Inicio TURISMO/CULTURA La reveladora carta que una madre dirigió al cineasta Alfonso Cuarón

La reveladora carta que una madre dirigió al cineasta Alfonso Cuarón

83
0

 

Don Alfonso Cuarón,

Lamentablemente no vi ROMA. Supongo que Ud seguirá recogiendo las congratulaciones globales por su tercer Oscar, hasta que su siguiente película vuelva a ponerlo entre los mejores directores.
He vivido en México y es mi segunda patria. Así que me siento tantito su compatriota. Con gusto puedo eternizarme hablando con Ud de tacos de tripa, el Peje, Benito Juárez, la selva lacandona, o mi maravillosa ciudad de las Montañas con su Cerro de la Silla.
En fin… Muchas y abundantes Felicitaciones!
Por otro lado, también quiero darle las gracias.
Ud ha sido muy valiente.
Ud ha hecho lo que muchos padres no hacemos, o no podemos o no sabemos cómo…
Ud le puso a su hijo Olmo un traje impecable y se lo llevó orgulloso a los Oscar a darnos una gran lección.
La presencia de Olmo a su lado ha visibilizado una realidad que vivimos día a día las familias en el Autismo: La discapacidad invisible de nuestros hijos e hijas nos habitua o nos condena a cerrar la persiana social.
Nos hace sentir que vivimos en una frontera interminable. Migrando entre un mundo y otro. Como si fuéramos intérpretes eternos de una realidad bastante desgastante. En ese limbo culposo de no saber hasta dónde, hasta cuándo y de cuestionarnos sobre esa vulnerable, limitante, extraña y mutante zona de confort, que buscamos afanosamente… A veces en busca de la calma, a veces en busca de la soledad o a veces obligados por entornos de muy baja comprensión y empatía. Esa zona que no podemos determinar si protege a nuestros hijos o nos protege a nosotros de enfrentar con aplomo a una sociedad que primero fusila y luego consulta. Qué primero condena y luego pregunta.
Yo estoy tan orgullosa de mi hijo como Ud lo está del suyo. Por eso voy a tomar su ejemplo y voy a vivir con menos prejuicios. Voy a salir más con Mateo. Voy a aprender a contestar las preguntas sobre su conducta, sobre sus llantos inesperados, sobre su limitada capacidad de hacerse entender, sobre sus frustraciones en público con más tolerancia y menos escueta.
Mateo tiene 13 años, como Olmo.
Hace 11 años que llegó el Autismo a nuestras vidas. Ese huésped inesperado. Ese elefante en la habitación. Ese conjunto de síntomas que nos clasifica en las estadísticas, que está descrito en el DSM 5 y que, sin compasión, nos metió en una unidad de medida que es injusta, desgastante, imprudente, insoportable: la espantosa vara de la normalidad.
Señor Cuarón, Ud es muy valiente.
Ud y Olmo hicieron que hoy muchas personas en el mundo se enteren de que el Autismo es una condicion del neurodesarrollo que afecta a millones de personas en el Mundo. Mi hijo entre ellas. Su hijo entre ellas.
Ud ha hecho algo que todos necesitamos hacer: hablar de Autismo… Que la discapacidad psicosocial deje de ser un estigma y que sea, con el tiempo y para los conceptos colectivos, una forma más de existir para co-existir.
Olmo nos ha hecho un poco sus padres en las últimas 24 horas.
Ud y Olmo han enviado al mundo un mensaje poderoso e irrefutable…El mensaje del testimonio. El mensaje de que las personas con discapacidad no necesitan caridad ni lástima. Necesitan derechos y oportunidades. Ustedes han allanado un poco más el camino para beneficio de muchas familias. Entre ellas la mía.
La información es una herramienta de poder. Probablemebte ud lo sabe mejor que nadie.
Ud la ha usado sabiamente.
Hablemos de Autismo.
#StopStupidMemes

Este mundo necesita todo tipo de mentes.
Una persona con Autismo es fascinante. Les invito a que se acerquen a alguna y conozcan la maravillosa historia de superación que hay en cada una.
Es la vida y nos alcanza. Implacable, pero tremendamente generosa.

Texto y fotos tomadas de la página en Facebook de Lidia E. Núñez

 

Artículo anteriorEl poderoso Dhabiyan: el «juguete» todo terreno diseñado por el jeque de Dubái
Artículo siguientePerder a un hijo, el dolor más grande: Joel
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí