Inicio POLÍTICA La marcha

La marcha

230

La política en rosa

Elsbeth Lenz 

Durante los primeros minutos de la madrugada del domingo, salieron de diversos puntos del estado de Veracruz, camiones pletóricos de cristianos, con destino a la ciudad de México, toda esa gente, fue a la marcha convocada por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. 

¿Asistentes? De muchos tipos, desde los funcionarios de primera línea, que acudieron convencidos y en agradecimiento a su líder, ese líder que hizo posible que hoy por hoy, coman con manteca, vistan Ferragamo y paguen sus hipotecas, cosa que hace unos años, ellos no creían posible, hasta burócratas obligados y con tremendo encabronamiento. 

Los funcionarios de primera línea, esos se fueron en sus camionetas, con sus viáticos en la cartera, su chofer y sus colaboradores allegados, ellos desde el sábado durmieron en su hotelito a guuuuuusto, desayunaron ayer sus huevitos, sus chilaquiles, su fruta, sus jugos y su cafecito de olla, para aguantar el día que les esperaba. 

Dentro de esos funcionarios de primera línea, también hay estilos, algunos de ellos están plenamente conscientes, de que esto sigue y que su carrera política, esa apenas comienza, ellos les facilitaros a sus subordinados el transporte, el lonche y además, hablaron con ellos directamente, se apersonaron en cada una de las áreas y con un uso florido el lenguaje, les pidieron el apoyo a los burócratas, que si bien no van ni convencidos, ni felices, al menos van con cierta lealtad, ya que con el jefe en turno, les ha ido bien, el jefe se ha comprometido con ellos y les ha dado su lugar, los trata bien y hay que apoyarlo, esos funcionarios saben, que pase lo que pase y llegue quien llegue trabajarán.

Lamentablemente en el cuitláhuismo, también hay otro tipo de funcionario de primera línea, ese que sabe que su incursión en el cuatroteísmo, ha sido producto de la gracia del señor, pero que en la mochila, no trae nada más que eso, por eso, ese funcionario de primera línea es miserable, déspota y gandalla; ese  funcionario de primera línea, lleva acarreados, no colaboradores; además, ese  funcionario les informó a sus subordinados, por medio de enlaces, jamás les dio la cara, solo mandó decir que habría que ir, si querían que su contrato fuera renovado, además le hizo saber al subordinado, que le tendrían que entrar con una lana, ya que les tocaría caerse con 500 pesos en algunos casos y hasta 800 en otros más. 

Ese funcionario cuatroteísta, finge tener un ego inflado, debido a que su autoestima es tan baja, que necesita cometer actos despóticos y desplantes con sus subordinados, para sentirse mejor, finalmente ese funcionario de primera fila, sabe que con la llegada de doña Rocío Nahle, su suerte cambiará radicalmente y busca por todos los medios, hacerse de recursos, para cuando lleguen las vacas flacas. 

Son esos funcionarios pusilánimes, mediocres y fantoches, los que han hecho un daño irremediable al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, son ellos los que se dicen sus amigos, los que más le han metido la mano al cajón y se les nota, los que lo traicionan con solo abrir la boca y los que una vez que esto se acabe, saldrán como ratas en naufragio, sin hacerse cargo de sus propios errores. 

Una pena, la oportunidad enorme que han tenido y la manera en que la han desperdiciado.

Cosas de la vida y menudencias
Un éxito el festival Xalapa y su Cultura, con esos conciertos maravillosos de Tania Libertad, que cantó majestuosamente con la orquesta municipal y por supuesto que el concierto de Eugenia León; además los eventos gastronómicos, culturales y musicales que hubo durante el festival todos excelentes, muy bien por don Iván Martínez Olvera y todo su equipo, muy profesionales. 

Hoy a las 4 pm, comparecerá ante la comisión de turismo de la LCVI Legislatura, el titular de la Secretaría de Turismo de Veracruz,  Iván Martínez Olvera, allá nos vemos.   

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Artículo anteriorEl breve espacio que dejó Milanés
Artículo siguiente«La poesía es otro nombre para la libertad»: Mircea Cărtărescu
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí