Inicio TURISMO/CULTURA Lo autos

Lo autos

281

Observo detalladamente los anuncios de los coches, tienen cargador de teléfono y otros tiliches eléctricos, sin conexiones, así, al puro aigre.

Cuentan con quince o más bocinas para enloquecer a los peatones con el volumen a todo lo alto. Con guofer que retumba y cimbra a los carromatos vecinos.

Tiene un buscador que te lleva a tu destino y lo hace aunque tu sepas donde. Imagina rutas distintas y te avisa si en tu camino hay un trailer atravesado. O maistrines agüevonados y también atravesados.

Si necesitas conexión internet te la facilita aunque sea complicado el uso mientras manejas.

Teóricamente te va describiendo el correcto funcionamiento de todos los chunches del vehículo y te precisa cuál chip está fallando.

Igualmente avisa del consumo de gasolina Dos Bocas (cuando la haya, naturalmente), la cantidad que almacena tu tanque, cuántos kilómetros te dará y hasta el promedio de consumo por metro transcurrido.

Si te gusta el sol, cuenta con su enorme techote de vidrio que te da la sensación de viajar en libertad total.

El solitario botón que permite seleccionar cuatro formas de manejo. Antes, se manejaba pa lante, pa tras, hoy no sé porque ya no tengo coche.

Sin embargo veo que caminan igual, atrás, adelante.

Me canso de intentar desentrañar qué es lo que venden o qué motiva a los compradores, lo único que no encuentro, es la confirmación de que pueden usarse como transportes.

Esto es, que andan como Lázaro que se levantó y andó…

Artículo anterior¿Habrá independientes?
Artículo siguienteEl festival de Xalapa
Periodista antediluviano, corresponsal en el exterior y reportero en méxico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí