Inicio OPINIONES La tragedia de Cardel

La tragedia de Cardel

El trágico accidente que se registró este sábado en el libramiento de Cardel, merece un enérgico llamado de atención tanto a los propietarios de terrenos como a los cuerpos de emergencia, corporaciones policiacas y de vialidad, toda vez que la causa que provocó la mega carambola fue una quema intencional de cañales y pastizales que impidió la visibilidad de los conductores que a esa hora circulaban por esta carretera.

En la colisión múltiple participaron 15 vehículos de distintos tipos y tamaños, y lamentablemente murieron 6 personas y 19 heridos de gravedad aún se debaten entre la vida y la muerte.

La tragedia bien se pudo haber evitado si al percatarse de la cerrazón causada por el humo, las autoridades hubieran bloqueado el paso hasta que los bomberos controlaran el fuego.

Ya es hora de crear consciencia sobre los graves riesgos que implican para la población hacer quemas de pastizales o basura, sin dejar de considerar el daño ambiental que esta mala práctica ocasiona a la atmósfera.

Este domingo no había paso por el libramiento de Cardel; al ir circulando de Xalapa hacia Veracruz había personal desviando el tránsito con banderolas y conos naranjas bloqueando los carriles por donde fue la fatídica carambola.

¿Qué esto no lo pudieron haber hecho el sábado en cuánto vieron el incendio?

El fuego siempre es un riesgo, no nada más por los daños materiales que pudiera ocasionar, sino también por los daños colaterales que provoca entre la gente. No es el solo hecho de resultar quemado, sino también de morir asfixiado con el humo que se mete hasta los pulmones y no permite que los tripulantes o pasajeros respiren.

Nada les cuesta a las autoridades ponerse las pilas y cerrar o poner patrullas que avisen o desvíen la circulación para evitar correr estos riesgos.

Esta vez ninguno de los tripulantes tuvo la culpa, pero se debe investigar a fondo para deslindar responsabilidades. La culpa está entre los propietarios de los predios y los dueños del Ingenio Azucarero El Modelo, quienes prendieron fuego a sus pastizales y cañales, y deben ser obligados a pagar una justa indemnización, para reparar el daño causado a los afectados y a los familiares de las víctimas mortales de esta carambola.

INCENDIOS ESPONTÁNEOS

También hace unos días se registró otro incendio en el pantano de Las Matas, donde por fortuna no hubo accidentes graves que lamentar, aun cuando sí estuvimos a punto de chocar o de ser alcanzados por otro vehículo cuando al ir manejando de pronto te encuentras como si tuvieras una venda en los ojos, envuelto en la humazón que ya no te permite ver ni atrás ni adelante de ti en un tramo carretero donde no hay acotamiento ni espacio para poder orillarse. Todo es como una nube gris movida por el viento.

Las Matas es una ruta muy transitada propensa a incendios espontáneos, por lo que durante la temporada de sequía debe haber un equipo de prevención, listo para entrar en acción de manera inmediata y no esperar a que se repita una tragedia similar a la del pasado sábado en Cardel, donde un accidente tan lamentable sí se pudo haber evitado.

Artículo anteriorMataron la Inocencia
Artículo siguienteUNAM y Fundación Markoptic crean dispositivo para tratar glaucoma

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí