Inicio POLÍTICA La hora de las lealtades

La hora de las lealtades

79

CAFÉ DE MAÑANA

Por José Luis Enríquez Ambell 

Las enseñanzas de Don Jesús Reyes Heroles continúan dando iluminación al camino político de la comunidad que transita por la ruta del quehacer público y de las instituciones.

El político tuxpeño y veracruzano platicaba , y decía a sus amigos, colaboradores y cercanos -así contaba Don Alberto Arango de la Huerta (qepd) en una charla en la que estaba mi  amigo, jefe de trabajo y compadre Jorge Javier Pabello Olmo,- y que el ilustre político e ideologo sostenía que «la lealtad en la política no se compra en la botica ni en las tiendas».

Y justamente entre 1997 y el 2000 mi entrañable Padre Don José Luis Enríquez González comentaba con sus atinadas recomendaciones y momentos aleccionadores que me solía brindar, «que la lealtad en política está en el ADN de las personas, y se manifiestan a través de los valores y principios que se aprenden desde el hogar y la familia, y con los amigos de verdad».

En este momento de una especie de obscuridad que parecen estar enfrentando diversos sectores y actores en Veracruz desde los partidos políticos, marca una  nueva etapa de nuestra historia,- y  creo,- demanda sensibilidad y mayor reflexión, que alumbre el camino que transforme con toda legalidad la vida institucional y para lograrlo, es tarea colectiva y colegiada, y no de uno solo.

Inicié citando a Don Jesús Reyes Heroles en reconocimiento a que hay lecciones del pasado que además de resultar punto de partida son adaptables a casi todas las variables de nuevos tiempos, con la flexibilidad y las condiciones para cambiar y ser mejores. 

Y es que en el pasado así lo vislumbraron quienes lucharon en la vida política de Veracruz y México para hacer realidad sus pensamientos, y convertirlos en masa y energía, diría Albert Einstein en su más histórica «ecuación» y esto nos lleva a evitar perder de vista que en las elecciones la ecuación es simple; «sumar y multiplicar, y restar para dividir».

También creo que la lealtad no se vende en las farmacias, pero  también, que los talentos se mezclan entre el ADN y el trabajo diario superando entornos, y a veces con una alta complejidad llamada envidia, «pero aunque la envidia tenga el sueño muy ligero y poco duerma, ésta no es eterna».

DE SOBREMESA

Todos los partidos políticos deben evitar transitar por el camino de palancas y herencias, y pasar a la autopista en donde se reconocen las capacidades, talentos y esfuerzos sociales, pues es ahí en donde radica el único vehículo para tratar de hacer política con humildad y lealtad, y la emoción para el servicio, y este sentimiento nace desde muy joven a través de actividades sociales, culturales, deportivas y recreativas que van creciendo y desarrollándose.

UN CAFÉ CON DOBLE CARGA 

El amor por México y nuestra tierra veracruzana se nos inculcaron a muchos de mi generación desde el entorno familiar, y por ello observo el acontecer en algunos partidos en donde me parece que prevalece más el capricho por encima de la disciplina y la determinación por armonizar las voluntades, respetando ópticas individuales.

UN CAFÉ NEGRO CALIENTE

Los políticos hechos en el horno de microondas hacen políticas públicas desechables y podría ser perjudicial para la sociedad en su conjunto.

¡ES CUANTO!

 José Luis Enríquez Ambell

enamjl62@gmail.com; enriquezambell@gmail.com

Secretario General de la Federación Auténtica de Trabajadores del Estado de Veracruz (FATEV – JLEG) Registro Federal del Trabajo # 5844 y Director General de la Consultoría y Asesoría Integral AECAI Torre Ánimas en Xalapa, Ver.

Artículo anteriorNuestros juguetes, nuestros juegos, nuestra infancia
Artículo siguienteYa todos se fueron
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí