Inicio POLÍTICA La XXIII

La XXIII

108
0

Muchos temas para abordar. La buena noticia, el gobierno federal ha declarado que
aplicará la dosis de refuerzo de la vacuna en contra del Covid en México y que en Puebla
iniciará el próximo martes. Evidencia de que se está corrigiendo la política de prevención
en materia de salud por la presencia de la nueva variante del Covid conocida como
Ómicron.

La mala noticia, que no sucede lo mismo con la política de migración que ha hecho crisis.
Un tráiler que transportaba hacinadas a más de 150 personas migrantes todas, pasó
libremente por tres retenes y ninguna de sus autoridades tanto de Migración, como
Guardia Nacional, o Policía estatal, o las del gobierno de Chiapas lo notó. 50 personas
fallecidas, más de cien heridos fue el resultado del accidente que sufrió este tráiler, deja al
descubierto el negocio que representa el tráfico de migrantes y evidencia la corrupción
actual de sus autoridades; pero también atestiguamos las violaciones que se han
presentado al paso de la caravana de migrantes por esta ciudad de Puebla.

El presidente López Obrador tendrá que demostrar ahora sí su tan mencionada intención de acabar con la corrupción, porque esta ocasión no podrá culpar a los de antes como acostumbra ya
que todas son autoridades nombradas por él mismo y los hechos han ocurrido en el
territorio mexicano, además de que no sólo aceptó, también impulsó el programa
“Quédate en México”.

Y entre esas noticias asistimos virtualmente a la sesión Plenaria de la Asamblea Nacional
número XXIII del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Una Asamblea declarativa ya
que los documentos básicos (Declaración de Principios, Programa de Acción, Estatutos y
Código de ética) no fueron modificados.

Ahí se expresó que el PRI tiene la mayor preocupación por lo que está sucediendo en el
país. Que se refrenda en la corriente de la social democracia con un perfil progresista. Por
una economía social, seguridad agroalimentaria, derechos de migrantes, igualdad social,
democracia laica, libre, integral y de respeto garantista a los derechos humanos; por
fortalecer presencia territorial, formas de asignación de candidaturas, reglas para

gobiernos de coalición en los tres niveles de gobierno municipal, estatal, federal.

Por un campo ordenado, por la defensa de la educación y de los organismos autónomos. Por un
partido feminista y por la igualdad de género, por el combate a la violencia política en
razón de género, por acrecentar espacios de las mujeres. Por la búsqueda de nuevos
nichos, de simpatizantes y militantes, por la atención a comités seccionales, integración de
órganos colegiados.

Que se debe revalorar a la militancia y siempre dando preferencia a
quienes han mostrado ética partidista, que uno de cada tres candidaturas a todos los
cargos tanto de Mayoría Relativa (MR) como de Representación Proporcional (RP) serán
para jóvenes en primeras posiciones garantizando que en cada bloque de tres por la vía de
la RP haya una persona joven menor de 35 años. Que todo acto de corrupción es
intolerable, que se suma a la agenda 2030. Que las coaliciones deberán estar sustentadas
en resultados electorales, cuidando proporcionalidad de candidaturas y espacios en
equipo de gobiernos por el peso de cada partido, entre otros puntos declarativos.

Importante sin duda. Urgente, una renovación ética, recuperar arraigo social y confianza
ciudadana. Y qué tal si se analiza la vida interna del PRI y de sus estructuras. Hace unos
días se conoció sobre la formación del Frente Nacional por la refundación del PRI,
convocado por distinguidos priistas, al que se suman tres corrientes nacionales de opinión
internas, o ¿la simulación será una constante y costumbre? ¿Haremos como si no
existieran esas y otras voces o la presencia de liderazgos emergentes en el país? ¿Cómo
implementaremos los resultados de esa Asamblea declarativa?

Entre tanto, esperamos que pronto se concluya con la aplicación de los dos esquemas de
vacunación aún pendientes para muchos poblanos y mexicanos que aún no han concluido.
Esperaremos a conocer a los responsables por omisión del fallecimiento de migrantes o
¿pasará lo mismo con lo sucedido con la Línea 12 del Metro de la ciudad de México que
hasta la fecha sigue sin haber culpables? o ¿con los que incurrieron en tantas omisiones
que llevaron a la muerte de esos cientos de miles de mexicanos por Covid?


Escribía una amiga recientemente: “Ayotzinapa es a Enrique Peña Nieto (EPN) como, los
migrantes es a López Obrador” (Martha Gutiérrez, El Heraldo de México, 12/12/2021).

Yo agregaría: Ayotzinapa es a EPN; como los cientos de miles fallecidos por Covid, las
personas que murieron al caer la Línea 12, las muertes inocentes que ha dejado la
delincuencia organizada y ahora los migrantes fallecidos, son a López Obrador (AMLO),
hasta ahora.

Sin duda tiempos inciertos.
El slogan de la XXIII Asamblea Nacional del PRI fue: Nuevos tiempos. Nuevos retos.
¿Estamos preparados para enfrentarlos?

Ya veremos…
rgolmedo51@gmail.com
@rgolmedo
Palabra de Mujer Atlixco
rociogarciaolmedo.com

Artículo anteriorUn sueño trágico
Artículo siguienteMovimiento Ciudadano
Diputada de la LX Legislatura del @CongresoPue Integrante del
@GL_PRIPuebla Maestra en Derecho, Políticas Públicas y Género.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí