Inicio MEDIO AMBIENTE Los próximos eclipses de Sol en México

Los próximos eclipses de Sol en México

260

Este jueves 20 de abril, las miradas estuvieron en el eclipse total del Sol en Exmouth, en la costa occidental de Australia, así como en otras partes del Hemisferio Sur.

Este evento fue especial, pues es más extraño que la mayoría; es lo que se denomina un eclipse híbrido. Ocurre una vez cada 10 años aproximadamente. Su peculiaridad es que en este único evento se observan los diferentes tipos de eclipses que estamos acostumbrados a ver en diferentes épocas del año: el parcial, anular y total.

En nuestro país no fue visible. Pero no te preocupes, en los siguientes meses, el 14 de octubre (2023), y el próximo año, en abril de 2024, se podrá observar este fenómeno natural desde el territorio mexicano.

Ciencia UNAM conversó con Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, sobre los eclipses de Sol, de Luna y su trascendencia para la ciencia que estudia el cosmos.

La sombra

Para los astrónomos, un eclipse sucede cuando un astro pasa delante de otro ocultándolo total o parcialmente visto desde la Tierra o desde el espacio. 

Por ejemplo, en nuestra casa podemos producir un eclipse cuando ponemos nuestra mano entre un foco y nuestros ojos, ocultando así la luz proveniente del foco y produciendo una sombra en nuestra cara, podemos decir que es un eclipse de foco, dice la doctora Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM.

En la naturaleza ocurren muchas clases de eclipses, cada vez que un cuerpo celeste se interpone entre una estrella y un observador, estamos ante este evento astronómico.

La Luna se mueve alrededor de la Tierra, dándole una vuelta completa en 27.32 días. El aspecto de la Luna vista desde la Tierra cambia porque depende de cómo se encuentre ubicada con respecto al Sol.

Todos los astros que no son el Sol tienen su lado día y su lado noche, ya que son opacos.  Así que las fases de la Luna son la sucesión de los días y las noches de este satélite vistas desde la Tierra.

Por ejemplo, cuando la Luna está llena, la Tierra se encuentra entre el Sol y la esfera lunar. La vemos completamente iluminada porque es como si estuviéramos viendo de frente a una persona que tiene una lámpara dirigida a la cara.

Durante la fase de la Luna Nueva, la Luna se encuentra entre el Sol y la Tierra y la cara iluminada queda fuera de nuestro rango de visión. Es como si estuviéramos viendo de frente a una persona que tiene una lámpara dirigida a la nuca.

En las fases de Cuarto Creciente y Cuarto Menguante, sólo vemos una porción de la cara iluminada de la Luna; como si estuviéramos viendo el perfil de una persona que tiene una lámpara dirigida a la cara o a la nuca, explica la investigadora.

Alineación perfecta

Existe una gran coincidencia de la naturaleza, y es que la Luna y el Sol tienen, vistos desde la Tierra, aproximadamente el mismo diámetro angular de medio grado en el cielo (cuando extendemos el brazo y levantamos el pulgar, este presenta un diámetro aparente de medio grado). Es decir, aunque el tamaño de la Luna es de 400 veces menor que el del Sol, también está 400 veces más cerca. 

Hay dos tipos de eclipses en el sistema Sol-Tierra-Luna: los de Luna y los de Sol. Para que alguno ocurra es necesario que los tres objetos estén alineados.

Para que ocurra un eclipse lunar, es necesario que haya Luna Llena. Este tipo de eclipse se da cuando la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol.

Los eclipses solares se producen cuando la Luna se interpone entre el Sol y el sitio de la Tierra dónde se encuentra el observador. Se requiere que ésta se encuentre en fase de Luna Nueva.

No ocurren eclipses cada mes porque el plano de la órbita de la Luna no coincide con el plano de la Tierra; estos dos planos forman entre sí un ángulo de 5 grados aproximadamente. Así que solo se producen eclipses cuando el Sol, la Luna y la Tierra están perfectamente alineados, asegura Julieta Fierro.

Los eclipses de Sol ocurren aproximadamente dos veces al año, en algún lugar de nuestro planeta.

Durante este evento astronómico, los astrónomos pueden tomar imágenes y obtener información importante que de otra forma no sería posible.

Para observarlo, cuando el astro no está totalmente cubierto, se requiere de protección. Puede ser empleando filtros especiales o lentes del soldador de número 12 o superior. Los lentes de Sol, ni el reflejo en el agua son seguros, pueden causar daño a la retina, enfatiza la especialista.

En ocasiones la Luna está más lejos de la Tierra y no cubre totalmente al Sol, aunque pase justo delante de él; en cuyo caso se produce un eclipse anular. Es el  que ocurrirá el 14 de octubre del 2023 y será visible en México.

Trayectoria del eclipse anular de Sol del 14 de octubre del 2023. 

El 8 de abril del 2024 se observará un eclipse solar de cuatro minutos de totalidad en México.

Eclipse total de Sol. Se observa la corona la región del Sol que está a millones de grados. Su forma depende del campo magnético solar.

Trayectoria del eclipse total de Sol que se verá en México en el 2024.

Imágenes tomadas de:  NASA, ESA, JPL

Artículo anteriorEl 24 de octubre del año de 1865, Huatusco perdió a uno de sus hijos más queridos: don Francisco Marrero
Artículo siguienteQue dice Cuitláhuac que no

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí