Inicio SALUD La vaca filósofa

La vaca filósofa

44
0

Bolívar Hernández.

Otro mundo, el esotérico.

En mi ya larga vida he querido experimentar de todo lo que me llama la atención, con una sed de saber impulsada por mi curiosidad infantil.

Soy un hombre científico que basa su conocimiento en la evidencia científica disponible, sin embargo incursioné en el fascinante mundo oculto, esotérico para saciar mi curiosidad.

En la vida he estado expuesto a varias experiencias paranormales, sin encontrar alguna explicación racional a todas ellas. Sobre todo han tenido relación con lo que se conoce como “telepatía “ , una suerte de pensamientos que conectan simultáneamente con otros individuos. Por ejemplo, encuentra fortuitos en la calle con personas que hace unos instantes antes vinieron a la mente en forma abrupta.

En otras ocasiones observé señales en mi hogar que consistían en el movimiento de objetos que caían al suelo sin ninguna explicación racional, y que eran “ avisos” de sucesos por venir.

Hipnosis.

La hipnosis es un procedimiento empleado en los inicios del psicoanálisis como una forma de curación inducida por la sugestión en el paciente. La hipnosis es un estado mental o una serie de actitudes generadas por sugestión, para fines curativos, como cambiar hábitos y comportamientos no deseados; el típico asunto es para dejar de fumar o comer compulsivamente.

Franz Antón Mesmer, 1734-1815, fue el precursor de la hipnosis con fines curativos.

Cuando era estudiante de antropología, 1964-1968, al margen de mis estudios académicos, desarrollé un método de hipnosis colectiva, y organizaba sesiones con grupos de personas de diferentes edades, y por medio de la sugestión los hipnotizaba en unos cuantos minutos.

Me gané unos cuantos pesos haciendo sesiones de hipnosis colectiva, creando un espectáculo divertido. Era un estudiante pobre pero con una gran imaginación y con mucha hambre.

La sugestión está en la modulación de la voz, más que en el movimiento de un péndulo ante los ojos del sujeto. Mi tono de voz, modulada, incitaba al sueño hipnótico con facilidad.

Muchos años después, siendo docente universitario en varias instituciones de educación superior, algunos estudiantes en mis cursos me pedían ser hipnotizados porque se enteraron de eso por otros estudiantes. Lo hice varias veces, y dormí a grupos numerosos de jóvenes universitarios, con quienes imaginamos viajes en avión. Algunos de ellos se mareaban por el vuelo, otros querían vomitar, etcétera etcétera.

Neoreiki.

Me preparé por tres años hasta obtener una maestría en Reiki, neo reiki, que

consiste en un método curativo por medio de la imposición de manos, sin tocar el cuerpo físico del paciente; se colocan las palmas de las manos hacia abajo a unos 20 centímetros de distancia del cuerpo físico del paciente, y así se trasmite energía positiva de un cuerpo al otro, uno es solo el canal de transmisión energética.

Esta técnica se basa en los 7 chacras que tiene el cuerpo humano, según los esotéricos. En cada chacra se hace la imposición de manos para obtener un fluido de energías de la cabeza a los pies.

Solía hacer un simple ejercicio de reiki con mis alumnos universitarios, y consistía en que ellos formaban un círculo, cerraban los ojos y ponían las palmas de sus manos hacia arriba, y yo pasaba con cada uno de ellos y colocaba mis manos sobre las suyas a una distancia de 10 centímetros y ellos percibían una ola intensa de calor en sus propias manos.

Nunca he intentado curar a alguien con este método.

Tarot de Osho.

Hace muchos años me introduje en el manejo de las barajas del Tarot, primero con el de Marsella, que es el clásico, y luego con el de Osho que es más complejo.

La baraja se compone en términos generales con 78 cartas, 56 divididas en 4 palos de 14 cartas cada uno, y luego 21 cartas especiales, más una sin número o número cero.

El Tarot se usa como un medio de “adivinación “ del pasado, el presente , y a veces del futuro, como un tipo de cartomancia.

El Tarot tiene muchos adeptos y su lectura la encuentran fascinante para desentrañar el presente y otras para ver el futuro.

Cada una de las 78 cartas tiene un significado específico, y en combinación con otras cartas proporciona un panorama muy rico para la interpretación .

Pienso que ayuda mucho al lector del Tarot tener una capacidad de observación muy aguda del comportamiento humano. Para poder decir o preguntar algo pertinente que sacuda la consciencia del que consulta las cartas.

El Péndulo.

El péndulo es un instrumento muy utilizado por el mundo esotérico, y sirve para consultar cuestiones que solo admiten como respuesta un NO o un SI.

Lo más usual en el uso del péndulo es que la respuesta SI es con un movimiento pendular, oscilatorio, en cambio la respuesta NO a es con un movimiento circular.

El péndulo es un objeto con forma de corazón, y puede ser de metal o de roca volcánica, o un cuarzo, sujeto con un hilo fuerte.

Homeopatía.

No hay evidencia científica de su utilidad en la curación de enfermedades, para muchos médicos alopatas más bien funciona como un placebo, como algo basado en la creencia mágica del paciente.

Son glóbulos, “chochos” , sustancias líquidas. Los homeópatas consideran que es una medicina alternativa.

La homeopatía fue inventada por Samuel Hahnemann, alemán él, en 1796.

El postulado consiste en que lo similar cura lo similar, con una sustancia que causa los síntomas de una enfermedad en personas sana curará los síntomas en personas enfermas.

Por muchos años trataron a mis hijos con homeopatía, y si dio resultados. Teníamos, y tenemos , muchas objeciones importantes con los efectos de las medicinas alopatícas.

Mi prueba de confianza me la daba la doctora González , una doctora convencional, que llegó a cumplir 100 años con plena salud basada en la homeopatía.

Nunca mas volví a ocupar la homeopatía, después.

Hasta pronto adeptos a la magia, a lo esotérico, recuerden que la vida es un misterio para la ciencia en muchos aspectos , y lo mágico y la superchería ocupan todavía un sitio importante en el imaginario colectivo. Solo basta observar las posturas de millones de seres humanos con respecto a las vacunas del COVID-19.

Fin de la historia.

Artículo anterior¡Va por ti, hermanito Froy!
Artículo siguienteCartelera política
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí