Inicio OPINIONES Mapa de riesgo

Mapa de riesgo


En estos días, el Municipio de Xalapa, retomó el tema sobre la edición ya ctualización del Mapa de Riesgos para la ciudad y, aunque no recibió el apoyo esperado de la SEDATU, el presidente municipal decidió actualizar dicho proyecto con recursos propios.

Obviamente esta decisión abre el debate de que si está bien o no,  ambos posicionamientos puede chocar en las opinión de los ciudadanos y, quizás, hasta de los entes politicos que analizan y juzgan la actuación del edil xalapeño, que dicho sea de paso, ha tenido algunos encontronazos con la opinión pública por varias decisiones mal tomadas  por sus directores, sobretodo de obra pública, que lo han puesto en situaciones débiles en cuanto a la comunicación social con la ciudadanía xalapeña.

Sin embargo, este acción que seguramente será cuestionada, por la inversión que representa, definitivamente, es necesaria para mitigar los problemas que año con año se presentan en la temporada de lluvias y, sobretodo, cuando hay situaciones graves por el impacto de algunos meteoros o fenómenos climáticos que atraen temporales atípicos de agua sobre la ciudad.

Los detractores hablarán del gasto ocioso del edil por una decisión con cuestionable beneficio para la población, cuando hay otros temas como el bacheo o la reparación de luminarias y poda de arboles con ramas viejas, además, de acentuar la campaña para el manejo de los desehecho solidos y organicos  de las casas y la que los pobladores tiran en la ciudad.

Hipolito, el alcalde con buenas intenciones, previene con esta producción la actualización del Mapa para a traves de las acciones municipales culquier tipo de contingencia que impacte en la ciudad pueda ser controlada en tiempo y forma y evitar, en lo posible, mayores daños en la infraestructura urbana, el patrimonio de los xalapeños y situaciones de crisis por inundaciones, sismos y otros daños mayores a la ciudad.

Aunque ha pasado un año y medio de gestión municipal y el Ayuntamiento de Xalapa cuenta con un Mapa de Riesgos elaborado desde 2011, suponemos que una actualización en estos momentos justo, antes de que empiecen la temporada de huracanes, es una medida preventiva que ayudará, sin duda, a paliar los desastres que los fenómenos naturales provocan.

Con planeación adecuada, la administración municipal tiene la oportunidad de prever con puntualidad cualquier contingencia y responder para asegurar a las instituciones y sociedad, con el mínimo de riesgos posibles contra las eventualidades.

Por eso la elaboración de los Atlas de Riesgos Municipales constituye el primer paso de las autoridades responsables que se preocupan por su gente y se previenen para que ninguna emergencia, tome desprevenidos a las autoridades y ciudadanía, para enfrentarla, en caso de que se presenten.

Los fenomenos perturbadores que pueden romper con la estabilidad social por el impacto de cualquier fenomeno natural devastador, obligará a la administración municipal y sus directores a estar en alerta, porque las directrices de identificación de las zonas más vulnerabes exige planeación, prevención y acción ante la contingencia.

Suponemos que el Atlas de Riesgos identifica las zonas proclives a resultar con mayor afectación o daño, a ello, habrá que sumarles el desplieque téecnico de los servidores públicos del municipio que ante la advertencia de los lugares con más peligro, reciban ayuda de inmediato.

Obviamente, la sociedad debe, paralelamente, organizarse y coadyubar con la autoridad municipal para evitar daños mayores ante un evento natural severo, ¿cómo?  evitando tirar basura en las calles, podar ramas, atender todas las recomendaciones de Protección Civil, de las regidurías, cruz roja, sistema DIF y todas las instituciones de emergencia para hacer frente a cualquiera de los eventos climatologicos, e incluso, los provocados por accidentes toxicos  por fuga de susutancias quimicas que diariamente transportan por la carretera que pasa por la ciudad.

En fin, el alcalde Hipolito, al comprometerse con la ciudadania en la actualización del Atlas de Riesgos como  instrumento rector que sirve como base del conocimientos del territorio y de los peligros que pueden afectar a la población y a la infraestructura en el municipio adquiere la responsabilidad de dar resultados positivos y con los menores daños posibles, si se actúa en tiempo y siguiendo los lineamientos preventivos del Atlas.

Em teoría, en papel, el alcalde Hipolito, tendrá la herramienta precisa que le permitirá hacer un buen trabajo y contar con infraestructura mas segura e instruir al personal con una adecuada toma de decisiones para la reducción del riesgo por desastres.

Definitivamente, esperamos que su personal asuma el compromiso del munícipe para rendir saldos blancos y adelantarse, con la prevención, a cualquier situación que comprometa la integridad de los xalapeños.

Ojalá que las cosas le resulten al alcalde y que su gabinete y personal del ayuntamiento asuman, junto con él, el compromiso con el pueblo y no dada más se inviertan recursos en un Atlas de Riesgos, para que luzca cerrado en un anaquel de la biblioteca municipal.

Suburbio 1

Como diría doña Leonor: Quiero ver…

fl.carranco@gmail.com

Artículo anteriorLos centros comerciales y su responsabilidad civil
Artículo siguienteLa sangre, hilo conductor entre el bien y el mal, Duane Cochran

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí