados con los desaparecidos.

Esto, lo saben los delincuentes que aprovechan esta situación para seguir avasallando a gente y sometiéndola a la ola de atracos a la sociedad sin que tengan que preocuparse de una posible persecución y muchos menos una investigación.

La Secretaria de Seguridad Pública, tiene a cargo de la seguridad en la entidad y los municipios, tiene como fines salvaguardar la integridad y los derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos, realiza la prevención especial y general de los delitos, al respecto esta última, es la falla principal de la SSP, ya que equipamiento tiene, capacitación tiene, conocimiento de los mapas de riesgo de las ciudades, también, los tiene, quizás donde se está fallando principalmente es en la aplicación de las estrategias y persecución efectiva de la delincuencia o de quién debe dar las órdenes.

NO podemos omitir el incremento de homicidios por arma de fuego, los secuestros y el ataque a los comercios y casas habitación, la verdad que en el contexto estos delitos constituyen un gran deterioro social, porque la gente tiene miedo y más miedo le da ir a denunciar porque existe la percepción de que las autoridades del ramo no tienen éxito.

Vivimos con el miedo, el miedo a los asaltos, a perder nuestra vida, que nos van a arrebaten nuestros teléfonos celulares, nuestras pertenencias. Muchas mujeres tienen miedo al tomar el transporte público, y demasiadas sufren de los embates de la violencia doméstica. Para muchos padres es impensable que sus niños jueguen en los parques cuando oscurece. La inseguridad sube el costo de la vida. El crimen y la violencia no solo es un lastre que quita recursos para otras necesidades sociales como la educación y la salud; socava el estado de derecho y crea incertidumbre en la clase política cuando no se ven resultados.

El nuevo régimen éste que lleva escasos 100 días de gobierno estatal, modestamente lanza operativos preventivos que cuando los realizan hay resultados positivos, se han rescatado personan secuestradas, confiscación de armas prohibidas, detenciones de narcomenudistas y actores de otros delitos, sin embargo, la sociedad necesita más acciones contundentes para volver a confiar en sus instituciones.

Por consiguiente

La videovigilancia en las ciudades a través del C-4 genera imágenes de lo que ocurre en la ciudad donde hay cámaras, nos atrevemos a decir que en esas pantallas hay mucha evidencia de lo que pasa en las calles y que con sustento en ello, bien de podrían realizar diagnósticos para atacar el problema con las policías de respuesta inmediata, que bien podría ser la municipal en lo que llegan los refuerzos de seguridad pública, más operativos ya no preventivos sino estratégicos contra los delincuentes y más planeación contra el crimen.

Bueno, como en otras ocasiones, esta es una reflexión sobre como observamos la violencia e inseguridad y como percibimos a la autoridad.

Puente sumergido

Claro que sí, las demás dependencias de gobierno sí tienen compromiso contra la inseguridad.

fl.carranco@gmail.com

Artículo anteriorLa violencia no es natural, se aprende
Artículo siguienteSerie de “Cien años de soledad» fomentará lectura, asegura escritor

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí