Inicio POLÍTICA Morena sin opositor en Chiapas ante comicios amenazados por la violencia

Morena sin opositor en Chiapas ante comicios amenazados por la violencia

83

Ricardo Del Muro / Austral

En la antesala de la contienda electoral de 2024 en la que disputará la gubernatura de Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar mantiene una ventaja de que va del 49 al 63 por ciento, de acuerdo a varias encuestadoras, ante una oposición, donde los partidos aliados en el Frente Amplio (PRI, PAN y PRD), todavía no tienen candidato, faltando una semana para el inicio de las precampañas.

El pasado domingo inició el proceso electoral local que culminará el 2 de junio con la elección del gobernador, 24 diputados de mayoría y 16 de representación proporcional, así como los integrantes de 123 ayuntamientos.

Hace tres meses, en octubre del año pasado, Rubén Zuarth del PRI, Carlos Palomeque del PAN y José Antonio Vázquez del PRD, ofrecieron una conferencia de prensa en donde informaron la instalación de una mesa técnica política para definir los perfiles de sus prospectos para ser candidatos.

Las dirigencias han filtrado algunos nombres y otros han optado por la autopromoción: la diputada local Olga Luz Espinosa Morales; la diputada federal Adela Ramos Juárez; la secretaria general del PRI, Rita Balboa. Además se ha mencionado a los dirigentes partidistas: Zuarth, Palomeque y Vázquez, así como al diputado federal Diego Valente y Willy Ochoa Gallegos; y, por supuesto, Paco Rojas, pero es evidente que, como dijera Rubén Figueroa, la “caballada está muy flaca”.

De 14 partidos políticos que participaron en las pasadas elecciones estatales, para este 2024 sólo competirán once debido a que tres perdieron su registro (Partido Popular Chiapaneco, Fuerza por México y Nueva Alianza) y en los casos de Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), aunque en Chiapas no alcanzaron el 3 por ciento de la votación, lograron su participación gracias a conservaron su registro a nivel nacional.

Ante un padrón electoral de 3 millones 942 mil 928 ciudadanos y 9 mil 802 chiapanecos residentes en el extranjero, que podrán votar, el reto para el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) y el Instituto Nacional Electoral (INE) es garantizar el sufragio efectivo y reducir el abstencionismo y la desconfianza, pero sobre todo instalar casillas y realizar los comicios en los municipios fronterizos y de la sierra donde hay inseguridad por la presencia de grupos paramilitares y del crimen organizado.

En el último proceso electoral hubo seis municipios en donde no se instalaron casillas o los comicios fueron anulados por conflictos intercomunitarios, por lo que el Congreso estatal tuvo que designar concejos municipales en Venustiano Carranza, Honduras de la Sierra, Siltepec, El Parral, Emiliano Zapata y Frontera Comalapa.

La violencia se ha registrado principalmente en los comicios municipales, al grado que en algunas ocasiones han sido robadas o quemadas las urnas destinadas al conteo sufragios para la presidencia municipal y han quedado intactas las destinadas a la elección federal.

En octubre fueron secuestrados y asesinados Christian Landa Sánchez y José Luis Jiménez, encuestadores de Morena, que se encontraban trabajando en el municipio de Juárez.

De noviembre a la fecha, de acuerdo a un reporte de Aristegui Noticias, han sido asesinados o están desaparecidos cuatro precandidatos, de diferentes partidos políticos, que aspiraban a la presidencia municipal.

David Reyes González Moreno, presidente de la Unión de Ejidos de Suchiate y aspirante a la candidatura a la presidencia de ese municipio, ubicado en la frontera con Guatemala, fue asesinado el 5 enero en un camino de terracería que conduce a su rancho.

Reyes González había manifestado su intención de contender por la presidencia como candidato por el Frente Amplio por México (PRI – PAN – PRD); antes había sido agente municipal del ejido El Dorado.

Otro político asesinado fue Martín Palé Sántiz, líder de la Coordinadora de Organizaciones por el Medio Ambiente por un Chiapas Mejor (COMACH), quien aspiraba a contender por Morena por la presidencia del municipio de Huixtán.

Fue ultimado a tiros el 9 de diciembre, cuando se encontraba en el municipio de San Cristóbal de Las Casas. Semanas antes, el 25 de noviembre, había asistido a la gira de Claudia Sheinbaum en este municipio.

El pasado 26 de noviembre se reportó la desaparición de Antonio Santiz Gómez, comisariado ejidal de Maravilla Tenejapa y aspirante a la candidatura por el Partido Verde Ecologista (PVEM) para la presidencia de ese municipio fronterizo.

Antonio había creado un grupo de autodefensa para enfrentar a uno de los cárteles de la droga que intentan controlar la región y días antes de desaparecer, él y su familia se habían refugiado en Comitán.

El segundo desaparecido es Iram Guanerges Mérida Matamoros. Salió de su domicilio en Frontera Comalapa, el 14 de diciembre. Era asesor del actual presidente municipal y era considerado principal aspirante a la presidencia por la coalición de Morena y PVEM. RDM

Artículo anteriorSuperar una fobia podría aliviar otros temores
Artículo siguienteEl futuro es como un faro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí